Ingeniería social para IT

Trashing en ingeniería social

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1201 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Cada día recibimos correspondencia, imprimimos informes, documentos para reuniones, nóminas, etc. Toneladas de papel acaban en contenedores al alcance de cualquiera que quiera obtener información de alta calidad.

Transcripción

Dice el refranero que la basura de un hombre es el tesoro de otro, y no le falta razón. "Trash" es el término inglés para basura, y en el contexto de la ingeniería social, "trashing" es literalmente rebuscar en la basura. Hoy en día vamos avanzando hacia un mundo sin papeles, es el conocido como 'movimiento paperless'. Se trata de que todo proceso documental o burocrático, ya sea personal o empresarial, como enviar un diseño a producción o firmar una factura, se haga mediante procedimientos informáticos y se transmita vía telemática, sin necesidad de darle entidad física gastando tinta y papel. Aunque la eficiencia de la indexación de la información, el ahorro económico y la ecología son motivos más que suficientes para unirse al movimiento "paperless", no es menos importante la seguridad. Aún hoy en día empleamos muchísimo papel. Es muy común ver empresas en las que se imprimen facturas que llegan por email, para poder sellarlas y firmarlas y luego son escaneadas de nuevo para enviarlas por email o por fax, lo que no deja de sorprenderme. Esto podría evitarse mediante la implementación de la firma electrónica, pero es que aún así algunas empresas siguen guardando copias en papel de toda esa información, sean facturas, contratos o recibos de la gasolina del coche de la empresa. Más tarde o más temprano, todo ese papel acaba en un contenedor de basura en plena calle. Pensémoslo bien, acabamos de agarrar una bolsa de plástico y hemos introducido en ella una copia de cada factura que hemos emitido o recibido en el ejercicio fiscal de hace, por ejemplo, cuatro años. Bajamos alegremente a la calle al cerrar la oficina y antes de tomar el autobús de vuelta a casa, tiramos ese papel a un contenedor público al que cualquier viandante tiene acceso. Pensemos por un momento en que no, que los contratos y las facturas las trituramos, pero después de acabar la contabilidad de los gastos de un viaje, tiramos todos los recibos de taxi, restaurante, hotel, gasolina y demás. Cualquiera podría reconstruir nuestro viaje paso por paso. Toda esa ingente cantidad de información que hay en la basura puede ayudar a cualquiera, no solo a conocer cómo funcionamos, también puede copiar nuestros formatos y estilos para intentar suplantarnos, por ejemplo, enviando correos electrónicos fraudulentos en nuestro nombre a otras empresas. En la gran mayoría de los países, lo que arrojamos a la basura deja de ser de nuestra propiedad, por lo que no es ilegal que otra persona lo recoja. De modo que la única solución correcta para evitar estas fugas de información es la completa destrucción de cualquier tipo de documentación. Para ello existen trituradoras de muy alta calidad que convierten el papel en confeti. Si solo lo convierten en tiras, el trabajo de reconstrucción es dificilísimo pero no imposible. Ni qué decir tiene que muchísimas empresas, cuando renuevan material informático, tiran los equipos antiguos a la basura, algo que no deberíamos hacer jamás sin asegurarnos de que cualquier información que puedan contener está apropiadamente destruida. El hecho de que el disco duro de una computadora falle y tengamos que sustituirlo no significa que no se pueda extraer información del mismo. Da igual si se trata de CD, DVD, discos duros, memorias USB, cintas magnéticas, teléfonos, cámaras de fotos o el navegador GPS del vehículo. Cualquier soporte de información debe ser borrado de forma segura y si va a ser tirado a la basura, hay que destruirlo para impedir cualquier extracción de datos. Cuando borramos un archivo de un disco duro solo indicamos en el índice del disco que el espacio que ocupaba el archivo está disponible para escribir sobre él si es necesario, pero no borra la información. Para borrar discos de forma segura se recurre a herramientas que sobrescriben varias veces la totalidad de la memoria de los discos con ceros, para garantizar que no se pueda recuperar ninguna información. Estos borrados permitirían reutilizar los discos o memorias de forma segura, pero si lo que se desea es deshacerse del disco o del soporte de información, debemos destruirlo. Y si no tenemos todos los medios, podemos recurrir a la fuerza bruta o a empresas certificadas de destrucción de documentación, que desde hace años, además de papel, también destruyen hardware. Si destruimos todo lo que tiramos, sea papel o soportes digitales, el siguiente paso es concienciar a las empresas con las que trabajamos de que hagan lo mismo y que se pasen a una política de gestión "paperless" para que la filtración de nuestra información no suceda a través de la basura de nuestros clientes o proveedores.

Ingeniería social para IT

Conoce los fundamentos básicos de la ingeniería social para así poder reducir las posibilidades de éxito de quien trate de sustraerte información mediente este método.

4:11 horas (48 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Temas:
IT
Fecha de publicación:12/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.