El fotógrafo ingenioso: Trucos semanales

Paredes falsas como fondo en tus sesiones fotográficas

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Tanto con objetos profesionales como con implementos regulares, cotidianos y caseros, Joseph Linaschke nos trae una serie de tips y trucos profesionales en esta serie quincenal dirigida a fotógrafos amateurs y especializados para conseguir soluciones extraordinarias a muy bajo costo, listas para implementarse y alcanzar resultados de alto nivel. Fotografía macro, estabilización de tomas, difuminación de luces, difusores para flash y todo tipo de materiales para fondos son solo algunos de los temas que tocaremos en este curso cada quince días.
03:24
  Añadir a marcadores

Transcripción

Cuando se trata de crear un fondo para tu sesión de fotos, tienes muchas opciones. Puedes comprar un rollo de papel. Se llama "papel continuo" y viene en varios colores y un par de tamaños. No son caros y los encuentras fácilmente. Puedes comprarlos en las tiendas de fotografía. Tendrás un fondo muy homogéneo y limpio. Es una gran opción. En un vídeo anterior, fuimos a la tienda de telas y vimos diferentes piezas de material para usar como fondo. Esa es otra opción. Hoy, sin embargo, hablaremos sobre pintar tu propio fondo. A veces el color que necesitas no está disponible en tela o papel o tal vez quieres algo más natural o más orgánico que un rollo de papel continuo. Así que lo mejor es pintar tu propio fondo. Pero no todos tenemos una gran pared blanca para pintar una y otra vez del color que nos guste. Sin embargo, tenemos ferreterías donde podemos comprar cosas como una lámina de poliestireno de más de 1 x 2 metros Y son las mismas láminas que usamos en un vídeo anterior, cuando construimos un fondo en V. Estas láminas de poliestireno pueden ser pintadas de cualquier color. Y lo bueno de ellas, es que tienen dos lados que puedes pintar de diferentes colores para tener dos fondos en uno. El primero detrás de mí está pintado de un hermoso color rojo. Se puede ver la textura del poliestireno y parece una pared pintada. No tiene una textura homogénea como el papel continuo y es un muy buen fondo para tus sesiones fotográficas. Si giramos este fondo, verás que este otro lado fue pintado de un color gris claro. Aquí también podemos ver la textura del poliestireno. Parece una pared de cemento pintada y se ve bastante bien. Es una textura muy interesante. En este otro fondo, hemos añadido un poco de textura para que se parezca más a una pared de cemento. Tenemos los agujeros del poliestireno, pero hay algo más. Este tiene arena, o algún tipo de grano, que ha sido mezclado con la pintura para darle una textura real, táctil, y se va a ver muy bien cuando uses tus luces sobre este fondo. ¿Cómo puedes hacerlo? Tienes algunas opciones. Aquí tenemos un kit de textura y pintura. Esto va a añadir un poco de textura. Ya que cuando lo mezclas con la pintura, creará grumos y conseguirás un poco de textura. Esa es una opción. Aquí hay algo que se llama "Thread X" y es básicamente arena. Es algo para mezclar con tu pintura y obtener una superficie áspera. Por ejemplo, para evitar que un piso sea resbaloso cuando está mojado o congelado. Pero, en este caso, va a añadir una muy buena textura a la pintura. O también puedes comprar un poco de pintura de sílice, que es muy barata. Mézclala con tu pintura y tendrás la densidad de textura que gustes. Como puedes ver, es muy fácil construir tu propio fondo. Una lámina de poliestireno de la ferretería y un poco de pintura. Aplica dos manos de pintura y tendrás exactamente lo que quieres para tu sesión de fotografía.