InDesign: Tipografía y ortotipografía

Tipos de comillas y cuándo utilizar cada uno

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1265 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Según las convenciones ortotipográficas más comunes, en español las comillas más utilizadas son las latinas, las inglesas y las simples. Vamos a ver por qué es preferible utilizar las primeras por encima del resto y cuándo deberemos aplicarlas.
09:24

Transcripción

Vamos a hablar de las comillas, que siempre dan algún problema, y vamos a ver cuáles son y a qué se deben y cómo evitarlos. Las comillas sirven para señalar la ironía, los coloquialismos, los títulos de artículos o de simposios, etc. Pero sobre todo se deben utilizar para la encerrar frases que suelen ser citas textuales de otro autor o de otra persona. Y esto es importante: deben ser citas textuales. De hecho, entre nosotros ya esta la expresión 'entrecomillar una cita'. ¿Por qué? Porque se ponen entre comillas porque entendemos, o entiende el lector, que cuando algo va entre comillas es una cita textual del autor de un libro o es la cita textual de algo que ha dicho alguien en una entrevista. Es algo que no ha modificado el autor del artículo o de la obra que estamos leyendo, sino que es una cita textual que hace referencia a otro autor. En español, así lo marca la tradición ortotipográfica, es la convención más común, aunque últimamente se está perdiendo, luego veremos por qué, deberían utilizarse para este propósito, para entrecomillar ciertas cosas, como por ejemplo las citas, deberíamos utilizar las comillas latinas, también llamadas 'bajas', 'francesas' o 'españolas'. De hecho, yo prefiero llamarlas españolas por encima de latinas, más que nada por hacer un ejercicio casi de memoria subconsciente. Y entiendo que si se llaman españolas es porque se usan en el lenguaje español, pero vamos la denominación más común puede que sea latinas. Pero, como digo, también se pueden llamar bajas, francesas o españolas. Vamos a hablar un poquito de cada tipo de comillas o al menos de las 3 que se utilizan en español, porque recordemos que la ortotipografía es propia de cada uno de los lenguajes. Así que lo que usamos en español no tiene por qué utilizarse de la misma forma en otros idiomas, como puede ser el inglés, el alemán o el francés. Bien, vamos a ver, como digo, 3 tipos de comillas: las primeras van a ser las latinas, también llamadas bajas, francesas o españolas. Son angulares y parece que puede que deriven de las antilambdas, que son estos símbolos de aquí, que veremos luego. Es un signo doble, con lo cual abre y cierra delante y detrás de la cita, es decir, la ponemos delante de lo que queramos entrecomillar y acabamos cerrando con la comilla latina de cierre. Son las más habituales en español, como digo, aunque últimamente están perdiendo protagonismo, pues por herencia de los ordenadores, de la cultura anglosajona que nos invade, y en cuya cultura escrita se utilizan las comillas inglesas, como su propio nombre indica. Pero como digo, repito, insisto: no es que sea algo supergrave, pero bueno vamos a ser un poquito respetuosos con nuestra tradición, y se utilizarían las latinas que además, a mi modo de ver, son más bonitas. ¿Cómo las usamos o cómo las incrustamos? Bueno, podemos hacer otra vez en el panel Pictogramas o mejor, más rápido, con un atajo de teclado: en Mac, si tienes un teclado Mac, sería Alt + Shift + tilde para abrir. Y Alt + Shift + la ç con cedilla para cerrar. En Windows en cambio sería Alt, mientras dejas presionada la tecla Alt en tu teclado numérico tecleas 174 para el de apertura, y Alt 175 para la de cierre. Así es como podríamos introducir o escribir las comillas latinas. Con respecto a las comillas inglesas, bueno también se les denomina altas por razones más que obvias. Son redondeadas y pueden tener la apertura y el cierre simétrico o inverso. Hay 2 tipos: aquí en Minion por ejemplo pues, bueno, están invertidas. Y, como decía, es cada vez más habitual encontrarlas en textos en español como comillas principales, aunque la tradición nos dicta que deberíamos usar las latinas, y las inglesas solo cuando vayan dentro de un texto ya entrecomillado con las latinas. Luego veremos un ejemplo. Y por último las comillas simples, que son una derivación de las inglesas, en las que en vez de 2 comillas a cada lado tendríamos solo una. Se utilizan como tercer nivel de cita o de uso de comillas —luego lo volveremos también en un ejemplo— o para marcar, que es para lo que más las uso yo y creo que es la manera en la que más se usan, porque el tercer nivel de comillas veremos que es algo complicado de alcanzarlo. Pero