Fundamentos del diseño: Composición

Uso del exceso en las composiciones

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1268 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Al contrario que el minimalismo, también tenemos a nuestro alcance la posibilidad de emplear el exceso como elemento predominante en nuestra composición. En este vídeo veremos algunos ejemplos en los que se usa correctamente.
04:55

Transcripción

Hemos hablado en más de una ocasión sobre lo importante del equilibrio, del contraste, de que todo elemento dentro de nuestra propuesta gráfica tenga un sentido. En muchas ocasiones, en la mayoría de ellas de hecho, más no significa mejor. El mensaje se podría perder en una composición caótica, Sin embargo, en diseño no todo es blanco o negro. Hay ocasiones en las que poner mucho de algo, puede que sea una buena decisión. Sé que suena un poco contradictorio, pero es la realidad. La verdad es que a veces me pongo un poco crítico. Pero es que por cada regla que definimos en diseño, estamos creando la oportunidad de romperla. El uso del exceso puede aportar sensación de profundidad, incidir en la idea de riqueza, de cantidad. Mucho ojo, porque al igual que en otro recursos que tenemos a nuestra disposición, el exceso es difícil de manejar. Empecemos por unos claros ejemplos donde el empacho de elementos es claramente un error. Tengo aquí unos ejemplos de, bueno, en este caso de páginas web, quizás con un diseño un poco anticuado, donde evidentemente, bueno, están utilizando muchas fotografías, muchos elementos y quizás, tengamos un ejemplo de que el exceso, en este caso, no es una buena solución. Pasa lo mismo, en esta famosísima página que hizo un estudiante hace muchos años, donde evidentemente si tuviésemos que buscar una marca en concreto, sería muy complicado el poder hacerlo. Con los carteles, con los pósters para fiestas también pasa lo mismo. Si empezamos a añadir muchos colores diferentes, muchas tipografías, evidentemente el mensaje es muy probable que se termine perdiendo si no lo hacemos correctamente. Vamos a ver, no obstante ahora, los ejemplos de lo que yo considero un uso correcto del exceso. Este cartel, que estamos viendo ahora mismo en pantalla, me parece un gran ejemplo de uso de exceso bien equilibrado. Tiene cierto toque de desorden. Aunque si lo analizamos, está bien equilibrado. Limita el uso de la paleta de color a tonos grises y naranja superpuestos y hace gala de muchísimos objetos de formas diferentes. Exceso, sí, pero yo creo que en este caso con sentido. Este otro ejemplo, puro exceso compositivo. ¿Queda mal? Yo creo que no, creo que todo gira en torno al elemento principal. Nuevamente tenemos una paleta de color limitada y sin hacer uso de muchos estilos tipográficos diferentes. ¿Minimalista? Desde luego que no. Pero sí que atrae nuestra atención y despierta nuestra curiosidad. Un ejemplo de exceso de titulares. Hay tanta información en esta portada editorial que apenas tenemos espacio para ubicarlo todo. La solución, jugar con el espacio tridimensional. Puede que no se vea perfectamente toda la información, pero conseguimos un efecto totalmente diferente y probablemente, incluso mejor. Impactar y atraer las miradas. La portada de una revista es como una primera cita. Las primeras impresiones quedan marcadas y es difícil cambiarlas. Otro ejemplo, en este caso, el uso de imágenes de manera excesiva. Lo que pasa es que las imágenes, en este caso, el uso del exceso de imágenes, está mitigado al enmascararlas, al usar formas básicas, para dar esa sensación de variedad al evento. Un diseño ciertamente moderno en el que han pensado que más es más. Por último, otro claro uso del exceso. En principio, podríamos pensar que es un ejemplo de mal diseño si se tratase de un catálogo de referencias. Pero en esta ocasión, se trata de transmitir lo amplio y variado que ha sido el diseño industrial de sillas a lo largo de los últimos años. Y qué mejor que crear un póster donde quede de manifiesto la increíble variedad de ideas y soluciones que se han aportado. El exceso llevado al extremo como vía de transmisión de ideas. A veces, será mejor que vayamos directos al grano. Entonces ¿cómo es posible que el exceso sea bueno? Una vez más, la respuesta la tendremos en el mensaje a comunicar. Si queremos aportar una sensación de profundidad, de riqueza o de cantidad, añadir múltiples elementos es una buena idea sin duda. Piensa en el exceso como una especie de caos controlado, aunque siempre te recomendaré que empieces por lo sencillo. Piensa en cómo cocinarías un plato con 20 ingredientes diferentes. Un poco complicado ¿no? Bueno, pues es mejor que primero domines los conceptos básicos de la tortilla francesa, para luego empezar a experimentar con estos recursos que requieren mayor destreza.

Fundamentos del diseño: Composición

Aprende conceptos y principios básicos que te servirán para crear una composición exitosa desde el momento en que tengas una idea clara y un mensaje a transmitir.

2:17 horas (30 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.