Cómo administrar por objetivos

Mejora la calidad de los resultados del equipo

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1272 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Después de cada periodo de rendimiento, puedes aumentar la calidad del equipo con un análisis a posteriori para determinar lo que funcionó bien, lo que no, y qué hacer para continuar. Una buena idea es centrar la conversación en cuatro categorías: el análisis del rendimiento, las carencias de habilidades, las necesidades de recursos y los problemas del proceso.
04:11

Transcripción

Hemos visto qué significa tomar decisiones rápidas. Además, no podemos permitir que nuestro ritmo de trabajo nos impida alcanzar metas de calidad. Después de cada periodo de rendimiento, puedes aumentar la calidad del equipo con un análisis a posteriori. Es perfecto para un cambio de equipo o de jefe. Sigue estos pasos para tener éxito. Programa el propósito de la reunión y un orden del día inicial. Explica las expectativas sobre los deberes que tendrá que hacer el equipo antes de la reunión y el resultado que quieres ver a partir de ella. Antes de llegar, deben pensar individualmente cómo lograr lo que quieres mejorar. Recuérdales que no se echen culpas y que se centren en posibilidades. Diles que sean muy específicos y que estén listos para tener una conversación firme. Sugiere varias localizaciones y solicita feedback para perfeccionar el orden del día. Ayuda a seleccionar el lugar. Cuando estén en la reunión, explica bien en qué estás trabajando. Es un análisis a posteriori para determinar lo que funcionó bien en el periodo de rendimiento, qué no funcionó, y qué hacer para continuar. Una buena idea es centrar su conversación en cuatro categorías: análisis del rendimiento, carencias de habilidades, necesidades de recursos y problemas del proceso. La meta de cada área es no obsesionarse con muchas posibilidades. Busca los objetivos más importantes que arreglar o mejorar para producir trabajo de calidad. Empieza con el análisis de rendimiento, ya que todo se basa en su rendimiento como equipo. Empieza debatiendo qué han hecho bien o qué salió mal basándote en los indicadores que sueles usar, es decir, los indicadores clave o medidores de desempeño. Son las medidas acordadas para calcular las áreas de rendimiento, ya sean indicadores del cliente, medidas relacionadas con la calidad del producto, estadísticas del compromiso del cliente y la productividad, o alguna medida sobre el rendimiento financiero u operacional. Después de esto, pregunta cuál fue el rendimiento frente a las metas y presupuestos, los hitos del proyecto y si funcionaron bien en otros ciclos como contratación, evaluaciones del empleado y calendarios de formación. El siguiente objetivo son las habilidades. Piensa en los problemas recientes que hayan tenido. ¿Por qué ocurrieron? Ten en cuenta las habilidades técnicas del equipo, sus habilidades funcionales y su don de gentes. Normalmente, el responsable es alguno de estos grupos. Después, haz el mismo análisis sobre los recursos del equipo. Piensa en el software que necesitas, otros recursos online, el soporte técnico que puedes tener, y el soporte administrativo que te podría ayudar. Por último, fíjate en los problemas del proceso. Quizás su rendimiento ayudó a revelar un atasco, una oportunidad de automatizar o una posibilidad de externalizar uno o más pasos del proceso. A veces, el proceso requiere una pequeña modificación. Otras, menos frecuentemente, decidirás que necesitas una reparación mucho mayor. Los resultados de este proceso deberían debatirse y priorizarse por urgencia. Para aumentar las posibilidades de conseguir mejoras empieza acordando los tres objetivos específicos que quiere solucionar el grupo. Después asigna un campeón a cada uno, una persona que añadirá ese problema a sus metas personales del año siguiente. Por último, haz un seguimiento con cada campeón para ayudarlo a elaborar un plan inicial sobre cómo conseguirá el objetivo que tiene asignado. Será un resumen rápido con varias formas de que el equipo produzca trabajo de mayor calidad. Se necesita el esfuerzo del equipo, no solo tus órdenes. Si recuerdas estos pasos, tu colaboración con él resultará en un mayor nivel de calidad.

Cómo administrar por objetivos

Aprende a cambiar tu mentalidad, desarrollar una cultura de motivación y rendición de cuentas, tomar decisiones que importen y mantener una excelencia continua en tu trabajo.

1:16 horas (19 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:30/11/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.