El fotógrafo ingenioso: Trucos semanales

Usa papel tapiz como fondo para tus retratos

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Tanto con objetos profesionales como con implementos regulares, cotidianos y caseros, Joseph Linaschke nos trae una serie de tips y trucos profesionales en esta serie quincenal dirigida a fotógrafos amateurs y especializados para conseguir soluciones extraordinarias a muy bajo costo, listas para implementarse y alcanzar resultados de alto nivel. Fotografía macro, estabilización de tomas, difuminación de luces, difusores para flash y todo tipo de materiales para fondos son solo algunos de los temas que tocaremos en este curso cada quince días.
01:32
  Añadir a marcadores

Transcripción

Hola y bienvenido a "El fotógrafo ingenioso". Soy tu formador, Joseph Linaschke. Hoy hablaremos de fondos, aquellos hechos de papel tapiz. Piensa en esto, si vas a la ferretería vas a encontrar papel tapiz con todo tipo de texturas. Algunos como estos: este parece textura de lino o este, que tiene patrones grandes, es blanco y tiene líneas grises curvadas o circulares. Pero, también encontrarás otros con escenarios realistas como una pared de ladrillo o un muro de cemento o madera. No se ven cien por ciento realistas cuando los ves de cerca, pero sirven para fondos fotográficos. Claro, no son tridimensionales. Si pones una luz en el de pared de ladrillo, no vas a ver esas pequeñas sombras que verías en el ladrillo real, pero como fondo fotográfico, tal vez un poco borroso, se va a ver muy creíble. Lo bueno de estos fondos es que puedes hacer muchos y almacenarlos en tu estudio. Por ejemplo, detrás de mí, tengo una hoja de madera contrachapada, muy delgada y ligera. Un lado tiene un tipo de papel y el otro tiene otro. Así que, puedo almacenar varios a la vez y puedo cambiarlos fácilmente. Veamos lo fácil que es intercambiar los fondos en este escenario. Y eso es todo. He cambiado de fondo, así de rápido. Esto facilita los cambios y hace parecer que estás en otro lugar cuando estás trabajando en tu estudio o donde sea.