El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Docker esencial

Partiendo de una imagen base

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
La única línea indispensable que tenemos en nuestro Dockerfile es la del FROM, es decir, donde asignamos de qué imagen base queremos partir para generar nuestra propia imagen. Tenemos una selección de miles diferentes en el repositorio de Docker Hub, desde una en blanco para montar nuestro propio sistema operativo, hasta las aplicaciones más completas listas para funcionar.

Transcripción

Lo primero que tenemos que decidir, a la hora de crear un Dockerfile, una nueva imagen de Docker, es desde dónde queremos partir. Desde qué imagen Docker queremos tomar la referencia. Lo más normal es que empecemos desde una distribución Linux estándar para tomar como base especialmente cuando no estamos todavía muy familiarizados. Vamos a intentar, por ejemplo, arrancar con una distribución Ubuntu, la última LTS, una 16.04, El comando para establecer la base desde cual empezamos nuestras imágenes Docker es "FROM". "FROM" lo que hace es decirle a Docker qué otra imagen utilizamos como base para nuestro trabajo. En este caso, podemos decirle que utilizamos la imagen Ubuntu 16.04. Podíamos simplemente especificar Ubuntu y cada vez que construyamos esta imagen tomará la última "release" la que se llame "Latest", esté tageada como "Latest" en el repositorio como referencia. Podemos especificar una versión y decir que es la 16.04 o la 14.04 o la 14.010, la que sea. Con este "FROM" lo que decimos es que herede todo el contenido de esta imagen. Vamos a heredar tanto los metadatos como los datos, los comandos... todo lo que tengamos en la otra imagen; si no definimos nada más sobre ello en nuestro Dockerfile lo heredaremos. Guardamos este fichero que única y exclusivamente tiene una línea, y podemos hacer un Docker Build. Le ponemos de tag, "Curso versión Ubuntu" y le decimos que compile el Dockerfile que tenemos en esta carpeta ahora mismo. Lo único que ha hecho ha sido tomar las capas de la Ubuntu 16.04 que no ha tardado nada porque lo tengo ya en caché lo tengo en local, tengo esa imagen descargada y eso me lo ha utilizado como base para crear mi imagen personalizada. Todavía no está muy personalizada solo tengo la base, pero podemos ver, en Docker Images ya tengo la imagen "Curso" con el tag Ubuntu y que obviamente coincide la Image ID porque es exactamente el mismo contenido solo hemos hecho el "FROM" y podríamos hacer un Docker run, y efectivamente estaríamos en una imagen que está basada en la Ubuntu 16.04. Como veis, el arrancar con una imagen nueva es súper sencillo, podríamos hacer lo mismo con cualquier otra distribución que esté dentro de los repositorios de Docker Hub o de cualquier otro registro Docker que utilicéis. De la misma manera, podríamos utilizar como base, Debian versión 6, para que veáis que aun no teniéndola en caché que yo esta imagen no la tengo en caché podéis construirla. Si hiciera el Build con el mismo tag lo sobrescribiría porque estaría pisando un tag que ya existe, pero vamos a crearlo con el tag Debian. Descarga todas las capas de Debian 6 y construye la imagen que lo único que tiene es un "FROM". Por lo tanto, si os vistamos tenemos "Curso" con tag Debian que si hacemos lo mismo, aquí tenemos un Debian 6. Como veis, arrancar con un Dockerfile de una base ya conocida es súper sencillo. A partir de aquí, esto da hacia adelante.

Docker esencial

Descubre lo que te ofrece Docker y aprende a empaquetar aplicaciones junto con todas sus dependencias en un contenedor virtual que podrás ejecutar desde cualquier servidor Linux.

2:18 horas (36 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:26/04/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.