Gestión financiera: Punto de equilibrio

Qué empresas pueden usar el punto de equilibrio

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Este vídeo será un repaso a cómo utilizan el punto de equilibrio las empresas de distintos gremios y también de distintos tamaños.
04:25

Transcripción

La aplicación de este modelo de cálculo vemos que nos ayuda sobremanera en la toma de decisiones estratégicas de nuestra empresa. ¿Y a qué empresa le puede interesar esta información? Yo cambiaría la pregunta: ¿a qué empresa no le puede interesar? Evidentemente conocer el nivel de actividad mínimo necesario para no tener pérdidas les interesa a todas las empresas, sean del tamaño que sean, tengan la forma jurídica que tengan y operen en cualquiera de los sectores. Y si a esto le sumamos que se obtiene a través de un sencillo cálculo, el uso puede y debe ser generalizado. En el inicio, en sus primeros pasos empresariales, les ayudará y les guiará en su objetivo mínimo, que es alcanzar este punto de equilibrio, a partir del cual ya empezarán a obtener beneficios. Esto para empresas de reciente creación. ¿Y para las empresas ya consolidadas? Estas ya no querrán estar en el punto de equilibrio. ¿Qué empresa quiere estar en el punto de equilibrio? Querrán sobrepasarlo. Porque el objetivo de una empresa es mucho más ambicioso. Es tener ganancias, obtener beneficio. Decíamos que su cálculo es sencillo y está basado en la división de los costes en fijos y variables. Por ello, entre los requisitos imprescindibles encontramos, primero, tener datos fiables. Una contabilidad rigurosa que recoja todos los hechos contables que se suceden en la empresa y que puedan clasificarlos para que el cálculo de este indicador responda a la realidad de la empresa. Segundo, un modelo de gestión moderno y profesional. Con estos requisitos tan asumibles, ¿todas las empresas conocen su punto de equilibrio y tienen respuesta a todas estas preguntas? Por el tamaño de la empresa encontramos como lo afrontan de forma diferenciada. En las microempresas suele ocurrir, puesto que son entidades que están en manos de una sola persona, que a la vez es la que se encarga de tareas como la administración, las finanzas, las ventas y la producción, que carece de los datos necesarios y la importancia de estos indicadores. Son empresas que no saben que no saben. En las pequeñas y medianas, el número de personas suele ser más elevado. Generalmente las funciones y procedimientos que las integran están automatizados y existen áreas y secciones destinadas a hacer tareas específicas. Por tanto, los datos los tienen y dependerá del modelo de gestión, si es más profesional y moderno o, por el contrario, están regentadas por empresarios que gestionan de espaldas a los datos. Son empresas del modelo: "Aquí siempre se ha hecho así". Por último, la grandes empresas. Estas entidades cuentan con sistemas de operación y administración sumamente avanzados. Normalmente, han crecido y son exitosas por actuar y tomar decisiones sobre modelos de gestión medida, profesional y basados en información relevante, es decir, en un ambiente de menor incertidumbre. Por el sector, ¿a todas las empresas les interesará por igual? Probablemente sí, pero la diferencia la encontramos en la estructura de costes que presentan. En unos casos serán los costes variables, y en otros los fijos, los que tengan una mayor relevancia. Para una empresa industrial, las que se dedican a transformar la materia prima en producto, cuya actividad primordial es la producción de bienes, los mayores costes son los variables, las materias primas. Y lo mismo pasa en las empresas distribuidoras y en las comerciales; que no producen, simplemente acercan o ponen a disposición del cliente las mercancías. Y, por tanto, será también un coste variable altísimo. Un ejemplo puede ser cualquier tienda de ropa o una distribuidora de bebidas. Sin embargo, las empresas que operan en el sector servicios, que son aquellas que suelen dedicarse a actividades que requieren trabajos físicos o intelectuales –por ejemplo, una academia, un despacho de abogados o un estudio gráfico–, en este caso su estructura de costes variará. Será completamente opuesta y la mayoría de sus costes serán precisamente costes fijos.

Gestión financiera: Punto de equilibrio

Domina el concepto de punto de equilibrio y el modelo de cálculo en el ámbito empresarial fundamental para la buena salud de una empresa y para garantizar su supervivencia.

1:32 horas (21 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
Fecha de publicación:30/03/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.