El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Cómo crear equipos de alto rendimiento

Pon el interés de la organización en primer lugar

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Los intereses personales y las intrigas pueden perjudicar el rendimiento de todo un grupo. Tu equipo puede dejar de ser un equipo de alto rendimiento. Mantén a tu equipo concentrado en lo que importa, y haz que dejen de lado las intrigas y su interés personal.
04:31

Transcripción

Los intereses personales y las intrigas pueden perjudicar el rendimiento de todo un grupo, tu equipo puede dejar de ser un equipo de alto rendimiento. Mantén a tu equipo concentrado en lo que importa y haz que dejen de lado las intrigas y sus intereses personales. No es lo mismo ser sagaz que calculador. Ser sagaz consiste en saber quiénes son las personas influyentes de la organización y cómo conseguir que se cumplan las tareas. Si conoces el terreno y quién tiene la influencia en cada parte de la organización, puedes recurrir a su ayuda para que el plan de tu equipo avance. Ser calculador consiste en sacar ventaja de manera personal y en aprovecharse de la gente para conseguir un beneficio propio. Tu tarea como jefe es conocer la diferencia entre las dos capacidades y eliminar la segunda, porque perjudica a la motivación del equipo. Si los empleados ven que uno de ellos está sacando ventaja, se frustrarán, no les gustará ver que pierden recursos porque uno de ellos sigue sus propias prioridades. Si dejas que esa conducta persista a largo plazo, tendrás una cultura corrosiva en la que los empleados estarán dispuestos a traicionarse, divulgarán calumnias sobre sus compañeros para beneficiarse personalmente. Reconoce a un calculador, pero no permitas esta conducta. Si aprecias la diferencia entre alguien sagaz y alguien calculador y sabes que se pueden hacer planes para beneficio propio, podrás estar más allá de estas conductas y ayudarás a que el equipo consiga lo que tiene que cumplir. Un ejemplo personal. Trabajé en una organización donde me asignaron un proyecto muy difícil. Le comenté a mi jefe que podía enfocarlo de dos maneras: podía dedicarme a sumar los resultados de varios equipos, redactar un buen informe, asegurarme de que los proyectos se cumplan y hacer las cosas de manera administrativa, o podía irme al otro extremo, buscar el cambio y contribuir a eliminar los despilfarros del sistema, podía buscar maneras nuevas de hacer las cosas. Con el primer enfoque, iba a conseguir resultados y los empleados impulsarían algunas iniciativas con las que se sentirían incómodos pero seguros. Con el segundo, íbamos a conseguir más resultados pero irritaría a algunos empleados y no solo a los más nuevos, sino a algún directivo al que no le iban a agradar mi recomendaciones. Le pregunté a mi jefe cuál preferiría y me indicó que quería causar un efecto. Respondí que me alegraba pero que iba a necesitar una garantía de protección en el proceso, porque muchos directivos irían a por mí. Mi jefe accedió. Cuando el proyecto iba progresando, empecé a irritar a mucha gente importante de la organización y especialmente a uno que quiso ir a convencer a mi jefe de que me despidiera porque mi plan tocaba algunas de las cosas que le interesaban personalmente e intentó eliminarme de la organización. Por suerte, yo había sido sagaz y había conseguido el compromiso de mi jefe para protegerme durante el proceso y él cumplió su promesa. Conseguí no ser una víctima de ese plan calculador. Cuando analices si estás siendo sagaz o calculador pregúntate: ¿esto es por el bien de la organización? Si es así, adelante. Si no, para inmediatamente, detente tú o detén al empleado que muestra esa conducta, porque las intrigas pueden perjudicar el rendimiento del equipo.

Cómo crear equipos de alto rendimiento

Desarrolla y crea equipos de alto rendimiento, algo que te va a permitir mantener a tus empleados y tu empresa al más alto nivel y compitiendo por opciones de negocio.

2:18 horas (29 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:23/08/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.