Aprende lectura rápida

Qué se supone que es la lectura rápida

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
La lectura rápida ofrece no solo la capacidad de poder trabajar mucho más rápidamente con texto, sino también poder recuperar, asimilar y comprender el contenido de ese texto: no solo es leer muy deprisa sino también captar todo el contenido hasta, técnicamente, los detalles más pequeños.
02:07

Transcripción

La lectura rápida es una colección de métodos enfocados en aumentar considerablemente la velocidad media de lectura del praticante, sin sacrificar, con ello, mucha de la comprensión lectora y de la receptividad, ya que esta información es la que queda luego tras leer el contenido. Dentro de las diferentes metodologías, hay algunas que funcionan y otras que no. De hecho, la lectura rápida es, en muchas ocasiones, una consecución natural cuando se alcanzan varios parámetros que configuran la base de esta forma de leer, empezando por la comprensión lectora, sin la que resulta imposible poder hacer una lectura rápida de calidad. Según el estándar de "calidad" de lectura rápida, lo más importante es alcanzar un número de palabras leídas por minuto, pero con frecuencia se omite que ese contenido debe ser asimilado a través de la comprensión lectora de forma total, cosa que es muy poco probable o parcial, que es lo más habitual. Puedes entrenarte para leer muchas palabras, pero por encima del límite de tu comprensión lectora, este entrenamiento no sirve para nada, porque no se traslada información a tu cerebro. En otros entornos, como en la adquisición rápida de conocimiento, o el modo de reconocimiento de un contenido, ahí la lectura rápida sí puede ayudarnos a captar de un vistazo la esencia o partes más importantes o interesantes de un documento. Con frecuencia se le denomina "leer de cruzado", "leer en diagonal" o "escaneado", que no es más que otro método de lectura rápida, pero destinado a captar solo las ideas más básicas del documento. Es importante que entiendas que si consigues la habilidad suficiente para utilizar la lectura rápida, y la conviertes en un hábito, tienes que tener en cuenta que has de ser capaz de desactivarla, porque simplemente hay textos que requieren de una lectura pausada; no la velocidad que utilizamos para leer documentos en el trabajo o, incluso, cuando estamos usando tácticas agresivas de aprendizaje. La lectura rápida requiere ser apagada en ciertos momentos, porque entre otras cosas perdemos también el placer de la lectura.

Aprende lectura rápida

Aprende a captar los conceptos fundamentales de toda la documentación que pasa por tus manos, gracias a técnicas de lectura rápida con las que mejorarás tu compresión lectora.

37 min (15 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:7/08/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.