Fundamentos del diseño: Composición

Simplicidad y minimalismo

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1220 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
La simplicidad, el minimalismo o la sencillez son conceptos asociados a un tipo de diseño pulcro, fuera de excesos y con cero ornamentaciones. Veremos en qué consiste y de dónde viene originariamente esta corriente visual.
03:46

Transcripción

Como diseñadores creamos soluciones comunicativas en las que haya presente cierta claridad y orden para transmitir el mensaje. Muchas veces pensamos que hacer un trabajo que se vea como simple, es algo sencillo, cosa con la que yo no estoy para nada de acuerdo. Creo que es muchísimo más fácil ir un poco a lo loco y proponer un diseño con 30 colores, 15 tipografías, 20 imágenes diferentes, todo bien mezclado y a saber qué sale de ahí. La soluciones sencillas, con simplicidad, van directas al grano, presentan la información de manera clara y directa. Aunque hay muchas personas que le tienen un poco de miedo a este estilo, porque lo ven falto de espíritu y de contenido. Yo, realmente, no lo veo así para nada. Por ejemplo, estas dos imágenes, que estamos viendo en pantalla ahora mismo me parecen buenos ejemplos de un diseño bien planteado, bien estructurado y bastante bien equilibrado, la verdad. ¿No penséis lo mismo? Bueno, recordemos que la subjetividad siempre está presente, y en lo que a mí me puede parecer una gran solución puede que no os lo parezca tanto. De lo que estoy seguro, es que todos estamos de acuerdo en que la simplicidad es un concepto que no vemos como una solución sencilla. El minimalismo, la simplicidad vista como la sencillez, no es equivalente a la falta de esfuerzo sino simplemente a coger los pocos ingredientes que tenemos y darles la relevancia y presencia oportuna. Queremos destacar una imagen, un titular y tenemos un par de párrafos, hagamos algo minimalista como la composición de esta imagen. No hace falta que nuestros diseños se vean súper complicados y excesivamente elaborados. Aparentar excesos sin ningún tipo de razón no tiene sentido. Yo, además, particularmente peco de seguir esta vertiente donde todo se reduce a la mínima expresión. Pasa mucho en la cocina cuando tenemos buenos ingredientes, simplemente se nos dice, pasarlo un poco por la sartén, pasarlo un poco por la plancha, echarle un poco de sal, un poco de pimienta y no hace falta nada más. En el fondo, todo esto tiene un transfondo histórico, donde años atrás, se estableció que la comunicación gráfica debía dejar atrás todos los excesos visuales de épocas como la victoriana, en la que la decoración ostentosa parecía no tener fin. Llegaba una época donde la forma seguía la función, donde primaba ser claros y directos en el mensaje, y así hemos llegado hasta nuestros días. En una composición sencilla, cada elemento cumple su función, no hay decoración, ni hay ornamentos excesivos. Sin ellos, no vamos a perder absolutamente nada, el mensaje es exactamente igual de impactante. Hay muchos ejemplos de diseñadores ilustradores en la actualidad que en su tiempo libre, han propuesto revisiones de carteles clásicos de películas, dotándolos de un claro componente minimalista, eliminando absolutamente todo rastro de decoración con formas simples. Y el uso del espacio negativo y el equilibrio han conseguido verdaderas piezas gráficas, que a pesar del minimalismo aparente, consiguen transmitir un gran significado. Piensa en la frase: "Menos es más" y valora si una composición sencilla y minimalista puede ser una buena opción de cara a tu próximo proyecto gráfico y repite conmigo: No hay nada malo en buscar inspiración, ver cómo lo hacen los demás y experimentar.

Fundamentos del diseño: Composición

Aprende conceptos y principios básicos que te servirán para crear una composición exitosa desde el momento en que tengas una idea clara y un mensaje a transmitir.

2:17 horas (30 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.