Gestión financiera: Fondo de maniobra

Lo que tenemos en nuestro banco

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
La cantidad de dinero que acumulemos en entidades financieras, así como los intereses que se generan a favor o en contra, son cuestiones que debemos conocer y saber controlar y negociar.
04:29

Transcripción

Lo que tenemos en nuestro banco se refiere a los activos más líquidos, es decir, a la tesorería. Es el último bloque del activo corriente, llamado disponible. Estará compuesto por la caja, el dinero que tenemos en nuestra empresa normalmente para pagos de pequeña cuantía, más los saldos en bancos e instituciones de crédito. En estos últimos se acumula la mayoría del disponible, por una razón práctica y es que desde aquí se emitirán y gestionarán los pagos a proveedores, trabajadores o administraciones públicas. Entre las formas de depósito que podemos tener en nuestro banco encontramos: cuenta a la vista. Se trata del dinero en cuenta corriente, se utiliza para ser usado por la empresa mediante cheques o con cargo en cuenta o pagos a través de transferencias. Estas cuentas no suelen ser remuneradas, es decir, el cliente no recibe del banco ningún tipo de interés. Cuenta de ahorro: el dinero depositado en estas cuentas suele generar un determinado rendimiento en función de la cantidad y del plazo de permanencia. Es un tipo de cuenta más tradicional y utilizadas prácticamente con carácter personal y raramente o nunca por empresas, dada la escasa operatividad que ofrecen. Cuenta a plazo: son depósitos que contemplan cantidades y plazos cortos por los que el banco paga unos intereses capitalizables determinados previamente. Estos fondos se consideran líquidos porque, si bien implican inmovilizar el dinero durante un periodo corto, si el depositante dispone del dinero antes del plazo pactado se verá penalizado y obtendrá una menor tasa de interés que el acordado, pero podrá disponer del dinero. Suelen ser de carácter particular y no empresarial. Inversiones financieras a tres meses: este tipo de cuenta es utilizada por empresas. Se trata de depósitos a un plazo inferior a tres meses, las llamadas inversiones financieras convertibles en efectivo. Se consideran también disponibles siempre que su vencimiento no exceda de tres meses, formen parte de la gestión normal de la tesorería de la empresa y no tengan riesgos de cambio de valor. No se trata, como vemos, de inversiones permanentes, sino de los conocidos picos de tesorería, es decir, excedentes de liquidez temporal, dinero que finalmente irá a parar a los proveedores pero que hasta el momento en el que sean necesitados pueden proporcionar un ingreso extra a la empresa, una pequeña rentabilidad. Dentro de nuestro activo corriente, este bloque, la tesorería o el disponible se correspondería con el último recipiente al que han ido vertiendo en cascada el resto de partidas del activo corriente. Primero las existencias vertían su flujo al nivel inferior convirtiéndose en facturas o, en su caso, cheques o pagarés. Este segundo nivel se llama realizable y de aquí caen también en cascada al siguiente nivel, al inferior, al que hemos llamado disponible. Es el disponible el que nos permite en última instancia cumplir nuestros compromisos de pago, y debemos asegurar que nuestro fondo de maniobra no solo es positivo, sino que ha generado con la suficiente cantidad y rapidez el dinero necesario. De modo que si las partidas anteriores se han gestionado mal –poca rotación de ventas, retrasos en los cobros del cliente–, la consecuencia será una escasa tesorería, insuficiente para atender las deudas y ante lo que debemos replantearnos todo el proceso de gestión y comprobar que hacemos previsiones de cobros y pagos fiables y reales para recoger todas las obligaciones, tanto las habituales como las infrecuentes. Revisaremos el seguimiento de cobro a clientes de modo que no haya retrasos y, por último, veremos si las existencias del almacén están bien gestionadas. Es decir, lo que tenemos disponible es la consecuencia de la gestión corriente de nuestra empresa.

Gestión financiera: Fondo de maniobra

Comprende, calcula y controla bien el fondo de maniobra para realizar una gestión empresarial sostenible y responsable tanto con los proveedores como con los trabajadores.

1:18 horas (14 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
Fecha de publicación:11/05/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.