Gestión financiera: Punto de equilibrio

Los costes variables

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Los costes variables tienen relación con todo aquello que aumenta o disminuye en función de la producción de la empresa.
06:06

Transcripción

De todas las clasificaciones de costes, la que nos interesa conocer es la que distingue por la variación que sufren respecto de la actividad, es decir, costes fijos y variables. Ya estamos en condiciones de describir los costes variables como aquellos que evolucionan en paralelo con el volumen de la actividad de la compañía. De hecho, si la actividad fuera nula, estos costes serían prácticamente cero. El ejemplo típico es la materia prima. Si fabrico mesas, consumo madera. Si en agosto estoy de vacaciones y no fabrico mesas, no consumo madera. Repito, varían en relación a la producción. Esto es importante. Voy a insistir en ello porque, en la práctica, son muchos los empresarios y estudiantes que no acaban de entender que se consideran variables no porque varíen de un mes a otro, sino porque lo hacen en relación a la actividad. De modo que si el nivel de producción crece, estos costes crecen en la misma proporción. Y a la inversa; si decrece, también lo harán estos costes. En caso contrario, no se pueden considerar variables. Y no todos los costes por definición de antemano se pueden encuadrar en variables o en fijos. Algunos sí suelen ser típicamente variables, como el ejemplo que acabamos de ver de las materias primas. Pero en muchos otros costes, dependerá del sector y de las particularidades de la empresa. El concepto sé que ha quedado claro, por ello es preciso que entendamos que un mismo coste para una empresa puede ser variable y para otra puede ser fijo. Por ejemplo. un coste como el gasoil para una empresa que se dedique al transporte de mercancía en camiones será claramente variable, porque si aumenta su producción –es decir, si aumenta el número de kilómetros en sus servicios de transporte– el coste de gasoil aumentará también en términos absolutos. En definitiva, y de forma clara, cuantos más kilómetros realiza, más factura y cuantos más kilómetros factura, también más gasoil consume. Por lo tanto, queda claro que es un coste variable. Un truco efectivo para tener la certeza de si es variable es llevarlo al extremo. Si la empresa de camiones en Navidad solo estan operativos el 10 % de los camiones, ¿cuál será su consumo? La respuesta claramente es 10 %. Y si en el mes de agosto duplica los turnos porque tiene muchos viajes turísticos, ¿consumirá el doble de gasoil? La respuesta claramente debe ser sí. Por tanto, sería un coste variable. Ahora veamos el mismo coste, el gasoil, si se trata de una cafetería, que tiene un vehículo con el que va al mercado a comprar los productos del día y algunos aprovisionamientos. en este caso el coste será prácticamente fijo. El motivo es que cada día realiza un viaje a por los aprovisionamientos con independencia de la cantidad de actividad de la cafetería. Es decir, aunque en verano acudan pocos clientes al establecimiento, la furgoneta va al mercado a diario para abastecer la cafetería, aunque en lugar de traer 20 kilos de calamares trae solamente tres y en lugar de 60 l de leche, traerá únicamente seis. Pero el coste del gasoil es prácticamente el mismo. Otro ejemplo típico es el coste de la electricidad. Para una empresa cuyo producto lo elaboran con máquinas eléctricas, ¿cómo será este coste? ¿Será variable? Comprobamos que el consumo de electricidad va en relación al tiempo que funcionan las máquinas. Porque en épocas en las que doblan turno para aumentar la producción, el coste de la electricidad prácticamente se duplica. Mientras que en épocas de media jornada, se reduce casi a la mitad. Claramente va en relación a la actividad desarrollada por la empresa. Pero en unos grandes almacenes el consumo de electricidad será prácticamente el mismo si un día los clientes compran mucho o si compran poco. Las luces siguen encendidas, la climatización funcionando y las escaleras eléctricas moviéndose. Salgan con pocas o con muchas bolsas de compra. En esta empresa el coste de la energía eléctrica no puede considerarse variable. Una cuestión a tener en cuenta es que, para que un coste sea considerado variable, debe producirse una variación muy importante, clara y evidente ante las variaciones de la producción. Salvo casos extraños, los costes variables tienen un comportamiento estable, por lo que, a corto plazo, no deben variar respecto de la actividad. En otras palabras, si en una fábrica de mesas el coste variable de la madera supone el 50 % respecto de la producción, este se debería mantener en condiciones normales. Esto equivale a decir que, si una empresa vende las mesas que produce a 1000 euros y la madera que utiliza para su fabricación tiene un valor de 500, lo normal es que siempre sea así. Si cambiara esta proporción, si aumenta, habría que sospechar que algún factor está distorsionando la situación considerada óptima. Un mayor desperdicio en la fabricación, una subida de precios por parte de los proveedores inadvertida por nosotros y que no hemos trasladado al precio de venta, un error en la cantidad de madera recibida respecto de lo que figura la factura... Si la empresa es multiproducto, que es lo que normalmente ocurre, algunos de sus productos o servicios tendrán un porcentaje de coste variable del 50 %; pero otros productos pueden tenerlo del 20 % o del 80 %. En la fabricación de mesas hemos visto que el coste es del 50 %. Pero si también fabricamos sillas, el coste variable de las sillas podría ser solo del 30 % porque necesitan menos madera. Para estos casos se debe calcular el promedio. Es decir, en esta empresa la madera supondrá un coste variable que será la media ponderada de los costes variables de todos los productos que fabrique. Es fácil entender que, si por alguna razón cambia algún porcentaje parcial, el total de los costes variables de la empresa también variará.

Gestión financiera: Punto de equilibrio

Domina el concepto de punto de equilibrio y el modelo de cálculo en el ámbito empresarial fundamental para la buena salud de una empresa y para garantizar su supervivencia.

1:32 horas (21 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
Fecha de publicación:30/03/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.