Prepara tu entrevista de trabajo para un puesto como programador

Qué papel juega la actitud en una entrevista de trabajo

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1246 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
La actitud es un tema muy conocido dentro de las entrevistas de trabajo, pero es un reto que debemos de abordar si queremos salir bien librados. Analizaremos qué es lo que quiere un reclutador escuchar sobre este tema.

Transcripción

La actitud para las entrevistas de trabajo la vamos a ver desde dos puntos de vista. Del entrevistado: Ya que tú eres el entrevistado tienes una perspectiva muy clara de cómo debe ser tu actitud. En resumen lo podemos decir en una palabra: Amena. ¿Qué quiere de esto? Que seas cordial, respetuoso, que seas agradable al momento de hablar, que te dirijas de la forma correcta. Eso creo que es bastante sencillo, con todo lo que se vio en el curso. Pero existe la actitud del entrevistador y te voy a explicar lo que sucede. El entrevistador tiene que jugar sus cartas para obtener información y es muy claro que las va a jugar. Así que el entrevistador puede tener las siguientes actitudes: Amena, agresiva, silenciosa. Normalmente, estos son los tres tipos más comunes, no son los únicos, te voy a mencionar más adelante las otras opciones que te puedes encontrar pero por ahora, nos vamos a centrar en estas. El entrevistador ameno siempre será cordial, tratará de saber más de ti y siempre con preguntas te van a generar empatía. En realidad es el entrevistador con el que la mayoría se sienten cómodos, pero es un poco más tardado para obtener información. A veces se hacen largas estas entrevistas y algunas personas pueden caer en desesperación o aburrimiento. El entrevistador agresivo casi siempre tiene el objetivo de buscar desestabilizar a los candidatos para buscar alguna contradicción. Quiere que te sientas presionado pero también no pierde de vista tu actitud hacia la presión y tu manejo de los nervios. No significa que una entrevista agresiva tenga más probabilidades de fracaso, en comparación con otras, pero la mayoría de la gente cae ante este tipo de entrevista. Esto se debe a que no estamos acostumbrados a tantos cuestionamientos en tan poco tiempo y además sin conocer a la persona. Pero el fracaso sí depende en su totalidad de la persona entrevistada. No importa en muchas ocasiones lo que se responda, importa cómo lo respondes. Si el entrevistador observa autocontrol o que mantienes la confianza, eso ya es un gran punto a favor. No pienses mucho en este tipo de entrevistas, en muchas ocasiones escucharás que la clave es únicamente poner atencion a las preguntas, no a la expresión física de las personas o a las expresiones faciales. Ya que un entrevistado no puede ser agresivo de forma verbal, normalmente usan estas estrategias. Cuando tu hablas te ignoran. No te dejan acabar las respuestas. Te cambian la pregunta en la mitad de la respuesta. Te preguntan lo mismo en dos o más ocasiones. La recomendación más importante es: Siéntate derecho, contesta lento y con calma y siempre responde lo que te dice. También te conviene lanzar algunas preguntas entre tus respuestas para ganar tiempo y lograr pensar con claridad. Eso también te dará pausa y aliento para meditar lo que dices mejor. El entrevistador silencioso también intimida a cierto tipo de personas, pero en realidad, no por la actitud sino por las preguntas directas y cortas. Se le llama "silencioso" porque únicamente dice lo necesario, no más. El entrevistador busca conocer de forma rápida y concreta lo que necesita saber. También quiere saber cómo manejas el silencio y una actitud un poco incómoda ya que no es habitual encontrarla. Por lo tanto, en resumen, las recomendaciones son: Se breve, ve al grano, muestra seguridad, especifica todo. Finalmente, los otros tipos de entrevistas que te puedes encontrar son en teoría más fácil de manejar, como la cordial, las generales, las prácticas, entre otras.

Prepara tu entrevista de trabajo para un puesto como programador

Prepárate a conciencia para tu próxima entrevista de trabajo, conoce los puntos clave, las preguntas, algoritmos más comunes y consejos para negociar las condiciones laborales.

2:08 horas (27 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.