Vamos a actualizar nuestra Política de privacidad próximamente. Te recomendamos consultar el avance.

Photoshop CC 2017 esencial

Preparar nuestras imágenes en Photoshop para imprimir

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1290 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Sí hemos acabado de retocar y preparar nuestra imagen y queremos imprimirla, vamos a ver qué características tiene que tener y cómo modificarlas para poder ser impresa de la manera más adecuada posible.
09:09

Transcripción

(hombre) Siempre que acabamos de retocar una fotografía o de generar un montaje o una composición, tendremos que mostrar de diferente manera el resultado de lo que hayamos realizado. En este video, vamos a hablar de como optimizar una imagen para imprimirla. Nosotros tenemos esta imagen que tiene una serie de capas, podemos observarlas en la paleta de capas, donde hay un texto, un rectángulo, la imagen del fondo, hay unos efectos. Este archivo como tal, no se podría imprimir directamente por una imprenta o por offset, habría que acoplarlo o que prepararlo para imprimirlo. Podríamos hacerlo de diferentes formas, si yo voy a utilizar otro software como puede ser Illustrator o como puede ser Indesign, no haría quizás falta que yo convirtiera mi imagen directamente en Photoshop porque esas aplicaciones las podrían reconvertir posteriormente cuando exportara el resto de la composición. Sin embargo, si estoy trabajando dentro de Photoshop, lo interesante sería preparar el archivo final para poder mandar a imprenta. Si yo mandara este archivo PSD a imprenta tal cual está, con capas y todo, podría haber algún tipo de problema por ejemplo, con la fuente, ya que si la imprenta no dispone de la fuente que yo estoy utilizando en esta capa no podrían imprimirse las letras de esta zona como yo las tengo diseñadas. Por eso es interesante preparar esta imagen para poder enviarla y transmitirla a una tercera persona. Para ello podemos hacer varias cosas, una de ellas sería venirse aquí al menú desplegable que hay en la paleta de capas y decir que quiero acoplar la imagen. De este modo, acabamos de fusionar todo el contenido en una única imagen, ya podríamos guardarla en el modo adecuado, para que de este modo, no tuviera ningún problema a la hora de imprimirse. Voy a deshacer este paso control + z, porque este mismo paso a la hora de guardar también vamos a poder realizarlo. Si yo directamente en el comando Guardar como, le digo que quiero guardar una copia sin capas, lo que haría sería acoplar toda esa información en una única capa. Con lo cual, ya tendría ese acoplamiento realizado. Voy a cancelar. Ya sabemos que de este modo, tanto guardando como, como acoplando la imagen, compactaríamos toda la información en una única capa que es lo que queremos para mandar a imprenta. El siguiente paso que tenemos que tener en cuenta es la resolución y el tamaño al que yo voy a enviar a imprenta esta imagen. Si yo entro dentro de imagen, tamaño de imagen, aquí me va a dar los parámetros de anchura, altura y la resolución que tiene. En este caso, estamos viendo que tiene 2000 píxels de anchura por 1333, si yo lo pongo en centímetros o en milímetros porque me muevo mejor no pasa nada, hace directamente la conversión. Si yo hiciera cualquier modificación en estos parámetros, lo que se provocaría es lo que se denomina un re-muestreo o inter-polación. Aquí tenemos activado este recuadro, eso quiere decir que el programa arreglo a unas fórmulas matemáticas va a inventarse píxels y va a eliminar píxels, no va a cambiar la relación que hay entre espacio físico y número de puntos que lo representan. Por eso, voy a desactivar aquí este ícono y vemos que se me enlazan tanto anchura, altura y resolución. Lo cual, me indica que no va a modificarse los pixeles sino la densidad de los mismos por espacio de superficie. Veamos ahora que ocurre si yo pongo a 300 puntos por pulgada, podemos observar como se ha reducido la anchura y altura de representación pero en la imagen no ha pasado nada, no hay ninguna modificación. ¿Por qué pongo 300? 