Lightroom Classic CC: Trucos semanales

Previsualizaciones inteligentes en Lightroom

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Con esta serie semanal aprenderás pequeños trucos que mejoren tu flujo de trabajo diario. El objetivo del curso es facilitar el día a día mediante soluciones creativas o formas novedosas de trabajar con Lightroom Classic CC. Dispondrás de distíntas técnicas y consejos que te ayudarán con el trabajo a la hora de la clasificación y organización de archivos, veremos algunos trucos y atajos para cuando llegue el turno de editar nuestras fotografías en el módulo revelado y tambien mejoraremos con algunos comandos la creación de libros, proyecciones y páginas web.
05:48
  Añadir a marcadores

Transcripción

En este vídeo vamos a ver cómo podemos acelerar el flujo de trabajo de edición en nuestro programa. Gracias al uso de las previsualizaciones inteligentes podemos hacer que el ordenador esté editando nuestras fotografías sin necesidad de estar continuamente leyendo el archivo original de nuestra toma. Vamos a ver cómo programarlo. Cuando trabajamos con imágenes muy grandes y hemos pasado ya nuestro proceso de selección, hemos terminado ya con él, ya sabemos qué fotografías son las que vamos a querer editar y posproducir y dejarlas terminadas, independientemente del tipo de fotografía que sea, pero, principalmente, si estamos hablando de fotografías con un volumen muy grande, aquí estamos viendo fotografías de cámaras de formato medio digital, estamos viendo fotografías que cada foto pesa un montón y moverlas, lógicamente, al programa le cuesta, por muy buena máquina que tengamos. Entonces, sobre todo en este caso, pero podemos hacerlo con cualquier otro caso, vamos a aprovecharnos de una función que tiene el programa a la hora de configurar previsualizaciones que nos va a permitir editar nuestras fotografías muchísimo más rápido, donde vamos a poder trabajar a mucha mayor velocidad los ajustes por zonas, los pinceles y demás, e incluso poder hacerlo sin la necesidad de que esté el disco duro donde está guardada la fotografía, sin que ese disco duro esté conectado al ordenador: son las previsualizaciones inteligentes. Para realizar estas previsualizaciones inteligentes simplemente tengo que seleccionar las fotografías que voy a querer editar; o sea, estamos hablando de una parte del proceso donde yo ya he decidido que estas van a ser las fotografías que voy a querer editar. Como vemos en todas estas fotografías que he seleccionado, ya hay, y nos lo indica aquí esta señal, ya hay cinco de estas fotografías que ya tienen esa previsualización inteligente creada. Las otras 34 no. Ahora lo que vamos a hacer es irnos a Biblioteca, y en la sección de Previsualizaciones vamos a decirle que queremos crear esas previsualizaciones inteligentes. Cuando yo creo estas previsualizaciones inteligentes estoy creando unos pequeñísimos archivos que funcionan como DNG, que administra el programa, y que son totalmente editables, pero que, desde luego, no tienen todo el volumen de información que tiene nuestra fotografía. Esto no quiere decir que estemos editando sin calidad o que cuando llegue el momento de la exportación no exportemos con calidad. Me tengo que asegurar de que el archivo está en línea cuando exporte, y exportaré a la mayor resolución posible estos archivos. Simplemente hacemos clic en Crear previsualizaciones inteligentes. El proceso comienza. Le va a llevar un tiempo porque tiene que ir creando esas previsualizaciones, y, una vez hecho el proceso —vamos a seleccionar esta fotografía—, vemos que ya ha terminado el proceso, ya ha creado las previsualizaciones inteligentes para todas estas fotos. Como veis, este original ya tiene su propia previsualización inteligente. Hacemos doble clic, nos vamos al módulo Revelado. Esto es un archivo de la cámara Hasselblad Mirrorless, con lo cual es un archivo que pesa... un archivo de 50 millones de píxeles, y vamos a hacer una cosa muy sencilla, que es hacer una pequeña bajada de exposición con un pincel. Y si os fijáis, superfluido, sin ningún problema. Estoy editando un archivo que debe pesar prácticamente 50 o 60 megas, y lo estoy editando como si fuera un archivo en formato JPEG. Vamos a volver a la biblioteca porque estas previsualizaciones inteligentes son muy interesantes, pero ocupan también su espacio dentro de nuestro catálogo, con lo cual, en un momento determinado de nuestro trabajo, cuando hayamos terminado con todas las fotografías, de editarlas, las hayamos exportado, nos quedará el archivo en formato RAW ahí ya editado, terminado, y no queremos para nada tener esa previsualización inteligente ocupándonos espacio en nuestra carpeta del catálogo. Para ello, vamos a hacer un proceso de automatización de flujo de trabajo. Vamos a hacer clic en Crear una colección inteligente y vamos a seleccionar el conjunto de colecciones de automatización, y vamos a decir Previsualizaciones inteligentes. Y le vamos a decir que queremos que aquí solo se pongan las fotografías que tienen una previsualización inteligente. Hacemos clic en Crear. Vemos que tenemos 40 fotografías. En el momento en el que yo ya haya terminado de trabajar con estas imágenes, pues tengo que seleccionar las fotos que ya sé que he entregado o con las que ya he terminado, tengo que seleccionarlas, por ejemplo, todas estas, y me vuelvo a ir a Biblioteca y le digo que quiero descartar esa previsualización inteligente, con lo cual esa previsualización inteligente se borra. El archivo continúa estando ahí, lo que pasa es que ya no tiene previsualización inteligente. El archivo sigue estando ahí, como veis, pero ya no tiene previsualización inteligente. Necesitaría volver a crearla, o no. Simplemente, como veis, es una facilidad tremenda en el flujo de trabajo, cuando ya he decidido qué fotos voy a querer editar, generarle a esas fotografías, previsualizaciones inteligentes; y cuando he terminado con el trabajo, pues descartar esas previsualizaciones inteligentes que ya no me sirven para nada y, así, ahorrarme un espacio en nuestro catálogo.