Mejora tu concentración

Qué es la concentración

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
La concentración es uno de los elementos clave para poder realizar muchas tareas de nuestro día a día. Nos permite ser más productivos y que la calidad de nuestro trabajo sea mucho mejor, además de permitirnos economizar nuestro tiempo.
04:06

Transcripción

La concentración mental es un proceso físico que se realiza por medio del razonamiento y que consiste en centrar, de forma voluntaria, toda la tensión de la mente sobre un objetivo, objeto o actividades que se están realizando, dejando de lado cualquier otra circunstancia que pueda ser capaz de interferir en la atención o en la consecución de objetivos. La concentración es absolutamente vital para todo tipo de actividad intelectual y, en general, sin concentración no podríamos realizar cualquiera de las cosas de nuestro día a día. Pero sobre todo es vital para nuestros estudios o para realizar cualquier actividad laboral. Dentro de esta definición, ampliamente aceptada, hay una parte muy importante y es que se trata de una acción voluntaria. Nosotros, nuestra mente, es capaz de ponerse en modo "concentrado", porque se trata de un acto voluntario, consciente y, por lo tanto, salvo algunos trastornos o enfermedades o algunas conductas de diverso tipo, ya tienes la capacidad de concentrarte en una tarea. La concentración es especialmente importante en los procesos de aprendizaje, por lo que ya desde nuestra más tierna infancia se intenta potenciar esta capacidad que es imprescindible para la adquisición de nuevos conocimientos. Por otra parte, la concentración se utiliza también en el deporte, donde ayuda al deportista a enfocarse en las acciones que ha de realizar. La concentración, no obstante, puede ser mermada por diferentes tipos de trastornos que van desde enfermedades a conductas varias, tanto el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, el consumo abusivo de drogas o medicamentos como ciertos ansiolíticos que afectan a las funciones de concentración y memoria. La concentración puede llegar a ser tan poderosa que nos centraremos en nuestro objetivo y el mundo que nos rodea desaparecerá totalmente e incluso algunos de nuestros sentidos se desconectarán de forma que nuestro entorno no interferirá en nuestro estado. Si alguna vez has estado muy concentrado en una tarea, habrás observado que tu oído, por ejemplo, tarda en responder a estímulos sonoros y necesitamos ser avisados varias veces, porque estábamos, evidentemente, muy concentrados en la tarea que estábamos haciendo. El estímulo de la concentración para aquellas personas que tienen más dificultad en alcanzar este acto voluntario pasa por realizar tareas que ayudan a llegar a este estado mental, casi todas ellas individuales, que buscan que la persona se abstraiga del entorno a través de tareas físicas como es el deporte o tareas mentales como la lectura o la meditación. Y una vez que ha llegado a ese punto en el que nuestro entorno desaparece, se puede decir que estamos concentrados en algo, aunque sea en nuestros pensamientos. La concentración es imprescindible para dos circunstancias propias de todas las personas que son muy importantes para su desarrollo personal y su desarrollo vital, que son: la calidad del trabajo y el ahorro de tiempo, que nos permite hacer muchas tareas, incluidas las placenteras, debido a que no hay interrupciones durante esas tareas por distracciones voluntarias o involuntarias permitiéndonos ser más productivos en una primera instancia, pero también tener una vida mucho más plena. Al respecto de la concentración y su enemiga, la distracción, somos nosotros los que debemos de proveer a nuestra mente de un entorno en el que las distracciones sean mínimas, especialmente las externas, que no podemos controlar y, en el caso de que tampoco podamos controlar nuestras distracciones voluntarias, modificar ese entorno para que la ausencia de ellas nos permita en un acto de voluntad concentrarnos en la tarea o tareas que tenemos que realizar. A lo largo de este curso, vamos a centrarnos precisamente en generar concentración, en cómo nuestro entorno está diseñado para interrumpirnos constantemente, en cómo hemos creado nosotros distracciones voluntarias que además, generalmente, están atadas a acciones placenteras y, sobre todo, en cómo vamos a aprender a concentrarnos y de paso a conocernos un poco más a nosotros mismos.

Mejora tu concentración

Aprende a mejorar tu concentración al momento de trabajar y cómo enfrentarte a las interrupciones gestionando tanto tu entorno digital como físico para limitar notificaciones.

50 min (16 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Formadores:
Fecha de publicación:9/08/2017
Duración:50 min (16 Videos)

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.