Vamos a actualizar nuestra Política de privacidad próximamente. Te recomendamos consultar el avance.

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Por qué es importante la inteligencia interpersonal

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1290 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Estudiamos por qué es importante la inteligencia interpersonal en la empresa y cómo sumar al otro. Analizamos las cuatro habilidades diferentes en las que la inteligencia emocional ha sido dividida.

Transcripción

La inteligencia interpersonal, siguiendo a Goleman, es la capacidad de discernir y responder apropiadamente a los estados de ánimo, temperamentos, motivaciones y deseos de las demás personas. En la empresa, particularmente, consiste en la capacidad de comprender a los demás, entre otras cosas, desde los siguientes aspectos: cuáles son las cosas que más los motivan, cómo trabajan y cuál es la mejor forma de cooperar con ellos. La inteligencia interpersonal, entonces, apunta a que podamos desarrollar la conciencia social y particularmente la empatía. El requisito fundamental para poder relacionarnos adecuadamente con los demás, pudiendo leer y trabajar sus emociones, consiste en el desarrollo de dos habilidades emocionales fundamentales: el autocontrol y la empatía. Es precisamente sobre la base del autocontrol y la empatía que se desarrollan las habilidades interpersonales. Estas son las aptitudes sociales que garantizan la eficacia en el trato con los demás y cuya falta conduce al fracaso interpersonal reiterado. Y también es, precisamente, la carencia de estas habilidades la causante de que hasta las personas intelectualmente más brillantes fracasen en sus relaciones y resulten arrogantes, insensibles y hasta odiosas. El autocontrol y la empatía son las habilidades sociales que nos permiten relacionarnos con los demás, movilizarles, inspirarles, persuadirles, influirles y tranquilizarles. La inteligencia interpersonal ha sido subdividida en cuatro habilidades diferentes: el liderazgo, la aptitud de establecer relaciones y mantener las amistades, la capacidad de solucionar conflictos y la habilidad para el análisis social. Será nuestro propio desarrollo en estos cuatro puntos de manera permanente –porque los seres humanos estamos en continua evolución– lo que nos hará cada vez más inteligentes emocionalmente. Claramente, para poder desarrollar estas cuatro habilidades adecuadamente, será fundamental hacer crecer otras que serán la base para todo lo demás: comunicación efectiva, empatía, capacidad de influencia. Siguiendo estos cuatro puntos, entonces, lo primero que debemos hacer es conocernos muy bien a nosotros mismos en lo individual, pero fundamentalmente en nuestro rol de líderes de otras personas. Ser inteligente emocionalmente y manejar específicamente la inteligencia interpersonal es mucho más que comprender a los demás. Para ser exitosos en las empresas, las personas que nos rodean y especialmente las que forman parte de nuestro equipo tienen que ser exitosas también. Para esto, como líderes, debemos motivarlas, mentorearlas, ayudarlas a desarrollarse y alcanzar su máximo potencial, de manera que puedan ser más productivas y lograr su compromiso como individuos, pero también como grupo. Allí puedes preguntarte qué tan bien conoces tu estilo de liderazgo, qué estilo de liderazgo tienes, cómo te evalúa tu equipo como líder, ¿eres el líder que tu equipo necesita?, ¿los estás ayudando realmente?, ¿cuántas veces te has juntado con tu equipo en el último trimestre?, ¿e individualmente con cada integrante?, ¿sabes qué les pasa?, ¿qué acciones has implementado para desarrollar a tu equipo en el último mes?, ¿conoces cómo quieren desarrollar sus carreras profesionales?, ¿sabes con qué sueñan?, ¿qué anhelan? Para poder responder a estas preguntas, por supuesto, deberás conocer muy bien a las personas con las que te relacionas diariamente, y especialmente en la compañía en la que trabajas. Así como necesitamos conocernos a nosotros mismos, es fundamental conocer a nuestros compañeros de trabajo, a nuestro equipo, a nuestro o a nuestros jefes. Todo esto está relacionado con el segundo punto, que tiene que ver con la aptitud para establecer relaciones y mantener amistades. Para ello, primero debo conocer muy bien a los otros, cómo se comportan, cómo reaccionan, cómo trabajan, cómo te afecta su estilo de comunicación, qué valores tienen, qué emociones dejan ver con más frecuencia, con qué explotan, qué deseos tienen. Cuanto más te conoces y conoces esos aspectos en ti, más fácil es leer y conocer a los demás. Y la mejor manera de conocer a los demás es preguntarles, y preguntarles sobre todos los aspectos antes mencionados, hasta que creas que los conoces realmente. Otra estrategia es aprender juntos sobre todos estos temas, hacer test o evaluaciones todos juntos como equipo y luego discutir sobre similitudes y diferencias; también sobre cómo se complementan, participar en un proceso sobre cómo aumentar nuestro conocimiento acerca de los demás. Luego, es extremadamente importante trabajar el tercer punto de la inteligencia interpersonal: ¿te has capacitado en el manejo de conflictos?, ¿puedes resolverlos sin problemas?, ¿eres buen comunicador o necesitas desarrollar esta habilidad?, ¿cuál es tu estilo comunicacional?, ¿cómo enfrentas conversaciones difíciles?, ¿te has capacitado en ello?, ¿has practicado? Y por último, es fundamental desarrollar habilidades para poder leer a las personas adecuadamente desde lo emocional y así tener habilidad social. ¿Cuánto tiempo dedicaste este mes a escuchar a tu equipo?, ¿y a cada uno de sus integrantes?, ¿sabes qué les está pasando en este momento en particular, en lo grupal y en lo individual?, ¿es necesario que intervengas de alguna manera para ayudarlos a avanzar y desarrollarse? Es tiempo de pensar en estas cuestiones para que puedas crecer en tu propia inteligencia interpersonal. Es justamente la inteligencia interpersonal la que te ayudará a relacionarte adecuadamente con los demás y a ser un buen líder.

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Descubre qué es la inteligencia emocional y por qué es importante tomar control de las emociones, para mejorar tus relaciones con compañeros y clientes en el ámbito laboral.

1:24 horas (23 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:8/06/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.