Gestión financiera: Punto de equilibrio

Qué es el margen de cobertura

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En este vídeo aprenderemos qué es el margen o beneficio en una empresa, qué tipos de márgenes hay y qué significado e importancia tiene el margen de cobertura.
04:48

Transcripción

Conocer la estructura de costes de nuestra empresa es la única forma de optimizarlos y conocer a fondo nuestra empresa. Pero no todas las empresas se conocen a sí mismas internamente. De forma más habitual de lo que suponemos, se omite y desatiende esta información; siendo la causa por la que negocios con un alto volumen de venta, sin embargo no son rentables desde el punto de vista económico, ya que desconocen su estructura de costes y desconocen dónde reside el foco negativo por el que están perdiendo dinero. Esta carencia, una vez más, viene originada por la normativa recogida en el plan contable oficial, que la mayoría de los países no exige un detalle de costes más allá de conocer el beneficio final, que, como observamos, es una información incompleta. Los planes contables tienen un fin fiscalizador y recaudador. ¿Y eso es bueno para la empresa? No. Y una vez más se pone de manifiesto la necesidad de una contabilidad de gestión interna adaptada a las necesidades de la empresa y que sea el soporte válido para las decisiones y la gestión. En cualquier caso, con los datos de la contabilidad oficial que maneja cada empresa podríamos conocer un indicador muy importante: el margen de cobertura. Si al precio de venta le restamos el coste variable del producto, que sería el coste de fabricación o el precio de la compra, obtenemos el margen de cobertura o margen de contribución. Y si finalmente restásemos el resto de costes fijos, tendríamos el resultado de explotación. Abordamos por ello el margen de cobertura, también conocido como margen de contribución, que, como vemos, es la diferencia entre el precio de venta del producto que vendemos y el coste variable necesario para producirlo o para adquirirlo. Todo ello expresado en euros. A esta diferencia, como decimos, se llama margen de cobertura o margen bruto. Vemos un ejemplo muy sencillo. Supongamos una tienda de electrodomésticos, que en un mes vendemos frigoríficos por valor de 10 000 euros que a nosotros nos han costado 6000. Ese sería el coste variable. ¿Cuál sería el margen de cobertura? Muy fácil. Lo restamos y obtenemos el resultado de 4000 euros. Podemos expresarlo en porcentaje, es decir, del precio de venta el 60 % cubre los costes variables y el 40 % restante servirá para cubrir el resto de costes, los fijos, como el alquiler, los seguros, las nóminas, etc. Y el sobrante será su beneficio. En caso de empresas industriales, una panadería, calcularía su margen de cobertura de la misma manera. Si vende 3000 euros de pan y los costes variables suponen 1000, la diferencia, los 2000 restantes, será el margen de contribución o margen de cobertura. Si lo trasladamos a porcentaje, sería un 66 % de las ventas, deberá hacer frente al resto de costes y, además, obtener el ansiado beneficio. Sin ningún paliativo y sin excepciones, este margen solo puede ser positivo y, además, lo suficientemente amplio que permita hacer frente, como mínimo, al resto de costes fijos. El margen de cobertura, como vemos, es una referencia importante para determinar la salud de la empresa y las decisiones oportunas. Insistimos que este margen debe ser positivo y, además, tal como su nombre nos induce a pensar, deberá cubrir todos los costes fijos si queremos evitar tener pérdidas. Para completar este tema nos interesa también especificar y precisar el margen de cobertura unitaria, que nos indicará el margen de beneficio que es capaz de generar cada producto vendido, cada unidad de forma individual, e independientemente del resto de costes que se atribuyen a la empresa. El margen de cobertura unitario es la diferencia entre el precio de venta y el coste variable por unidad de producto vendido. Si se trata de una fábrica de mesas, y el precio de cada mesa es de 150 euros, y la madera y resto de costes variables suman 60, los 90 euros de diferencia –150 menos 60– será el margen de cobertura unitario o margen bruto unitario. Basándonos en este argumento, las marcas blancas justifican sus precios reducidos diciendo que los costes fijos se cubren con el margen de cobertura de la producción oficial y, por tanto, se pueden permitir vender el resto de productos cubriendo solo los costes variables, sin necesidad de aportar ningún margen.

Gestión financiera: Punto de equilibrio

Domina el concepto de punto de equilibrio y el modelo de cálculo en el ámbito empresarial fundamental para la buena salud de una empresa y para garantizar su supervivencia.

1:32 horas (21 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
Fecha de publicación:30/03/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.