Fundamentos del diseño: Composición

Uso del espacio negativo

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1203 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Descubriremos en qué consiste el espacio negativo y lo importante que resulta emplearlo correctamente si buscamos crear una composición equilibrada, a la vez que sorprendemos a nuestro público receptor del mensaje.
06:05

Transcripción

Vivimos en un mundo donde hay un montón de cosas que ver. Estamos bombardeados continuamente de mensajes e imágenes cada día, en televisión, en radio, en prensa, y por supuesto, en Internet. Mismamente una página de un periódico, que una sección de una web, esa misma página, esa misma sección, a nivel individual pueden contener múltiples capas de información. Por eso, raras veces vemos el uso del espacio negativo áreas sin contenido, y por eso cuando las vemos, cuando las apreciamos rápidamente captan nuestra atención. Cuando todo está lleno de información, nada destaca, no hay aire para respirar. Cuando hay suficiente espacio y se le dan diferentes prioridades al contenido, la composición comunica correctamente. El espacio negativo es todo aquello que rodea a nuestro sujeto principal sin aportar información relevante. Es decir, es la zona que acompaña, que abraza a nuestras imágenes o a nuestros contenidos pero que no es protagonista en sí misma, porque carece de peso, es algo plano, o contiene muy poca información. Texturas suaves, colores planos, fondo blanco, etcétera. Hay que decir, no obstante, que dentro del mundo de la fotografía, el espacio negativo está muy, muy presente. Podemos verlo con un par de ejemplos rápidos. Aquí tenemos una fotografía donde, aquí tendríamos lo que sería el elemento protagonista y a todo su alrededor un espacio negativo enorme, que lo que nos hace es centrarnos en el elemento principal dentro de la fotografía. Otro ejemplo, aquí tenemos una fotografía de corte vertical donde el elemento protagonista lo tenemos en la zona inferior izquierda y todo el espacio negativo alrededor nos apunta, además en este juego con sombras, más aún, a que nos fijemos en el elemento protagonista. Vamos a continuar en las artes contemporáneas a la hora de hablar sobre el espacio negativo. Bueno, pues, siempre se trata de un elemento que ha sido incorporado como un principio activo, posibilitando una nueva dirección de la expresión al crear nuevas ideas y composiciones. Llenas, figuras, fondos que se relativizan ofreciendo un interés, por lo tanto, olvida todo lo que he dicho anteriormente porque el espacio negativo puede aportar información relevante. Puede compartir peso visual con elementos principales, y de hecho se emplea mucho en editorial e identidad corporativa. Vamos a ver algunos ejemplos, también, que los tengo aquí en el navegador. Por ejemplo, aquí tengo una serie de identidades corporativas. Bueno, pues, en las que se está jugando con el espacio negativo o con aquellos espacios en blanco donde teóricamente no hay ninguna forma para proporcionar un mayor impacto visual al usuario que esté viendo estos logotipos. Realmente aquí se juega mucho con el nombre, con el "naming" de la empresa, "banana bird", y aquí podemos ver una forma que evidentemente parece un racimo de plátanos pero a su vez parece un pájaro. De la misma manera, aquí tenemos otro ejemplo de identidad en la que se juega con los espacios, con los doble sentidos. Aquí también jugamos con conceptos similares. En pantalla, estamos viendo dos ejemplos, en este caso de cartelería, en la que se está jugando con el espacio negativo, pues para aportar información relevante a la portada. Viendo estos ejemplos parece que podemos utilizar la expresión de que menos es más, realmente. Es una práctica bastante común trabajar en un diseño y ver que no termina de funcionar, y pensar que podemos arreglarlo añadiendo algún elemento más. Me viene ahora a la memoria ese ejemplo de identidad, de "banana bird", en el que quizá, a lo mejor, podríamos pensar en añadir algún elemento más, hacer alguna forma más compleja, pero bueno. El resultado de jugar con el espacio negativo es mucho más atractivo. es mucho más interesante, y capta mucho más nuestra atención. Por eso digo que, a veces, pensar en añadir elementos no siempre es lo más práctico. La solución a veces no es cuestión de añadir, sino precisamente de eliminar. Si hay algún elemento que no tiene un objetivo concreto dentro de la composición, ¿qué razón vamos a tener para mantenerlo? Es una distracción visual, así que lo tenemos que eliminar. Si no añade nada al mensaje, creo que no lo necesitamos. Estamos viendo aquí, ahora mismo, ejemplos en pantalla en los que vemos algunas portadas que muestran esos espacios negativos y en las que se ha prescindido de elementos superfluos, para dejar solo aquello que interesa realmente. Otro par de ejemplos también donde estamos jugando con los espacios negativos a nivel de fotografía, a nivel de composición. Y bueno, en general, atención a esto porque el uso del espacio negativo a menudo es complicado de justificar. Sobre todo ante determinados clientes que viendo todo el espacio sobrante piensan que pueden añadir más información, o colocar elementos más y más grandes. A la hora de defender nuestros planteamientos empleando el espacio negativo, creo que podemos tener a nuestro favor el uso de "mock-ups" o elementos que nos sirvan para mostrar nuestro trabajo en el contexto en que van a ser usados. Si, por ejemplo, estamos planteando el diseño de una revista, o algún elemento para una revista, un folleto de publicidad, o la portada, usemos un "mock-up" o simulemos unas cuantas páginas para que se pueda hacer una mejor idea al cliente de cómo queremos transmitir el mensaje.

Fundamentos del diseño: Composición

Aprende conceptos y principios básicos que te servirán para crear una composición exitosa desde el momento en que tengas una idea clara y un mensaje a transmitir.

2:17 horas (30 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.