InDesign: Tipografía y ortotipografía

Maquetar correctamente una bibliografía

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1201 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
No existen reglas a la hora de maquetar correctamente una bibliografía, pero sí unas convenciones más o menos generalizadas. Vamos a ver varios ejemplos para que nuestras bibliografías sean lo más correctas y bellamente diseñadas que podamos.
08:01

Transcripción

Una de las partes más complicadas de maquetar, cuando maquetamos un libro, un ensayo, una tesis, suele ser la de la bibliografía, si es que esta obra la contiene, porque además suele ser la última y hay veces que incluso estamos deseando no prestarle demasiada atención, cuando en realidad una parte que requiere la misma o más atención que el resto de la obra. Hay muchas convenciones en torno a la disposición o el estilo que se le deben aplicar a las bibliografías y lo cierto es que, a pesar de que está el mundo académico detrás y que las universidades tienen cada una su manual de estilo de cómo debería maquetarse correctamente una bibliografía, la verdad es que no hay un punto en común. Así pues, vamos utilizar unas convenciones ortotipográficas a las que yo he llegado a través pues de mi experiencia y de leer varios libros, sobre todo de José Martínez de Sousa. Y esta podría ser una solución que, como digo, no hay correctas o incorrectas pero bueno, pues una muy loable y muy digna y muy correcta, entre comillas. Vamos a ver en qué consistiría. Como digo, voy a repetirlo por si acaso: podemos ver muchas bibliografías que estén correctamente maquetadas ortotipográficamente y que no sean exactamente como esta ni sigan este modelo, pero esta es una de las más genéricas, de las que más vas a ver y que parece ser que es una de las más correctas. Hay que tener varias cosas en cuenta, tampoco vamos a complicarnos mucho la vida, pero sí que hay que ser meticuloso cumpliendo estas reglas en cada una de las entradas de la bibliografía. Aquí he puesto por ejemplo 4, con nombres inventados. De hecho hay cosas a las que ni siquiera le he puesto nombre. Primer punto que hay que tener en cuenta: los autores se ordenan de manera alfabética por el primer apellido. Aquí tenemos: Martínez Sánchez Toribio —M, S, T—. Así pues, primero pondremos Martínez, luego pondremos Sánchez y luego pondremos el señor, o la señora en este caso, Toribio. Bien, por elementos individuales ponemos Martínez Sánchez, que son los 2 apellidos en versalitas, con la primera en caja alta, coma y el nombre del autor, coma, título de la obra en cursiva, porque en cursivas es la manera que hay que poner los títulos de los libros, coma, ciudad donde se ha publicado ese libro. Nunca le he encontrado mucho sentido a este dato, pero los académicos siempre lo ponen. Así pues ponemos la ciudad, nombre de la editorial, el año de la edición y el ISBN o el número que corresponda de registro o de lo que disponga la obra. Siguiente elemento, lo he puesto con una raya porque es del mismo autor que el que se cita anteriormente. Con lo cual podríamos repetirlo, no es incorrecto, pero es más correcto y además un poquito más bonito poner una raya. Esta raya quiere decir que esta obra pertenece a este mismo autor. Sobre todo si además tiene varias. Martínez Sánchez, pues aquí ponemos raya, raya, raya... e iríamos enumerando las obras consultadas y que pertenecen a esta bibliografía. Lo mismo: título del libro en cursiva, ciudad donde se editó originalmente la obra, nombre de la editorial, año, ISBN, etc. Entre obra y obra, se puede dejar un espacio, yo en este caso he dejado 2 milímetros. Vemos, podríamos abrir o cerrar, en pos de la legibilidad sobre todo y de que no se confundan líneas, al ser una sección que no es novelada, que no tiene redacción, sino que solo son datos uno detrás de otro. En mi opinión es conveniente dejar un poquito de margen entre cada uno de los elementos. Así