Gestión empresarial: Trucos semanales

Orienta a tu equipo

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1272 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En esta serie semanal, Todd Dewett comparte contigo los trucos que aplican muchos gestores respetados y motivados para forjar buenas relaciones, abordar situaciones complicadas y hacer que su negocio prospere. Cada semana lanzaremos dos trucos. Veremos temas como evitar la temida microadministración, gestionar ambientes multigeneracionales, aprender a escuchar activamente y conocer las políticas de tu organización. Síguenos cada miércoles para descubrir más consejos.
02:42
  Añadir a marcadores

Transcripción

No hace mucho, el papel de los líderes era dar órdenes e instrucciones para decirle a la gente qué hacer, pero eso está cambiando. Hoy el éxito del líder se basa en la colaboración y en la asociación. El líder es más un tutor que un dictador. Y los mejores tutores usan las mismas técnicas. Prueba estas conocidas tácticas. Primero, da ejemplo. Esta es la única táctica indirecta, pero es la herramienta de enseñanza más importante. Lo quieras o no, el equipo te observa de cerca. Ellos examinan tu comportamiento y cualquier diferencia entre lo que dices sobre las normas de rendimiento y lo que haces. ¡Sé un buen ejemplo! Segundo, haz preguntas de sondeo. Cuando interactúas con tu equipo, haz preguntas, en lugar de apresurarte a dar la respuesta que buscan . Puedes darles la respuesta y ahorrar tiempo a corto plazo o puedes entablar un diálogo con preguntas diseñadas para motivarlos a encontrar las respuestas por sí mismos. Por ejemplo, si un empleado viene a ti con un problema que no sabe cómo resolver, tú podrías darle la respuesta. O podrías decir: "¿Haz preguntado al resto del equipo si alguien ya ha tenido este problema?" O tal vez podrías decir: "¿Cuáles crees que son tus opciones?" En general, debes ayudar a tu empleado a encontrar las respuestas y a desarrollarse al mismo tiempo. Tercero, facilita la mejora del equipo. En cada período de rendimiento identifica uno o dos procesos o comportamientos del equipo que desees mejorar. Identifica solo uno o dos por trimestre. Por ejemplo, este trimestre podrías centrarte en reducir la poca eficacia de las reuniones. El próximo podrías elegir una habilidad interpersonal como el dar buen "feedback". Como tutor debes facilitar prestar atención al progreso y comenzar conversaciones para mantener a la gente centrada. Finalmente, elige tus momentos. Debes saber que la tutoría se trata de saber cuándo intervenir y cuándo no. Busca siempre momentos de aprendizaje, pero antes de intervenir con preguntas y conversaciones, mira de cerca. ¿Están listos emocionalmente para una sesión de tutoría? Tal vez sí o tal vez necesitan tiempo para disipar ciertas tensiones. Además quizás quieras ser tutor la mitad del tiempo, pero ellos no lo necesiten. Si te aguantas y retrocedes, resolverán el problema por sí mismos. En el mundo actual del liderazgo tu trabajo es ayudar, facilitar y enseñar. Eres orientador. Sigue las sugerencias anteriores y podrás triunfar como tutor.