Aprende caligrafía con brush-pen

Metodología de vectorización

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1265 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
A la hora de vectorizar existe una metodología que conviene seguir para asegurarnos que nuestro trabajo no va a sufrir alteraciones. Esta técnica de vectorizado es muy fácil y sigue los principios de la ortogonalidad, veamos cómo es.
06:30

Transcripción

Ya conocemos la interfaz de Illustrator, de Adobe Illustrator, pero ahora lo que vamos a ver va a ser una metodología de vectorización universal. Sea cual sea el trabajo que hagas, tenga que ver con las letras, con la tipografía con el "lettering" o sea un trabajo de "branding" o estás diseñando unos iconos, da igual, hay que seguir esta metodología. ¿Las haces con Illustrator? ¿Las haces con cualquier otro programa de edición vectorial? Lo mismo me da. Siempre hay que intentar, por lo menos, hacer uso de esta técnica de vectorización, que sigue los patrones de la ortogonalidad. ¿En qué se basa esta técnica? Bueno, es muy fácil, solo hay que poner los nodos y los manejadores de una manera concreta, que es la manera correcta, dado que esto nos va a permitir colocar el mínimo número de nodos posible y que, de esta manera, construyamos las curvas y las formas de la manera idónea para que luego se reproduzcan sin ningún problema. Voy a explicarlo gráficamente, porque si no esto no se suele entender. Tengo dos círculos, en apariencia iguales, uno rojo y otro verde. Adivina cuál es el correcto y el incorrecto. Exacto, el que está bien es el verde y el que es incorrecto es el rojo. ¿Por qué es incorrecto? Bueno, porque está construido de una manera diferente, aunque en apariencia sean iguales. Como son dos círculos, pues bueno casi que lo mismo daría. Pero aún así, en algunos tipos de impresoras, por ejemplo, podría el rojo darnos algún problema de reproducción y aparecer alguna forma acortada. Como digo, vamos a ver en qué consiste la ortogonalidad o los principios de ortogonalidad, para dibujo vectorial. Como digo, hay que colocar el mínimo número de nodos posibles para construir un círculo. Pues lo idóneo serían cuatro. ¿Y dónde hay que colocarlos? Porque aquí vemos que tenemos: uno, dos, tres y cuatro nodos. Y en el rojo tenemos: uno, dos, tres y cuatro. Entonces, ¿cuál es el problema? Bueno, el problema viene en dónde están colocados. En el verde, los hemos colocado allí donde el trazado cambia de dirección. ¿Por qué? Porque según la teoría de Bézier, de los vectores de Bézier, lo que necesitamos para construir esta curva, lo que hacemos es tener estos dos nodos. Y con este vector y este vector –o manejadores llamados en Illustrator– construimos este trozo de curva. Cuando queremos construir esta curva, bueno, eso ya es otro tema. Para eso necesitaremos este nodo con este manejador y este nodo con este manejador. Pero si queremos hacer esta curva, necesitamos estos dos. Con lo cual, pinchamos, subimos, subimos, subimos hacia la derecha y cuando llegamos a este punto, lo que hacemos es bajar, no subir. Con lo cual, aquí hay un cambio de dirección. Plantamos otro nodo. Seguimos bajando hacia la derecha y llegados a este punto, lo que hacemos es bajar hacia la izquierda, ¿no? Pues plantamos otro nodo. Lo mismo: aquí dejamos de bajar y empezamos a subir. Plantamos otro nodo y aquí empezamos a subir hacia la izquierda y aquí empezamos a subir hacia la derecha. Plantamos nodo. En el caso del rojo, subimos, subimos, subimos, llegamos hasta aquí. Como empezamos a bajar, plantamos un nodo. Bajamos. Como empezamos a bajar, ya no hacia la derecha sino hacia la izquierda, plantamos un nodo. Y aquí necesitamos poner un nodo, porque ya no estamos bajando sino que empezamos a subir. Aquí hay un punto conflictivo. Aquí hay un momento de cambio, con lo cual, iría un nodo. ¿Qué se ha hecho? Poner aquí. Sí, la forma es la misma, pero estamos construyendo una forma con solo dos nodos, que tiene demasiado riesgo de romperse en alguna forma. Es una cuestión casi de elasticidad de la forma. Así pues, esto lo evitaremos. ¿Siguiente punto que hay que tener en cuenta con la ortogonalidad? Pues que los manejadores tienen que estar siempre en ángulos nobles, en ángulos rectos, ya sea 0 o 90. No vale con tener la forma así, ¿de acuerdo? Esto, la misma colocación de los puntos nos lo va a pedir, pero bueno, es importante tenerlo en cuenta. Siempre los tenemos en ángulos nobles. Aquí, como vemos, como este está aquí, vemos que está en un ángulo de 30 º, 45 º, los que sea. Y el tercer y último punto, que este es el más difícil de cumplir, pero bueno, es simplemente que hay que tenerlo un poco en cuenta –no hay que volverse locos con esto– es que los manejadores, en una misma forma... Por ejemplo, vamos a mirar aquí, o vamos a fijarnos en este cuarto superior derecha, tenemos este manejador, que vamos a decir que mide 10, y este que mide también 10. Son proporcionales entre ellos, con lo cual, no estamos creando tensión o más tensión de un punto que de otro. Estamos siendo justos con estos dos nodos. De esta manera, vamos a evitarnos muchos problemas y, como digo, tampoco hay que agobiarse con esto. Bueno, si esto estuviera un poquito así y esto un poquito así –no hay manera de saber cuál mide más– no pasaría absolutamente nada. ¿Cómo sería incorrecto? Pues bueno, como vemos aquí, tenemos la misma forma que aquí exactamente, pero vemos que este manejador pues en vez de medir 10, mide 2, y este en vez de medir 10 pues mide 14. Sí, tenemos la misma forma, pero estamos exigiendo demasiado a este nodo y este manejador y esto puede dar problemas a la hora de construir la forma, como digo, en determinados sistemas de reproducción. Con lo cual, recapitulando: hay que aplicar ortogonalidad a todos nuestros trabajos vectoriales, que consiste en plantar nodos, el menor número de nodos posibles, allá donde cambiamos de dirección, poniendo los manejadores siempre en ángulos nobles y, en la medida de lo posible, como digo, que sean proporcionales entre ellos. Así pues, de esta manera, conseguiremos vectorizar todas nuestras formas de una manera óptima.

Aprende caligrafía con brush-pen

Aprende a enriquecer tus diseños con las posibilidades que nos brinda la caligrafía, escribiendo con brush-pen de una manera muy expresiva. Eso sí, ¡con algo de práctica!

2:39 horas (38 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.