InDesign: Tipografía y ortotipografía

Respeta al diseñador de tipos

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
El diseñador de tipos trabaja en una tipografía durante meses, e incluso años, así que vamos a tomar como punto de partida que sus decisiones están más que justificadas. Evitaremos, en la medida de lo posible, modificar el interletrado, el interlineado o las proporciones.
06:20

Transcripción

Siempre que trabajemos con tipografía hay que hacerlo con el máximo respeto, igual que hacemos con cualquier otro elemento. No quiero decir con esto que los diseñadores de tipo sean dioses o sean gente a la que haya que respetar por encima de otras figuras o de otros oficios, pero sí que es verdad que, como la tipografía conlleva tanto trabajo —de meses e incluso de años— pues hay decisiones que han tomado los diseñadores de tipo por alguna razón, como para que vengamos nosotros y a las primeras de cambio las modifiquemos. ¿Qué tipo de decisiones son estas? Bueno, pues vamos a ver 3, 4 cositas que la gente muchas veces sin ninguna mala intención modifica y que igual está cayendo en un error. La primera de estas cosas es el interletrado, no hay que modificarlo. Una de las tareas fundamentales del diseñador de tipos, aparte de diseñar las letras y de construir los caracteres, es definir un espaciado óptimo para que todas esas letras funcionen en el sistema. De hecho, para muchos tipógrafos una las tareas fundamentales —y que dicen que si no la tipografía no tendría sentido— es la del espaciado. Con lo cual, tocar el "tracking" por ejemplo así sería un sacrilegio porque estamos desbaratando todo el trabajo previo del tipógrafo, como digo, y no tiene sentido, perdería todo el balance que tienen esas letras, que recordemos que son negro sobre blanco. Con lo cual, tiene tanta importancia el negro como el blanco y el tipógrafo ha perdido el mismo tiempo, créeme, diseñando las letras como diseñando los espacios. Con lo cual, a no ser que tengamos una grandísima razón para hacerlo, que puede haberla, no digo que no, vamos a mantener el espaciado que haya definido el diseñador o el autor de la tipografía. Hay casos en los que sí que es verdad que hay que echar mano de este maravilloso botón de modificar el "tracking" y es en la mayoría los casos cuando utilizamos una tipografía al tamaño para el que no ha sido pensado. Si por ejemplo ahora estamos con Minion, que es una tipografía que se ha pensado para cuerpos pues entre 8 puntos, 14 puntos, 16 puntos, es decir, para texto corrido, si la vamos a usar para un titular supergrande o para un logotipo, es normal que aparezcan espacios en blanco que, así como en tamaños pequeños como podemos ver aquí, este precioso "Ostrum", se ve perfecto, no habría que modificar nada, pero al verlo en grande sí que es verdad que pueden surgir problemas. Bueno, pues podríamos ajustarlo —se mete un poquito de "tracking" negativo— para llenar esos espacios que al hacer grande la tipografía pueden surgir. E incluso si estamos haciendo un logotipo, muchas veces conviene ajustar pares de "kerning", como aquí que ajustaríamos poquito, aquí tal vez un poco. Con lo cual no es que esté prohibido ajustar el espaciado, el interletrado, pero vamos a hacerlo solo en contadas excepciones, sobre todo cuando usemos la tipografía para una función para la que no ha sido pensada. Otra de las cosas, aunque esto lo veremos aparte, pero lo vamos a citar aquí: al justificar un texto —voy a duplicarlo y así lo hemos mejor— si lo justificamos lo que ocurre es que InDesign, con toda su buena voluntad, lo que hace es ajustar todas estas líneas para que ocupen todo el ancho de la columna y entonces ¿qué hace? Bueno, no puede modificar la anchura de las letras, así que modifica los espacios entre las letras y entre las palabras. Con lo cual, empiezan a surgir problemas, como vemos por aquí que empieza a haber blancos mayores de lo recomendado y perdemos todo el ritmo que ha construido el diseñador de tipos, lo vemos aquí muy claramente. Con lo cual, estamos malogrando su trabajo. No digo que esté prohibidísmo justificar un texto, pero siempre que lo podemos hacer en bandera será mucho mejor. Lo mismo con el interlineado. El interlineado también es algo que ha definido el diseñador de tipos concienzudamente, lo ha pensado, ha hecho miles de pruebas y, a no ser que tengamos una gran razón para ello, abrir el interlineado va a darnos problemas. Es verdad que para cierto tipo de textos, ciertos tamaños de texto, lo mismo que veíamos con el interletrado, pues nos puede pasar con el interlineado. De hecho incluso, si estamos trabajando para una publicación digital en vez de para empresa, muchas veces es verdad que hay que abrir un poquito el interlineado porque los medios tienen cada uno sus características y si esta tipografía, como en este caso, ha sido diseñada para utilizarse en papel, pues bueno en pantalla sí que es verdad que igual hay que abrir un poquito el interlineado, pero en principio también vamos a respetar ese trabajo del diseñador de tipos. Y por último, y esto ya sí que es innegociable, a no ser que haya alguna cosita que nos lo requiera, vamos a evitar por todos los medios estos dos botones: escala vertical y escala horizontal. Parece que no esconden nada raro, pero que lo que hacemos es modificar directamente la forma de la letra. Lo mismo que con el interletrado y la justificación, InDesign no lo hace con ninguna mala intención, pero no tiene manera de adivinar cuál es la mejor manera de hacerlo y aunque está muy bien programado, y vemos que incluso puede resultar extraño pero no del todo catastrófico, si empezamos a ampliar mucho sí que empiezan a perder las proporciones las letras y empieza a desestructurarse todo el sistema. Si queremos una tipografía más expandida, buscaremos por tanto una fuente que tenga ese estilo condensado o expandido. Si no, siempre deberíamos mantener esto al 100 %. Como digo, siempre hay excepciones. Si necesitamos por lo que sea hacer un poquito, pues bueno un 5 % no hace daño a nadie y podría pasártelo, pero en principio vamos a respetar el trabajo del diseñador de tipos y no vamos a tocar, a no ser que sea estrictamente necesario, ni el interletrado ni el interlineado ni la forma o las proporciones de las letras en su escala vertical u horizontal.

InDesign: Tipografía y ortotipografía

Aprende a dominar las pautas tipográficas más comunes y adéntrate en el mundo ortotipográfico para dar un aspecto mucho más profesional a todos los textos que realices.

2:52 horas (30 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.