Migración de Windows a macOS

Trabajar con el Dock

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1218 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
El Dock es un lanzador de aplicaciones y ubicación común para elementos favoritos que utilizas con frecuencia. Incluye algunas opciones ocultas que te resultarán muy cómodas para trabajar con tus archivos habituales.
09:11

Transcripción

En Windows dispones de una barra inferior que se utiliza especialmente o específicamente para acceder a muchas de las opciones del menú Manzana. En la parte derecha de esa barra tienes las diferentes opciones de menú y puedes arrastrar aplicaciones o se mostrarán las ventanas abiertas o procesos que se están utilizando en Windows. El Dock en el Mac funciona de forma diferente, para empezar es un lanzador de aplicaciones. Tú tienes aquí una serie de aplicaciones que vienen predeterminadas por defecto y puedes rápidamente añadir o quitar aplicaciones para tenerlas allí, lo más cerca posible, ya que son las que utilizas con más frecuencia. El Dock tiene dos zonas: la zona de aplicaciones y la zona de usuario. La configuración del Dock se realiza a través de Preferencias del sistema, panel de control Dock, donde puedes configurar el comportamiento del Dock, para empezar, su tamaño. Un sistema de ampliación, al activarlo me permite que al acercar el cursor encima del Dock se amplíen los iconos, lo cual es muy útil cuando tenemos muchas aplicaciones añadidas a nuestro Dock. La ubicación del Dock: abajo, a la izquierda o a la derecha. Y después hay una serie de características que no están directamente relacionadas con el Dock pero que me permiten configurar algunos comportamientos especiales del Mac. Para empezar está la minimización de ventanas, es el pequeño icono que tenemos aquí de color amarillo, que al hacer clic en él oculta la ventana. Yo tengo el Efecto a escala o el Efecto Aladino. Después están las opciones para trabajar con pestañas, para Preferir pestañas al abrir documentos, y tengo opciones de Siempre, Solo en pantalla completa o Manualmente, que me permiten trabajar con diferentes pestañas, incluso con, por ejemplo, las ventanas del Finder. Después está la opción Doble clic en la barra de título de una ventana para; por defecto está en Zoom. Entonces esto me permite que si yo tengo una ventana del Finder y la tengo más pequeña, al hacer clic en el título y la zona superior de la ventana, me ampliará la ventana al máximo recomendado posible. Pero tengo una opción adicional que es Minimizar. Esto es muy cómodo, de hecho muchos usuarios prefieren la opción de Minimizar, porque lo que hace es que al hacer doble clic en esa barra esconde la ventana en el Dock. Por último tengo las opciones para Minimizar ventanas en el icono de la aplicación. Cuando yo oculto una aplicación, yo por ejemplo tengo aquí el Finder pero voy a abrir la aplicación Mapas y puedo tener varias pestañas o incluso varias ventanas de la aplicación y al hacer doble clic sobre ellas, en vez de enviármelas al Dock, lo que hace es ocultarlas dentro de la aplicación Mapas. Yo no tengo aquí esas ventanas. Si yo desactivo esa opción, cuando recupere las diferentes ventanas que pueda tener irán a parar al Dock. Las tres últimas opciones me permiten definir si quiero una Apertura de aplicaciones animada, eso quiere decir que tendremos esos pequeños saltos que se muestran en las aplicaciones cuando se abren en el Dock. Ocultar y mostrar el Dock automáticamente. Si el Dock te molesta, puedes activar esta opción y se mostrará cuando acerques el cursor a la ubicación del Dock. Y por último, Mostrar indicadores en las aplicaciones abiertas. Cualquier aplicación abierta mostrará un pequeño círculo negro en la parte inferior, este pequeño punto, que nos indicará que es una aplicación que está abierta. Además de configurar las opciones del Dock aquí, tienes opciones para realizar ciertas tareas sin tener que acceder al Panel de control en Preferencias del sistema. Si