Gestión financiera: Fondo de maniobra

Lo que debemos a nuestros proveedores y acreedores

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
El papel que juega la deuda que acumulamos con nuestros proveedores y acreedores es muy importante, pues podrá tener efectos positivos o negativos en nuestra relación con esos agentes.
05:59

Transcripción

Generalmente, y aunque también se suelen utilizar ambos términos indistintamente, la diferencia entre proveedores y acreedores radica en que los primeros son los que surten a la empresa de existencias, mercaderías, materias primas, envases, etc., mientras que los segundos, los acreedores comerciales, son aquellos que suministran bienes distintos de las existencias e inmovilizados y sobre todo servicios que necesitamos para realizar la actividad; por ejemplo, la compañía eléctrica, la entidad de seguro, los asesores o cualquier otro. En este apartado del pasivo corriente, hablaremos de la deuda que mantenemos con proveedores y acreedores, y que también se llama pasivo espontáneo porque se va generando automáticamente en el ciclo productivo, y que suele considerarse deuda sin coste, a diferencia de la deuda con bancos, que sí nos cobraban por el dinero que nos prestaban. En mi caso y en el de otros muchos compañeros, discrepamos en la afirmación que mantiene que la financiación con proveedores es una deuda sin coste, porque no siempre es cierto. Si el precio no varía con el plazo de pago acordado, entonces sí podemos decir que la financiación del proveedor tiene coste cero. Pero normalmente lo que ocurre es que llevará asociado un descuento por pronto pago y se renuncia al mismo por el aplazamiento de pago. El descuento por pronto pago en este caso se ha de considerar como un coste. Se interpreta como el interés que imputa el proveedor al no pagar sus facturas al contado. Por tanto, conviene calcular el coste del aplazamiento del proveedor y compararlo con el coste de otra fuente de financiación a corto plazo, sin que resulte un cálculo engañoso. Imaginemos que la forma de pago es a 60 días. Pero si adelantamos el pago al contado obtenemos un 2 % de descuento nominal, que es lo mismo que un 12 % anual. Es un coste muy alto. Probablemente sería interesante pagar al contado y financiarnos con alguna entidad de crédito, que a buen seguro sería menos costoso. Por tanto, el coste de oportunidad que supone pagar aplazado –dejamos de conseguir un 2 % en 60 días– es razón suficiente para considerar también estas deudas con coste. Es cierto que en la mayoría de los casos no hay penalización, es simplemente una forma de financiar, especialmente en algunos sectores como los industriales, porque de otro modo no venderían sus productos, y sí se consideraría deuda sin coste. Las deudas pueden estar documentadas mediante la factura emitida por algún proveedor o acreedor o por algún documento sustitutivo del pago con el que hayamos saldado la factura. Por ejemplo, podemos liquidar la factura por la entrega de un pagaré, de una letra, de un "confirming", un pago domiciliado. Hay multitud de sistemas que sin obligarlos al pago inmediato puede, sin embargo, ofrecer liquidez inmediata al proveedor. También serán deudas recogidas en este apartado las que mantengamos con nuestros trabajadores, incluso determinadas provisiones. Una provisión es una obligación cierta, pero sobre la que desconocemos el importe total y la fecha exacta. Por ejemplo, para cumplir la normativa medioambiental debemos instalar antes de finalizar el ejercicio una luz de emergencia en cada oficina. Desde el momento de recibir la notificación nace la exigencia. Debemos estimar una cantidad aproximada y anotarla en nuestras obligaciones, en nuestro pasivo corriente. Es por esto que este bloque debe ser riguroso y contemplar todos los pagos ciertos, sean regulares y periódicos o sean atípicos y aislados, de modo que tengamos presente las necesidades inmediatas para poder preverlas. Tal como hemos dejado claro en otros momentos del curso, no podemos quedarnos con la simple lectura de que el fondo de maniobra es la resta del saldo del activo corriente menos el saldo que figura en el pasivo corriente, y debemos tener presente que lo importante no son los saldos, sino la rotación. Por esto, es tan importante analizar no solo los días que tarda en convertirse en efectivo el saldo de deudores comerciales y existencias, sino los días promedio de pago a proveedores. Puede suceder que, aunque el activo corriente sea mayor que el pasivo corriente, aparentemente no haya problema, pero el periodo hasta conseguir que el realizable se convierta en efectivo sea superior a los días en que debemos realizar los pagos, y llegaríamos a una situación de iliquidez, lo que se llama también insolvencia a corto plazo. Es cierto que esta deuda es más flexible que la mantenida con los bancos. Normalmente es más fácil negociar un posible aplazamiento a unas condiciones más favorables de pago con los proveedores. Es por esto que antes de contraer las deudas, antes de realizar las compras o de contratar los servicios debemos ser conscientes de que una buena negociación en la forma de pago acordada será una ventaja para nuestra actividad. Sin embargo, esta flexibilidad y esta relación amigable con los proveedores se puede tornar en obstáculo en caso de informalidad. Nada aterra más a las empresas y genera más desconfianza que el incumplimiento de las condiciones de pago. Aquí, la buena imagen de nuestra empresa y la confianza son intangibles de mucho valor.

Gestión financiera: Fondo de maniobra

Comprende, calcula y controla bien el fondo de maniobra para realizar una gestión empresarial sostenible y responsable tanto con los proveedores como con los trabajadores.

1:18 horas (14 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
Fecha de publicación:11/05/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.