Maquetación y tipografía para web

Safe fonts o fuentes seguras para web

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1270 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Existe un núcleo de fuentes tipográficas que se consideran seguras en el sentido de que están instaladas por defecto en un amplio porcentaje de máquinas del mundo. Vamos a ver por qué surgieron y cómo se utilizan.
03:40

Transcripción

Vamos a ver qué son las "safe-fonts" para web o "safe web fonts". Hay diferentes nombres. En realidad, esto lo que quiere decir es: fuentes que podemos utilizar con seguridad en la web, por explicarlo y traducirlo de alguna manera, pero vamos a ver exactamente a qué se refieren las safe-fonts para web y se refiere a fuentes que están en la mayoría de sistemas operativos o, en su defecto, mediante la propiedad "font-family", nos referimos a la fuente por defecto del sistema. Vemos aquí, en este ejemplo: font-family, queremos utilizar la Times New Roman, si no está la Times... y si no pasamos a la tipografía, la fuente por defecto, Serif, del sistema. La propiedad "font-family" de CSS puede llamar a cualquier fuente del sistema, a cualquiera que tenga el usuario instalada en su máquina, pero –literalmente– existen miles y miles de tipografías en el mundo, con lo cual unos usuarios van a tener unas tipografías y otros usuarios van a tener otras tipografías instaladas, no hay nada extraño en ello. Así que, para asegurar la máxima compatibilidad entre sistema operativo y navegador, si no encontraba la primera opción pasaba a la segunda, y si no ya llamaba a la tipografía por defecto el sistema. ¿Qué ocurre? Que, como digo, para asegurar la máxima compatibilidad entre sistema operativo y navegadores, lo que ocurrió es que al final los diseñadores web tuvimos que limitarnos en el uso de tipografías y centrarnos en lo que Microsoft llamó, en 1996, las "Core fonts for the Web", un proyecto que terminó en 2002 y que incluyó tipografías como Georgia, Verdana, Arial, Times New Roman, Courier New, y Trebuchet. Estas fuentes las distribuía de manera gratuita aunque con algunos derechos, que ahora no vamos a entrar en ellos, pero en principio ofrecía que en todos los sistemas operativos –sobre todo en los suyos, pero también lo ofrecía a otras distribuciones de Linux, por ejemplo, aunque la mayoría no las aceptaron– de manera que los diseñadores web tuviéramos 10-12 fuentes tipográficas entre las que elegir a la hora de hacer nuestros diseños web. ¿Qué pasó? Bueno, pues que esto sí que triunfó en cierta manera. Vamos a decir que tuvo cierta aceptación pero a regañadientes, porque al final lo que pasa es que todas las webs usaban las mismas fuentes, este catálogo limitado de fuentes que había preparado Microsoft, con toda su buena intención, pero seguíamos teniendo 10 fuentes, y no puedes transmitir todos los sentimientos o todos los textos o todas las experiencias que deseas a través de solo 10 tipografías. Es como si nos hubieran dicho en esos años que solo podíamos hacer páginas web con –vamos a ser incluso más generosos– con 100 fotografías, tienes esta colección de 100 fotografías, solo puedes utilizar estas fotografías, y además para los textos, los marcos, todos los elementos de la página web, solo vas a poder utilizar estos 10 colores. Así pues, fue una gran idea, es verdad que las "safe-fonts" durante un tiempo fueron una solución enorme, porque nos permitía más o menos seleccionar dentro de una colección de fuentes, podíamos elegir entre varios estilos, pero es cierto que fue muy limitada y por eso las safe-fonts pasaron a la historia.

Maquetación y tipografía para web

Aprende cómo seleccionar una fuente óptima para su lectura en pantalla y cómo exprimirla para aprovechar en tus proyectos web todas las posibilidades de las fuentes OpenType.

2:10 horas (25 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:30/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.