es verdad que ahora con los nuevos medios, los nuevos soportes, hay algunos como por ejemplo Twitter, siempre pongo el mismo ejemplo, si nosotros decimos que nos hemos leído: "Hola, voy a escribir un 'twit'. Hoy me he leído El Quijote". El Quijote, al ser el título de una obra literaria, debería ir en cursiva. Pero Twitter, por ejemplo, como muchas otras redes sociales o medios informáticos, tal vez no nos permite el uso de cursivas, como pasa en Twitter efectivamente, no podemos escribir más que en redonda. Con lo cual, ¿cómo marcamos esas palabras, que son "El Quijote" que deberían ir en cursiva por ortotipografía? Bueno, pues les ponemos unas comillas simples que es la equivalencia a las cursivas. Así pues, siempre que tengamos que escribir algo en cursiva y el medio no lo permita, usaremos las comillas simples. Antes de poner un ejemplo para entender cómo se utilizan las comillas, me gustaría hacer hincapié en que no deberíamos confundir ni las comillas latinas ni las inglesas ni las simples ni todo lo que se nos ocurra con algunos símbolos como pueden ser las comillas bajas simples, o las comillas angulares también se llaman, comillas latinas simples. En español, no tienen un uso concreto y documentado. Se pueden utilizar para ciertas cosas, pero no hay unas reglas o unas convenciones que digan: no, estas comillas hay que utilizarlas para estos casos. No. Lo mismo con las antilambdas, que tienen un uso totalmente diferente, y que hay gente que incluso imita las comillas latinas de esta forma, lo cual es una atrocidad. Las comillas mecanográficas o incluso los apóstrofos, tanto dobles como simples, que en español no deberían usarse, no son comillas. Las comillas, si quisiéramos usar unas comillas altas, pues vemos que las inglesas son muy diferentes. Y luego he puesto estos dos casos que lo que hacen es usar las comillas inglesas, aunque aquí en subíndice, y aquí las comillas latinas pero que esto se utiliza en alemán, que las utilizan de esta manera, o sea que si las vemos algún día no es que sean incorrectas, sino simplemente que son convenciones ortotipográficas diferentes pertenecientes en este caso al idioma alemán. Bien, ¿cuándo o cómo utilizamos las diferentes comillas? Bueno, pues decimos que ya las comillas sirven para señalar la ironía, los coloquialismos, títulos de artículos, simposios, etc. y sobre todo para indicar citas textuales. Así que por ejemplo: "Él le dijo", abrimos comillas porque vamos a citar algo que ha dicho alguien, por ejemplo: "Bienvenidos a mi casa", cerramos comillas. Eso es una cita textual. Alguien, un 'él' impersonal en este caso dijo "Bienvenidos a mi casa". Y el que transcribe esta conversación, el que está narrando esta acción, como quiere indicar que esto es textualmente y exactamente lo que ha dicho él, se entrecomilla y se entrecomilla con las comillas latinas, recordamos, porque estamos en español. ¿Cuándo se utilizan el resto de comillas? Bueno, pues como segundo y tercer nivel de uso de comillas dentro de unas comillas. ¿Qué quiere decir esto? Por ejemplo: "Él me siguió contando", abrimos comillas y vamos a decir lo que él le contó: "Y entonces le dije:" Y aquí deberíamos abrir otra vez comillas, porque vamos a citar textualmente algo que le dijo y que me está contando, etc., etc. Este es un segundo nivel, con lo cual abrimos comillas: "Pero qué morro tiene", cerramos comillas inglesas, cerramos las españolas o latinas. Vemos que "Él me siguió contando", tenemos una cita. Y esta persona, que es él en este caso que está contando: "Y entonces le dije: 'Pero qué morro tiene'". Este es un segundo nivel de cita y en un tercer caso que tuviéramos que utilizar todavía unas siguientes comillas, entonces sí que se utilizarían ya las simples. Por ejemplo en este caso: "qué 'morro' tiene", que es un coloquialismo, no es alguien que tenga un morro, no es un animal, es una persona con lo cual no tiene morro, pero es un colonialismo y por lo tanto iría entre comillas. Si esto no estuviera dentro de las comillas inglesas ni de las comillas latinas, esto se hubiera puesto con comillas latinas. Pero como ya está dentro, ya es un tercer nivel de comillas dentro de las comillas, utilizaríamos las comillas simples. Así pues, espero que haya quedado claro: usamos las comillas latinas siempre que podamos y las inglesas y las simples las reservamos para subniveles dentro de estas comillas.

InDesign: Tipografía y ortotipografía

Aprende a dominar las pautas tipográficas más comunes y adéntrate en el mundo ortotipográfico para dar un aspecto mucho más profesional a todos los textos que realices.

2:52 horas (30 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.