tú colocas el cursor en esta línea vertical que separa la zona de aplicaciones de la zona de usuario, puedes ampliar o reducir el tamaño del Dock. Y si pulsas la tecla Mayúsculas, pinchas en la pequeña línea y arrastras a izquierda, derecha o abajo, cambiarás la ubicación del Dock. Vamos a empezar a trabajar con el contenido del Dock y yo lo que puedo hacer, lo primero es pinchar en una aplicación y acceder a las opciones de esa aplicación. También puedo pinchar rápidamente y arrastrar, eso me permitirá ubicar una aplicación allí donde me interese. Para eliminar una aplicación del Dock solo tengo que pinchar y arrastrarla fuera hasta que se muestre el icono Eliminar o, de hecho, puedo arrastrarla directamente a la Papelera para eliminarla del Dock. En cualquier momento puedo añadir nuevas aplicaciones al Dock, simplemente accediendo a la carpeta de Aplicaciones desde una nueva ventana del Finder y, por ejemplo, accediendo a la carpeta Aplicaciones, pinchando y arrastrando cualquiera de las aplicaciones disponibles directamente al Dock. Se añadirá esa aplicación allí y yo después puedo moverla y desplazarla para ubicarla donde más me interese. Lo ideal es, para organizarte bien el Dock, tener las aplicaciones que tienen un uso habitual juntas en una zona específica del mismo. Después están las propias carpetas donde puedes trabajar con tu zona de usuario. La zona de usuario está siempre a la derecha del Dock. De hecho, tenemos por defecto la carpeta'Descargas', que es la carpeta donde irán todas las descargas por ejemplo de Safari. Pero yo, me interesa trabajar con la carpeta'Documentos', voy a coger desde el icono Proxy, este es un truco, y pincho y arrastro para mover la carpeta'Documentos'aquí. Una vez haya movido la carpeta'Documentos', va a ocurrir algo que te va a parecer un poco raro y es que se van a mostrar aquí un montón de carpetas, pero tú puedes configurar cómo se van a mostrar estas carpetas o esos contenidos directamente en estas ventanas. Haz clic con el botón alternativo del ratón y tienes la forma de ordenarlas, cómo se va a mostrar, como carpeta o como pila. Aquí, por ejemplo, ya se mostraría como solo una carpeta y al hacer clic se mostraría el contenido. Pero también puedo elegir cómo se va a ver el contenido: si como abanico, como retícula, como una lista... con lo cual podré navegar directamente a través de los contenidos y seleccionar un archivo para abrirlo, o el sistema automático, que seleccionará cuál es el mejor método a la hora de poder trabajar con los contenidos de una carpeta que has añadido al Dock. De hecho, si pulsas la tecla Comando + o Comando -, puedes hacer más grande estos iconos o más pequeños y, de hecho, puedes navegar dentro de las diferentes carpetas para volver atrás si lo necesitas, haciendo clic en el pequeño icono de la esquina superior izquierda o abriendo directamente cualquier tipo de documento simplemente haciendo clic. También puedes trabajar con Opciones para eliminar del Dock o mostrar esa carpeta en el Finder. No solo puedes añadir carpetas, también puedes añadir archivos. Si por ejemplo trabajas con frecuencia con un archivo en concreto, puedes seleccionar ese archivo y arrastrarlo al Dock para ubicarlo allí. El Dock te permitirá disponer de una serie de accesos a aplicaciones y documentos que utilizas con mucha frecuencia. Lo ideal es mantener solo la información justa con las aplicaciones justas y te será muy cómodo trabajar con él, ya que evita la necesidad de tener que navegar por diferentes carpetas para localizar aplicaciones o localizar aquellos documentos o carpetas con documentos con los que trabajamos con más frecuencia.

Migración de Windows a macOS

Da el salto de Windows a Mac sin temor a perder tiempo, centrándonos en cada punto importante del sistema operativo para adaptarte al ambiente Mac de forma rápida y productiva.

3:15 horas (50 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:5/05/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.