Cómo administrar por objetivos

Utiliza la gestión visual

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1203 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
La gestión visual es el proceso de hacer que el estado del proyecto actual sea transparente gracias a un formato numérico o visual. Teniendo presentes los indicadores más importantes para el éxito del equipo, sus miembros se fijarán en lo que hacen y no se distraerán.
04:20

Transcripción

Buscando la productividad, es increíble lo ocupados que nos permitimos estar. Trabajamos más horas, hacemos varias cosas a la vez y estamos disponibles a todas horas gracias a la tecnología moderna. Esto resulta en altos niveles de estrés, y en un gran número de empleados que dejan de concentrarse. Cuando te estresas en el trabajo, es difícil separar lo que es más importante de las tareas menos urgentes. Una parte de la solución es la gestión visual, el proceso de hacer que nuestro estado sea transparente gracias a un formato numérico o visual. Piensa en los indicadores de rendimiento vitales para el éxito de tu equipo. Por ejemplo, imagina una descripción visual de las ventas de distintos productos. Las medidas que uses variarán dependiendo del tipo de trabajo que hagas, pero puedes usar este enfoque y puede funcionar en cualquier entorno laboral, tanto en producción como en cualquier oficina. Además funciona a distintos niveles, ya sea en la suite de los directores o en las trincheras de los grupos de Atención al cliente. Otros ejemplos podrían ser las ventas planeadas frente a las ventas reales, la capacidad de producción disponible frente a la utilización real, los hitos del proyecto, los niveles, los clientes servidos o simplemente el progreso de un fondo de una organización benéfica. La idea es sencilla. ¿De qué nos tenemos que preocupar más y qué aspecto visual podemos darle para que atraiga la atención de todos? Además de las medidas que seguir, hay varios lugares apropiados para registrar los datos relevantes. Ejemplos comunes son las computadoras de los empleados; espacios compartidos como ascensores, salas de reuniones o la cafetería; y por supuesto, la idea tradicional es algún tipo de marcador, digital o de otra forma en una localización que vean todos. La gestión visual se hizo popular en los entornos de manufacturación, donde la necesidad del control de producción era muy evidente, pero desde hace no muchos años, era común ver en las zonas de producción marcadores físicos con información sobre la calidad del producto, los índices de producción, etcétera. Hoy en día, las versiones digitales de estas tácticas ya son comunes en cualquier entorno laboral. Se espera que los directivos den a un botón y puedan ver rápidamente cualquier aspecto del negocio que tengan que examinar. Cuando el enfoque visual está al alcance de todo el equipo de liderazgo y de los empleados, los beneficios son que se tomen mejores decisiones y una mayor sensación de estar conectado como equipo. Estos son los motivos de que un enfoque visual funcione. Primero, es una buena herramienta para gestionar la atención. ¿Alguna vez no sabías por dónde empezar porque tu lista de cosas por hacer era interminable? Una forma rápida de abrirse paso es fijarse en el marcador para ver el rendimiento del equipo y cómo podría contribuir tu trabajo. Si piensas en las medidas principales que afectará tu trabajo, podrás hacerte una idea de cómo priorizar el día. Además, las técnicas de gestión visuales crean una sensación de responsabilidad. En resumen, no hay forma de esconderse o actuar como si no supieras exactamente la posición del grupo en las áreas más importantes. Esto nos lleva al tercer gran beneficio. Los enfoques visuales promueven la conversación honesta, a tiempo real y que soluciona problemas. Y muchas veces, se evitan las conversaciones para mejorar el rendimiento si son alguna forma de conflicto, pero si todos ven los números, es más probable que se origine la conversación. Debes usar tan pocas medidas como sea posible, y es buena idea actualizar las puntuaciones varias veces al día y no constantemente, de lo contrario, corres el riesgo de que los empleados se distraigan, en vez de ayudarlos. En resumen, la gestión visual hace que la gente se fije en lo que hace. Usa un número de medidas razonable, actualízalas cada día y ten conversaciones con el equipo sobre la marcha. Con poco esfuerzo, harás que esté informado, centrado y hable sobre cómo ser lo más productivo posible.

Cómo administrar por objetivos

Aprende a cambiar tu mentalidad, desarrollar una cultura de motivación y rendición de cuentas, tomar decisiones que importen y mantener una excelencia continua en tu trabajo.

1:16 horas (19 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:30/11/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.