Vamos a actualizar nuestra Política de privacidad próximamente. Te recomendamos consultar el avance.

GitLab esencial

Markdown básico en GitLab

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1291 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Ya habrás ido observando cómo esos ficheros que terminan en .md y llamados Markdown, tienen una sintaxis un poco especial. Vamos a aprender qué opciones de Markdown tiene GitLab y cómo podemos usarlas para crear títulos, párrafos, listas y otras cosas.

Transcripción

Probablemente ya empiezas a estar familiarizado con el nombre de Markdown, ya es un nombre que lo habrás visto en algunos sitios, habrás visto algo de formato, y es a lo que se refiere con el sistema que utiliza GitLab, entre otros, para formatear los textos, para darles el contenido en negrita, subrayado, cajas, etc. Nosotros deberíamos empezar a practicar con ello y no hay mejor manera que entrar en uno de nuestros proyectos de pruebas, en este caso solo tengo uno, mi Proyecto guay, y generar un fichero Markdown. Podemos venir al símbolo del más +, que es para generar nuevos items, hacer un nuevo fichero, en New file, y darle una extensión Markdown, que sería .md que es lo que le permite a GitLab saber que es un fichero Markdown, y cuando lo visualizamos, poder formatear, poder convertir ese lenguaje de programación en texto de verdad. Nosotros vamos a hacer uno que sea pruebas.md recordad siempre esta extensión que además permitirá que cuando nosotros editemos a posteriori este fichero en GitLab, que nos eche una mano en editarlo, y ahora es cuando empezamos, por ejemplo, por los títulos, que sería una buena opción. Lo primero serían las cabeceras. Las cabeceras hay dos maneras diferentes de escribirlas. Tenemos una manera para las cabeceras de primer y segundo nivel, es decir, las cabeceras más grandes. La que sería el título, y lo que serían subtítulos, o secciones, o capítulos, que serían escritas con un subrayado en símbolos de igual, o un subrayado en símbolos de guión. Esto nos quedaría una cabecera de primer nivel, y esto una de segundo. Podemos hacer lo mismo precediéndolo por una almohadilla. Podemos poner una almohadilla para cabeceras de primer nivel, y dos almohadillas para cabeceras de segundo nivel. Esto (con símbolos de igual) y esto (una almohadilla) es equivalente, y esta cabecera de segunda nivel (con guiones) y esta (dos almohadillas) generan lo mismo también. Para hacer cabeceras aún más pequeńas, de niveles inferiores supeditados a los otros, tenemos cabeceras de tercer, cuarto y quinto nivel que tienen que ser precedidas por tres, cuatro y cinco almohadillas, es más o menos intuitivo. Si nosotros guardamos estos cambios y visualizamos el fichero podemos ver perfectamente que tanto la primera Cabecera 1 como la segunda Cabecera 1 son exactamente iguales. Y la primera Cabecera 2 y la segunda Cabecera 2 son iguales también, son equivalentes, es decir, que podemos utilizar cualquiera de las dos maneras para generar cabeceras. Podemos seguir editando nuestro fichero Markdown y agregar más cosas. Lo siguiente agregar algo de texto a nuestro contenido, a nuestra documentación. Vamos a copiar y pegar algo de texto de ejemplo, y vamos a ver un par de cositas. Lo primero veis que el texto se nos sale por el lateral derecho, y que tenemos unas líneas de marca aquí. En principio no hay ningún problema, podéis extender las líneas hasta el infinito, pero va a ser un poco difícil editarlas y visualmente hacerse a la idea del contenido. Esa línea que tenemos ahí de indicación es la que recomiendan en la mayoría de los lenguajes de programación, que hagamos un salto de línea. En los textos que creemos en Markdown, si creamos un salto de línea, no estamos creando un párrafo nuevo necesariamente. Para que haya un párrafo nuevo o un salto de línea de verdad, tiene que haber al menos dos líneas vacías entre un texto y otro, es decir, si yo ahora mismo, para hacer este texto más claro, hago un salto de línea aquí, otro