El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Ingeniería social para IT

Programación neurolingüística como trucos de control mental

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
La neurolingüística no es más que un compendio de conocimientos psicológicos clasificados a modo de trucos de control mental. Pero aprovecharemos esta terminología para explicar los más fundamentales y comprender las bases de su funcionamiento.

Transcripción

Conocida por sus siglas PNL, la programación neurolingüística fundamenta sus teorías en la capacidad que puede tener una persona de programar las acciones o respuestas de otra. La palabra 'programación' hace referencia a la capacidad que daría a quienes la usan de gestionar el comportamiento ajeno, como si de código informático se tratase. El término 'neuro' está enlazado con la percepción sensorial que determina nuestro estado de ánimo, mientras que la lingüística se refiere a comunicación, tanto con lenguaje oral como con el corporal. No es coincidencia que los creadores de la PNL fuesen dos personas, un informático y un psicólogo y lingüista. La PNL tiene más de método de autoayuda que de fundamento científico, pero es una enseñanza muy común para formación de vendedores o en cursos de ingeniería social para expertos en seguridad. El problema es que desde su creación en los años setenta se ha enfocado más a hacerse atractiva y apetecible a un público ávido de conocimientos fáciles que a fundamentarse científicamente. Sin embargo, hay explicaciones científicas que sí permiten llegar a conclusiones similares a las de la PNL, solo que por caminos distintos y menos seductores. Entonces, ¿por qué hablamos aquí de la programación neurolingüística? Porque si quitamos el marketing y nos quedamos con la esencia, influir en los demás mediante el lenguaje, encontraremos herramientas psicológicas muy prácticas para la interacción humana que pueden ser utilizadas, y de hecho lo son, por los ingenieros sociales. Pongamos algunos ejemplos. La PNL cataloga la posición de los ojos de un interlocutor de forma que nos dice sin lugar a dudas si está recordando, inventando, decidiendo si responde o no, etc. Esto es algo que se ha extendido tanto que forma parte de la cultura popular, pero depende de tantos factores que es una simplificación extrema y por tanto inútil. Lo que sí es cierto es que si miramos a los ojos de nuestro interlocutor, podemos enfocar nuestra atención en él y percibir más matices de sus expresiones, tanto musculares como verbales. Por lo tanto, no es que el interlocutor nos indique nada con la dirección a la que apuntan sus ojos, sino que al mirarlos estamos más concentrados en todo lo que nos cuenta y cómo lo hace. Además, al obligar a nuestro cerebro a atender en esa dirección, el resto de nuestro cuerpo acompañará a nuestra mirada y el interlocutor se sentirá atendido y en consecuencia animado a seguir hablando. Obviamente, la comunicación no verbal es fundamental, pero tiende a simplificarse demasiado. Sistemas como la PNL hacen definiciones demasiado estrictas, como la que indicábamos de la posición de los ojos, al igual que los estudios de microexpresiones faciales, que aunque no son falsos suelen simplificarse tanto que resultan inútiles. Las microexpresiones faciales son reflejos ante las emociones esenciales: desprecio, tristeza, sorpresa, miedo, asco, alegría e ira. Son gestos que duran una fracción de segundo y que muestran nuestra auténtica reacción ante lo que nos dicen o nos sucede., pero el nivel de especialización que se requiere para identificarlas implica una dedicación casi exclusiva, por lo que no podemos emplearlas como defensa ante ataques de ingeniería social. El problema es que los ingenieros sociales especializados sí pueden entrenarse en identificarlas y tratar de calibrar su interacción con nosotros en base a nuestras microexpresiones. La PNL dice que cuando hablamos con otra persona debemos tener nuestro cuerpo relajado, porque estando rígidos no transmitimos nuestra energía al interlocutor y por lo tanto es más difícil conectar con él. Pero lo cierto es que no se establecen conexiones energéticas de ningún tipo entre dos personas que conversan, lo que sí es cierto es que si estamos relajados, respiramos mejor, oxigenamos mejor y por tanto pensamos mejor. Esto ayuda a no dar rodeos en la argumentación y a que nuestra voz suene más grave y menos entrecortada. Por tanto, no es que se transmita energía positiva al interlocutor, sino que este percibe nuestra voz más firme, nuestro lenguaje verbal más estable y nuestros argumentos más cohesionados, por lo que estará más predispuesto a confiar en nuestro mensaje. Cuando alguien empieza a hablar con nosotros, no hace falta recurrir a trucos "jedi" para que siga haciéndolo, basta con hacer cosas tan sencillas como mostrar verdadero interés validando sus afirmaciones, lo cual alimenta su ego. También podemos convertir sus afirmaciones en preguntas para que las desarrolle. Por ejemplo, si preguntamos a alguien en un edificio que qué hace allí y nos responde: "Trabajo aquí". Si respondemos: "Ah, ¿trabajas aquí?" le devolvemos la responsabilidad de continuar la conversación y puede que nos diga, por ejemplo, el departamento en el que trabaja. Esto es lo que un atacante intenta, que la mayor carga de la conversación la lleve la víctima. Que el positivismo se transmite mediante la sonrisa como un contagio es otra de las afirmaciones de la PNL. Pero no se trata de positivismo, lo que realmente ocurre es que la sonrisa es un gesto que no se puede hacer mientras se habla, porque no permite vocalizar correctamente. Obviamente, es un gesto positivo y el interlocutor así lo percibirá, pero lo más importante es que dado que no podemos hablar mientras sonreímos, al ver sonreír a otro sabemos que no puede hablar y en consecuencia nos está invitando a seguir haciéndolo nosotros. Es decir, que si alguien sonríe mientras nos escucha, entendemos que nos presta atención, y como a todos nos gusta sentirnos atendidos, continuamos hablando. Así pues, desmitificada la PNL, debe quedarnos claro que la comunicación no verbal es extremadamente importante y que influye tanto negativa como positivamente en el posible éxito de un ataque presencial de ingeniería social y por eso es una de sus bases fundamentales. Pero si queremos estudiarlo, debe ser desde el prisma científico, no desde la perspectiva de la autoayuda o los gurús.

Ingeniería social para IT

Conoce los fundamentos básicos de la ingeniería social para así poder reducir las posibilidades de éxito de quien trate de sustraerte información mediente este método.

4:11 horas (48 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Temas:
IT
Seguridad IT
Fecha de publicación:12/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.