300 es la resolución óptima a la hora de imprimir por imprenta tradicional, es decir, la técnica del offset, las imágenes que nosotros tengamos. Este valor con la nueva tecnología puede variar ya que hay una serie de formulas matemáticas que darían diferentes resoluciones, e incluso puede bajar un poco. Si queremos tener claro cual es el valor que le tenemos que dar de resolución, hablemos primero con nuestro impresor y el nos dará esa información de manera adecuada. Una vez tenemos esto simplemente confirmamos. Ya tenemos la imagen a 300 puntos por pulgada. ¿Qué es otra cosa que tenemos que tener en cuenta? Si yo estoy trabajando en RGB como sería el caso, esto es color luz, yo voy a tener que cambiar a color CMYK, es decir, a colores pigmento. Para hacer esto, simplemente tendría que cambiar mi imagen de RGB a CMYK. Al hacer este paso me va a preguntar si quiero acoplar la imagen o no quiero acoplarla, simplemente voy a decirle que no combine. Y también me va a preguntar por los objetos inteligentes, en este caso esta capa de aquí. Quiero que no rasterice. De esta manera, aquí hemos generado un documento en CMYK con las mismas características, pero ¿qué ocurre? Hay un cambio de lo que se denomina perfil de color, estábamos trabajando con un perfil RGB y ahora le tenemos que asignar un perfil CMYK, esto se hace para que los colores no pierdan la intensidad o la calidad de los mismos. Para eso, antes de continuar voy a cancelar. Podemos entrar dentro de edición y aquí en ajustes de color vamos a poder decirle cual es el perfil RGB con el que quiero trabajar y cual es el perfil CMYK con el que trabajaré. En este caso, en Europa, en la zona donde yo trabajo normalmente, FOGRA27 y 39 son los dos sistemas de color que se utilizan para el offset. Vosotros en vuestra zona podéis preguntarle a vuestro impresor cual es ese perfil de color con el que ellos están trabajando. Simplemente lo selecciono, confirmo y ahora voy a hacer el mismo paso, modo CMYK, vamos a decirle que no combine, que no rasterice y si que le asigne en este caso este perfil de color. Confirmamos. Acabamos de convertir mi imagen de RGB a CMYK como lo tenemos aquí. Ahora simplemente iría al menú Archivo, le diría Guardar como, recordemos para guardar una copia sin capas, formato en este caso el óptimo sería TIF para que se pudiera imprimir sin ningún tipo de problema, estaría incrustado el perfil de color que yo le he asignado para que la conversión de colores sea exacta y le diría guardar. A la hora de guardar puedo darle algunos parámetros pero vamos a olvidarnos de ellos, ya que los que vienen por defecto son bastante genéricos para cualquier sistema de trabajo, con lo cual, confirmamos y ya tenemos almacenada una copia del trabajo que yo tengo en mi pantalla, que ha partido de este original. Está claro que ha habido modificaciones en este original que no me interesaría guardar, cuando yo cierre este documento, sería interesante que lo volviera a tener en RGB y que lo volviera a tener con las capas, si las he acoplado o no las he acoplado y a la resolución que la tuviera. Por eso, es interesante que cuando cierre y me pregunte si quiero guardar le diga que no, ya que hemos guardado una copia, recordémoslo. ¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de preparar una imagen para imprenta? Recordemos, hacer posible toda la información en una única capa, resolución del archivo a 300 puntos por pulgada y el modo de color CMYK, cian, magenta, amarillo y negro. Después, el formato que vamos a poder utilizar es el formato TIF, Recordemos que, si vamos a colocar nuestro archivo en otra aplicación, como puede ser Indesign o Illustrator, podemos utilizar también el formato PSD porque posteriormente esa aplicación se encargará de hacer la conversión pertinente.

Photoshop CC 2017 esencial

Adéntrate en el apasionante mundo que te ofrece Photoshop CC 2017 desde las bases fundamentales y ampliando poco a poco tus conocimientos para desarrollar todas tus creaciones.

2:52 horas (32 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Formadores:
Fecha de publicación:8/11/2016
Duración:2:52 horas (32 Videos)

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.