pues, seguimos con el siguiente elemento, tercer elemento. Este tiene 2 autores. Así pues los ordenamos también alfabéticamente: primero sería Sánchez, luego Zarralanga y lo mismo: Sánchez Martínez, coma, el nombre, punto y coma, Zarralanga Barrena, coma, María, y terminamos la enumeración si hubiera otro autor o autora, pondríamos punto y coma y pondríamos el siguiente en orden alfabético. Y cuando termináramos, pondríamos: coma, título del libro, Zaragoza, nombre de la editorial, año, ISBN. ¿Siguiente y último caso que podríamos tener? Bueno, seguimos ordenando alfabéticamente y llegamos a la T, Toribio Cortés Olga, nombre de la web, porque ahora más que nunca en muchas bibliografías se incluyen páginas web, enlaces web, artículos, PDFs, etcétera, etcétera, etcétera. ¿La manera correcta de ponerlo? Bueno, pues es siguiendo un poquito el esquema anterior. Como digo, podríamos el nombre del autor, del artículo, el nombre de la web en cursiva, nombre del artículo entre comillas latinas, porque es así como se ponen los nombres de los artículos, ya sea en una bibliografía o en un texto cualquiera, coma, 2012, que es el año en el que se publicó originalmente ese artículo, coma, y entre corchetes pondríamos la última vez que fue consultado ese enlace. Con lo cual, estamos dando fe de que fue publicado en 2012, pero el 12 de marzo de 2016 yo lo consulté y seguía "online". Esto no es como los libros. Este libro se editó en 2003, pero a no ser que haya una catástrofe y se incendien todos los ejemplares, siempre va a haber un ejemplar al que poder recurrir para consultar. No ocurre lo mismo con las Web. Yo tengo una Web con muchos artículos, si mañara la borro esos artículos desaparecen. Por eso se suele poner la fecha de la última consulta de quien ha realizado la bibliografía. Además de que yo, como autor del artículo, puedo borrarlo o incluso modificarlo. Así pues, es una manera de dar fe de que en esta fecha seguía vigente ese artículo y con el contenido que nosotros hemos consultado. Y por último, es de buena educación casi poner: Disponible en, y entre comillas bajas simples —hay gente que utiliza antilamdas, a mí personalmente no me gustan, pero al ser un elemento del ámbito informático, bueno, pues puede tener cabida. A mí me parecen más elegantes este tipo de comillas— Y luego, si queremos hacer un favor al que consulte la bibliografía, si se trata de un PDF digital, si se trata de un archivo que se puede consultar digitalmente —obviamente si es un libro impreso, no, no tiene sentido— pero si es, como digo, un elemento digital, pues aquí incluiríamos un enlace para que quien lo esté leyendo simplemente haga clic y le lleve al artículo original. Así pues, esta sería una manera correcta. Yo además —bueno, esto ya es una cuestión muy personal— le he metido 6 milímetros de sangría —todo excepto la primera línea— para hacer más patente todavía... Así como lo de los 2 milímetros entre elemento y elemento sí que es muy recomendable, esto ya es personal, como digo, pero es para hacer más patente todavía la diferencia y el marcado, el balizamiento la jerarquía... y que para el lector sea más fácil navegar o buscar o consultar entre las referencias bibliográficas. Puede que sea una aburrimiento maquetar una bibliografía, pero tenemos que tener en cuenta el punto de vista del lector. Y para un lector suele ser muy interesante consultar la bibliografía de un texto académico, por ejemplo. Por lo tanto, vamos a ponérselo fácil, cuesta bien poco, una bibliografía... Esta sería una de las maneras de maquetarla correctamente. Así pues espero que ya no tengas excusa para ponerle un poquito de cariño a las bibliografías.

InDesign: Tipografía y ortotipografía

Aprende a dominar las pautas tipográficas más comunes y adéntrate en el mundo ortotipográfico para dar un aspecto mucho más profesional a todos los textos que realices.

2:52 horas (30 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.