El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Desarrolladores: Trucos semanales

Primero lo que menos te gusta

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Aprende los mejores trucos y tips, y descubre los conceptos básicos indispensable para todo desarrollador web, independientemente de tu experiencia. Si ya llevas desarrollando por años o si vienes del mundo del diseño y jamás has tocado una sola línea de código, todo lo que aprenderás con esta serie semanal de trucos serán una gran adición a tu actividad profesional y apuntalará tus habilidades como programador o desarrollador. Descubre desde increíbles consejos para que puedas tratar con tu cliente y saber cómo cobrar adecuadamente, hasta cuestiones técnicas claves para organizar y gestionar mejor tu tiempo y proyectos desarrollando.
01:24
  Añadir a marcadores

Transcripción

Para este tip, te contaré una historia breve. Cuando era pequeño, mis padres me llevaban a la mesa a comer y había ciertas cosas que, como todo niño, no me gustaban mucho, y otras para las cuales los ojos me brillaban, por lo que era lo primero que me comía. Y después, después pasaba tortuosas horas hasta acabarme todo el platillo que me habían servido. Tanto tiempo pasaba, que hasta había olvidado lo rico que comí al inicio. Un día, mi prima fue a comer a casa, y después de ver cómo sufría, me enseñó algo que he podido aplicar mientras desarrollo software, y con excelentes resultados. Viendo mi cara de sufrimiento me dijo: ¡Haz como yo! Primero come lo que no te gusta y deja lo más rico para el final; así comes motivado. Creo que ha sido uno de los mejores consejos que he recibido, y desde muy pequeño, pues aprendí que no siempre todo te debe de gustar para que ames tu profesión, pero sí puedes gestionar cómo trabajas con lo que te gusta y con lo que no, y eso es algo que he hecho desde el momento, pues clasifico mis tareas entre las más pesadas o fastidiosas, y las más divertidas y que me pueden dejar algún nuevo aprendizaje. Así, cuando comienzo un proyecto o tarea nueva, empiezo con lo que menos me gusta y resulta más fastidioso. Ya después continuo con lo que más me motiva e impulsa mi espíritu de desarrollador, así disfruto más mi trabajo y puedo comenzar y terminar contento casi cualquier proyecto.