Cómo ejercer tu influencia

Pide ayuda o consejo

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1240 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
El decimosexto método es pedir ayuda o consejo. Pide consejo o ayuda para reforzar el respeto que tienes por el otro. Le gustará el cumplido e invertirá en tu éxito, porque querrá que su consejo funcione. Pide ayuda y sé agradecido. Los dos sacaréis partido, y es una buena forma de pensar en la influencia.
03:14

Transcripción

El decimosexto método es pedir ayuda o consejo. Puedes llamarlo el método de Benjamin Franklin, porque en su biografía da un gran ejemplo de cómo convirtió a un adversario en alguien de confianza. Franklin le hizo un cumplido sobre su biblioteca y le pidió uno de sus libros por una buena causa. Después, le envió una nota de agradecimiento. A partir de ahí, el hombre se dirigió a Franklin de forma agradable por primera vez, y su amistad creció. Sé como Franklin. Primero, pide consejo o ayuda para reforzar el respeto que tienes por el otro. Le gustará el cumplido, e invertirá en tu éxito, porque querrá que su consejo funcione. Segundo, hazlo simple. Di algo como «Sé que tienes mucha experiencia en esta área. ¿Puedo pedirte tu opinión sobre algo? Tercero, haz que decir sí sea fácil. Pide cosas que requieran poco tiempo o esfuerzo. Recuerda incluir «un X ya es de ayuda», y sustituye la X por lo que busques. «Un par de minutos», «un par de ideas», «una reacción rápida»... En un estudio sobre donaciones de la Sociedad Americana contra el Cáncer, se comparó «¿Estaría dispuesto a ayudar haciendo una donación?» con una segunda frase que concluía con «incluso un céntimo es de ayuda». El segundo grupo contribuía casi el doble. Un 50 por ciento frente al 29 del primero. Y aunque le dijeron que un céntimo ya sería de ayuda, no dio menos dinero por donación. La media de los dos grupos fue la misma. Cuarto, expresa gratitud de forma sincera. En un estudio, se evaluaban las cartas de presentación de otras personas para postular por un puesto de trabajo. La mitad volvió a escribir diciendo «Gracias por su ayuda». Un día después, con el estudio en teoría acabado para los que ofrecían consejo, cuando ya les habían pagado, los otros les enviaron un mensaje pidiendo el favor de revisar una segunda carta. Los primeros ayudaron al 32 por ciento de los que no habían expresado gratitud. Es un resultado destacado por meramente pedir ayuda. Dijeron que sí al 66 por ciento de los que dieron las gracias. Es más del doble por un simple «gracias» que lleva muy poco tiempo y hace que el otro se sienta mejor. En otro estudio sobre recaudadores de fondos para una organización sin ánimo de lucro, los que recibían las gracias de su jefe hacían un 50 por ciento más de llamadas a la semana. Además, eran más energéticos y atentos en sus llamadas. Sigue los pasos de Franklin. Usa estas pautas. No dudes en pedir ayuda y ser agradecido. Sélo, dilo y sé sincero. Los dos sacarán partido, y es una buena forma de pensar en la influencia.

Cómo ejercer tu influencia

Ejerce influencia en otras personas gracias a unas metodologías probadas científicamente con las que aprender a determinar los mejores pasos cuando los demás busquen tu consejo.

1:21 horas (28 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.