El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Fundamentos del dibujo vectorial

Modos de color

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Tenemos colores luz y colores de impresión. Vamos a explorarlos y a conocerlos a fondo para que los uses cuando sea conveniente, no limiten tu expresión de color y no te den dolores de cabeza cuando tu imagen pase del mundo digital al mundo real.

Transcripción

Básicamente, tienes dos modos de color disponibles: tenemos colores RGB y tenemos colores CMYK. Los colores RGB son percibidos o son para monitores y pantallas, allí los puedes ver. Los colores CMYK están en los impresos. CMYK representa la mezcla de cian, magenta, amarillo y negro. Es decir, estos colores están hechos a través de la mezcla de cian, magenta, amarillo y negro, en versión tinta, versión física. Diferentes porcentajes de cian, de magenta, de amarillo y de negro van a crear diferentes colores. RGB representa colores hechos con la escala del rojo, a nivel colores luz, verde y azul. Y lo mismo, en diferentes porcentajes conviven para crear los diferentes colores. De manera muy, muy, muy simple, los colores RGB, rojo, verde, azul, los que están basados en esta tricomía, son para medios digitales. Y los colores CMYK, que están basados en la mezcla de estos cuatro, son para medios impresos. Todos los programas de creación de gráficos vectoriales tienen la opción de seleccionar si vas a usar RGB o CMYK. Asegúrate de utilizar el tipo de color correcto de acuerdo al formato que vas a trabajar. Vamos, si tu dibujo va a ser un ícono que va a estar en medios digitales, bueno, pues te conviene utilizar RGB. Esto es para que cuando tú mandes tu archivo y apliquen el ícono, vaya en el formato de color correcto para que pueda ser presentado en los medios digitales. Si vas a trabajar una imagen que se va a ir para un impreso, cualquier medio impreso: periódico, postal, "flyer", una camiseta... te recomiendo que trabajes tu archivo en CMYK. De pronto hay tecnologías muy nuevas, muy, muy buenas, donde puedes mandar tu archivo en RGB y lo van a imprimir y se va a a ver perfecto. Sí, también ya está pasando eso, pero vale la pena que tengas clara esta diferencia, porque no siempre vas a tener acceso a esta tecnología donde no pasa nada con el cambio de color, sobre todo si estás trabajando empaques, por ejemplo, aquí todavía hay muchos lugares que imprimen en CMYK y que esta conversión les da muchos dolores de cabeza. Entonces, asegúrate de cuál va a ser la presentación final o el formato final de tu dibujo para que elijas el modo de color que necesitas. Incluso hay ocasiones donde necesitas ambos modos de color, donde va a ser una aplicación y también va a ser un empaque o va a ser una impresión en una patineta. Entonces, mucho ojo nada más en los archivos que estás mandando. Puedes olvidarte de esta parte ahorita, primero piensa que RGB es para medios digitales, CMYK es para medios impresos. Una vez que esa ya la tengas bien acomodada en tu mente, recuerda cómo están compuestos los colores luz, los colores para monitores y pantallas, con rojo, verde y azul, y que los colores para impresos están compuestos de esto. Ya que tengas muy claro esto, vas a poder trabajar muy bien con las paletas de colores y entonces vas a poder empezar a jugar, vas a notar que eliges un color –este es el color que eliges– y resulta que en RGB el color es muy brillante y te encanta, es exacto al que querías, pero cuando lo tienes que pasar a CMYK, resulta que tu color es más opaco; aunque sigue estando en el monitor, es más opaco, tiene menos luz y no se ve tan bonito. Esto es porque el monitor está haciendo una simulación de cómo se va a ver en impreso y tampoco se va a ver al 100 % así, pero es para darte una idea de cómo va a suceder. Entonces, mucho cuidado con eso y dependiendo ya de cada programa que utilices, cada uno despliega los colores diferente, te da diferentes opciones para trabajar con ellos, pero la mayoría te permiten trabajar con la cantidad de rojo, con la cantidad de verde y con la cantidad de azul y tú puedes personalizarlo, tienes una barra y puedes ir personalizando esto. Puedes ir moviendo el indicador de la barra y te va a cambiar tu color final. Y regularmente estos colores tienen un código numérico. Aquí está, tendrías un código aquí numérico, no tienes símbolos de número, pues, tendrías un código así para tu color. Este código también te puede ayudar a reproducir tus colores, vas guardando cómo se llama cuál, así el rojo de la capa de mi personaje es tal número, tal número, tal número; el verde del pasto es tal número, tal número, tal número, tal número. Entonces lo puedes guardar y lo puedes escribir para tu color, vas a buscar donde esté un bloque para escribir el código numérico de tu color, puedes escribirlo, puedes copiarlo, puedes pegarlo y te ayuda a tener tus colores más rápido. Entonces, es, recapitulando muy rápido: colores RGB son colores luz para monitores y pantallas; colores CMYK son para impresos. La diferencia es que los RGB van añadiendo luz y si los juntas todos se hace blanco, y CMYK los vas juntando y van quitando luz, van sustrayendo luz, y si los juntas todos da negro. Entonces, cuando vas a trabajar para medios digitales usas RGB, cuando vas para impresos usas CMYK. Y ojo con las diferencias cuando trabajes en tu programa de gráficos vectoriales.

Fundamentos del dibujo vectorial

Aprende a crear dibujos vectoriales y como utilizar las herramientas, capas y paletas de color para ello, transforma tus bocetos en trazados vectoriales para formatos digitales.

3:16 horas (39 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:11/05/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.