Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Liderar con inteligencia emocional

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Mejorar nuestro nivel de inteligencia emocional está ligado a un mejor liderazgo y a mejores resultados propios, de los equipos que lideramos y de las organizaciones en las que trabajamos. Explicamos cómo utilizar la inteligencia emocional a la hora de liderar equipos de trabajo.

Transcripción

Existen múltiples estudios que dan cuenta que mejorar nuestro nivel de inteligencia emocional está ligado a un mejor liderazgo y a mejores resultados propios de los equipos que lideramos y de las organizaciones en las que trabajamos. La inteligencia emocional está relacionada con la interacción de las personas y eso es lo que sucede día a día en las empresas; grupos que tienen que interactuar entre sí y con sus clientes para poder generar resultados. Volvernos especialistas en el manejo de esas relaciones y las emociones que encarnan es el desafío de toda persona que quiere realmente dejar de ser jefe para convertirse en líder de su equipo. Se ha comprobado que cuanto más inteligentes emocionalmente son los ejecutivos, más efectivos serán a todo nivel, y que las empresas que han implementado capacitaciones y entrenamientos en inteligencia emocional han visto impactos directos en la toma de decisiones, en la productividad, ventas y en atención al cliente. Las personas con inteligencia emocional saben despertar el entusiasmo de las demás para poder tener una visión y una misión compartidas. Los líderes son, en general, personas con una alta inteligencia emocional, sobre todo los que son líderes positivos. Son personas que tienen capacidad de influir en los demás. Son personas que tienen la capacidad de ser empáticos, de reconocer y entender qué es lo que les está pasando a las otras personas y de actuar en consecuencia de una manera absolutamente efectiva. Y de esto se trata el liderazgo, de ponerse como líder al servicio de los liderados, demostrar la intencionalidad de liderar, pero solamente esto va a ser posible si hay otras personas que me tomen como líder. Y me tomarán como líder en la medida en que confíen en mí, me vean empático y respondiendo a sus necesidades o expectativas. Necesidades o expectativas que no siempre son manifestadas de manera explícita, sino que requieren de un gran sentido de la empatía por parte del líder, porque va a tener que leerlas a partir de sutilezas y situaciones no explícitamente develadas. Nuestras emociones nos indican en qué concentrar la atención cuando nos preparamos para actuar. Son captadores de atención que operan como advertencias, alarmas e invitaciones. Se trata de mensajes potentes que transmiten información crucial sin poner necesariamente esos datos en palabras. No hay duda de que las emociones son un método de comunicación muy eficiente. Será un gran trabajo que tendrá que hacer el líder de manera constante, reconocer sus sentimientos más profundos y saber lo que tiene que hacer para estar más satisfecho con su trabajo y así poder contagiar y utilizar ese entusiasmo para motivar a otros y llevarlos a cumplir los resultados haciendo que compartan una visión común. El liderazgo no tiene que ver con el control de los demás, sino con el arte de persuadirles para colaborar en la construcción de un objetivo común. Como vimos, liderar con inteligencia emocional va mucho más allá de entender a los demás, es motivar, ayudar a desarrollarse y alcanzar el máximo potencial. En este sentido, un líder deberá preocuparse por seguir cultivando de manera constante su propia inteligencia emocional, la de su equipo y la de la organización, para que todos puedan beneficiarse mutuamente.

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Descubre qué es la inteligencia emocional y por qué es importante tomar control de las emociones, para mejorar tus relaciones con compañeros y clientes en el ámbito laboral.

1:24 horas (23 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:8/06/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.