Capture One 9 esencial

Métodos de trabajo en la administración de un catálogo

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En Capture One 9 podemos trabajar de dos formas según nuestras necesidades: bien realizando sesiones fotográficas, o bien administrando un catálogo de imágenes. Cualquiera de ellas va a ser igual de válida, solo hemos de tener en cuenta cuál se ajusta más a lo que nos interesa.
07:43

Transcripción

En este vídeo vamos a ver las diferentes posibilidades que existen a la hora de administrar fotografías con Capture One. En primer lugar, tenemos que tener en cuenta que el sistema de archivo de tratamiento de bloques de imágenes de Capture One puede gestionarse de dos formas diferentes: bien utilizando lo que podemos llamar catálogos, algo muy similar a lo que puede utilizar otro programa de organización y tratamiento de archivos como puede ser Adobe Lightroom, o bien lo que son las sesiones, un sistema que se diseñó y, de hecho, está encaminado a ser utilizado cuando trabajamos con proyectos concretos. El catálogo correspondería más bien a un almacenamiento masivo de diferentes proyectos y las sesiones serían esos proyectos individuales. Podemos gestionarlo así o simplemente trabajar con un catálogo y, en ese catálogo, establecer nosotros la organización de fotografías que consideremos oportuna. Desde luego, la opción de establecer un catálogo o varios catálogos de trabajo será la opción más apropiada para aquellos usuarios que vengan del entorno de Adobe Lightroom o de "softwares" del tipo Aperture o Photos. Para crear un nuevo catálogo simplemente vamos a ir a Archivo, Nuevo catálogo tanto en Windows como en Mac. Si lo que queremos crear es una nueva sesión, vamos a hacerlo a través del menú Archivo, Nueva sesión. En cuanto al catálogo, vamos a decir que no hay límite en cuanto a las imágenes que importemos y trabajemos con él. La sesión va a funcionar muy bien cuando trabajemos con pocas fotografías o en un proyecto limitado. Vamos a generar un nuevo catálogo. Como vemos, al generar un nuevo catálogo simplemente tengo que darle a la opción de nombrarlo, darle la ubicación y nada más. Cuando creo una nueva sesión exactamente lo mismo, pero me aparecen una serie de opciones relacionadas con el flujo de trabajo que ya se vincula a la hora de trabajar con sesiones. Vamos a tener una subcarpeta de fotografías capturadas. Está encaminado sobre todo a aquellos trabajos en los que trabajamos con la cámara conectada al ordenador. Una subcarpeta de fotografías seleccionadas, una subcarpeta de archivos de salida, donde meteremos ya nuestros archivos procesados, una papelera y lógicamente el nombre de la captura, qué nombre le vamos a dar a nuestros archivos. Como vemos, podemos generar plantillas incluso. Nosotros vamos a crear una sesión a la que vamos a llamar 'Nuria_01', que es de un pequeño trabajo que hemos realizado. El nombre de captura va a ser ese. En nuestro caso no estamos trabajando con fotografías que hayamos capturado directamente de cámara, sino que vamos a importarlas de nuestro disco duro. Vamos a crear esa sesión. Una de las grandes ventajas que tiene Capture One a la hora de tener estos dos formatos de trabajo diferentes es que no son excluyentes. Quiere decirse que pueden permanecer abiertos ambos y podemos trabajar con ambos al mismo tiempo. Tenemos siempre acceso a cualquiera de los dos documentos a través de Ventana. Vemos que tenemos abierto nuestro catálogo y nuestra sesión. Dentro de la sesión vemos que ya se genera automáticamente un flujo de trabajo. Vemos aquí las carpetas de la sesión y una serie de álbumes ya preestablecidos. Nosotros vamos a importar las fotografías a nuestra sesión. Directamente van a ser estas, voy a importar todo y vamos a cambiar el nombre de las fotografías. Vamos a ponerle aquí sesión 'Nuria. _01'. Los metadatos de "copyright" y directamente vamos a importar esas fotografías. Vamos a ir viendo en el progreso de las actividades cómo van a importarse las fotografías, a leerse los metadatos y a generarse las previsualizaciones. Vamos a obviar esta información y vamos a ir viendo cómo se genera directamente aquí todo nuestro trabajo con nuestra estructura de sesión. Directamente yo voy a hacer una pequeña selección de imágenes a lo largo de mi explorador de archivos. Voy a ir seleccionando aquellas que considero oportunas, que resumen mejor la sesión que hemos realizado, y directamente, presionando la tecla Mayúsculas y el botón de acceso directo a la carpeta 'Seleccionadas', voy a hacer clic sobre el mismo y voy a mover estos archivos a la carpeta 'Seleccionadas'. Cerramos el monitor de actividades. Ahora mismo en nuestra carpeta de 'Seleccionadas' tenemos ya nuestra estructura de organización de archivos. Lógicamente, como explicaba al principio, la estructura de sesión está encaminada a trabajar con cámara conectada al ordenador o bien está encaminada a trabajar con proyectos concretos, no con excesivos volúmenes, sino con proyectos concretos. Una sesión es muy útil porque realmente, si la vemos en nuestro explorador de archivos –vamos a poner aquí el Finder–, vemos que nuestra sesión genera una carpeta donde se almacenan todos nuestros archivos RAW, donde se almacenan nuestras carpetas con seleccionadas, la basura, la salida y se almacena también nuestra sesión de Capture One. con lo cual en una sola carpeta tengo acceso a la totalidad de los archivos de un proyecto, no solo los brutos, sino también los archivos finales de salida. Una sesión siempre podrá importarse a un catálogo. Podemos cerrar ahora mismo la sesión y, desde nuestro catálogo, mediante el comando Archivo, Importar sesión, añadir esa sesión que acabamos de crear a nuestro flujo de trabajo. Seleccionamos el archivo de la sesión y directamente el programa se encargará de añadir toda esa sesión a nuestro catálogo, formando parte así de la totalidad de nuestros proyectos. Si me voy a las colecciones de mi biblioteca, voy a poder ver como dentro de mis colecciones de usuario van a aparecer las sesiones en formato caja de colecciones y voy a poder ir navegando a través de las carpetas de fotografías seleccionadas, de fotografías de salida y demás. Como vemos, no son incompatibles las sesiones y los catálogos, simplemente tenemos que centrarnos y pensar en cómo queremos estructurar nuestro trabajo. Para un sistema de trabajo de realizar reportajes fuera, venir, descargar tarjetas y gestionar ese tipo de archivos, el catálogo debería ser el más apropiado. Y si trabajamos con proyectos individuales, las sesiones son increíblemente útiles, con un flujo de trabajo muy rápido y muy efectivo ya preparado. cada uno debe tomar un poco también su decisión y generarse su flujo de trabajo con Capture One. Mi recomendación es que si empezáis en Capture One viniendo de otro "software", como puede ser Lightroom, comenzad trabajando con catálogos y utilizar las sesiones para aquellas ocasiones que tengáis de trabajar con una cámara conectada al ordenador.

Capture One 9 esencial

Conoce las bases de Capture One para el revelado fotográfico y aprende a trabajar con catálogos o sesiones y administrar los atributos de tus fotografías en el trabajo.

3:32 horas (52 Videos)
Actualmente no hay comentarios.

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.