aquí, otro aquí, hasta que lo tengo todo clarito, todo ese texto, aunque esté en líneas diferentes cuando se renderice, pertenecerá al mismo bloque. Si en vez de esto yo lo separara con al menos una línea en blanco en medio, esto se convertiría en dos párrafos. Este por un lado, y este por otro. Así que en Markdown debemos tener al menos una línea en blanco entre dos bloques de texto para que se conviertan en párrafos diferentes. Podemos renderizar, y ver que Markdown nos separa estas dos partes. Si ahora queremos darle un poquito más de vidilla, empezaremos por unas negritas, unas cursivas, etc. Lo primero serán las cursivas o itálicas, según las llaméis, o énfasis, como se llama en html, que se marcan poniendo un asterisco al principio y al final del bloque que queremos marcar. También se puede hacer con un guión bajo al principio y al final del bloque que queremos marcar. Si por ejemplo marco este: Lorem ipsum dolor como una cursiva, podría poner un asterisco y otro al final. La negrita es bastante parecido pero en vez de un asterisco tendríamos que poner dos asteriscos al principio y otros dos al final. Digamos que dolor omittantur si le ponemos dos asteriscos al principio y dos al final, se convertirá en negrita. Y luego tenemos otro tipo bastante común de marcado de texto que sería el tachado el Strikethrough, que dirían en inglés. Podríamos tomar esta palabra, que digamos que la vamos a tachar porque nos es incorrecta. Y lo que tenemos que poner es antes y después del bloque de texto, una virgulilla, esto es, el acento rizado este que aparece encima de la eńe y que muchos lo podemos hacer con Alt gr+Ń (alternativa gráfica y la eńe) Agregamos un par de ellos al principio y un par de ellos al final. Y cuando rendericemos este texto nos aparecerá tachado. Aquí tenemos la cursiva, la negrita y el tachado. Por último como elemento básico de Markdown para editar vuestros textos, serían las listas. Hay varios tipos de listas que se pueden combinar, que serían las listas numeradas y las no numeradas. Si nosotros agregamos, y os pego aquí estos dos tipos de listas, podéis ver rápido las diferencias. Las numeradas empiezan por el número de la lista, punto y un espacio. Las no numeradas empiezan por un asterisco, espacio y el texto. La diferencia básicamente es que unas están precedidas por un guión y cada item. Y otras están precedidas por el número de lista y cada item. Además, si estamos dentro de GitLab, en el editor, que veis que ya nos está marcando en colores los diferentes trozos del texto en los que hemos aplicado formato, si yo agrego un item a esta lista, y pulso el Intro aquí, él automáticamente me ayudará poniéndome el número siguiente a lo que yo estoy escribiendo. Además, estos dos tipos de listas los podemos mezclar. Podemos mezclar listas numeradas con no numeradas, o incluso numeradas con numeradas. Es decir, si nuestro punto Dos tuviera, por ejemplo, un par de subpuntos numerados, nosotros podríamos, crear con dos espacios delante, un Uno (1.) y un Dos (2.) y ojo con devolver nuestros números originales al principio. Si lo que quisiéramos fuera insertar una lista no numerada dentro de otro item, lo que sería una sublista no numerada, podríamos insertar dos espacios, asterisco, y otros items: * Uno, * Dos, * Tres Cuando rendericemos esto veremos las diferencias entre todas las listas. Vemos que hemos anidado varias listas. Tenemos anidadas listas numeradas con listas numeradas, listas numeradas con listas no numeradas, y tenemos listas no numeradas en solitario. Con estos componentes que hemos visto estamos ya más que listos para empezar a crear documentación y textos en los que basar nuestro trabajo.

GitLab esencial

Aprende a instalar y administrar GitLab, bien en tu propio servidor o en un servicio web gratuito o de pago, y cómo crear un perfil y generar tu primer proyecto en GitLab.

3:14 horas (47 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:27/10/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.