El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Cómo liderar a los millennials

Las percepciones e interpretaciones de los millennials

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Detallamos la importancia de prestar atención a los distintos tipos de percepciones e interpretaciones que pueden tener las distintas generaciones en la empresa acerca de los millennials y las interpretaciones que los millennials hacen de ellos mismos.

Transcripción

Conocer a los "millennials" será todo un desafío, nos llevará tiempo y largo recorridos, especialmente porque en general partimos de interpretaciones erróneas acerca de quiénes son los "millennials", a quienes, a priori, se suele pensar como superficiales, poco comprometidos e irrespetuosos, pero también demandantes, creativos, arriesgados e interrogadores; muchas veces como tranquilos, vagos o sosos. Pero ¿sabemos realmente qué les pasa a los "millennials"? Y ¿qué piensan los "millennials" acerca de ellos mismos? En este video, buscaremos comprender las percepciones que se tienen de los "millennials." Las percepciones que tienen ellos mismos y los motivos de por qué son como son y algunas discrepancias entre lo que se piensa de los "millennials" y lo que ellos mismos piensan acerca de sí mismos. Te propongo para comenzar que anotes todo lo que piensas y conoces sobre los "millennials" que tienes alrededor, con los que te toca interactuar día a día, es decir, tu propias percepciones. Puedes utilizar la planilla "Percepciones Sobre los 'millennials'" que te compartimos en este curso para tomar tus notas. Al finalizar tu listado, vuelve aquí a ver este video. La generación del milenio vive con la etiqueta de formar un ejercito de gente perezosa, narcisista y consentida. Sin embargo, también son críticos, exigentes, reformistas, poco materialistas comprometidos, digitales y participativos. Son difíciles de gerenciar y son catalogados como "Sin título", "Untitled", desenfocados, vagos. La realidad es que, si no quedamos únicamente con estas percepciones e interpretaciones de quiénes son los Millenials o cómo son, es muy difícil que podamos avanzar en una mayor comprensión de porqué son como son y que podamos ayudarlos y ayudarnos a que todo se dé de manera más armoniosa y efectiva en la empresa. Vamos a analizar, entonces, algunas reflexiones de Simon Sinek, experto en liderazgo de "millennials", cuyos videos de charlas "TEDx" tienen más de 31 millones de reproducciones. Sinek dice que, para entender a los "millennials," es necesario entender 4 características principales. La crianza, la tecnología, la impaciencia y el contexto. Con respecto a la crianza, menciona que se utilizaron con los "Millenials" estrategias de crianza fallidas. Les dijeron que eran especiales todo el tiempo. Les dijeron que podrían tener todo lo que quisieran en la vida simplemente porque lo querían. Cuando van a trabajar, en un instante, se dan cuenta que no son especiales, que las madres no le pueden conseguir una promoción como sí les conseguían buenas notas en el colegio. Que no ganan nada por llegar últimos, como sí les hacían creer en la escuela. Así que, en un minuto, toda su autoestima se destruye. Es una generación que tiene una autoestima mucho más baja que la anterior. El otro componente es que viven una vida en Facebook e Instagram donde todo lo que sucede es increíble, aunque esté deprimido. Todos parecen que tienen todo resuelto. Nada más lejano de la realidad. Y entonces cuando los más "senior" o con más experiencia preguntan: ¿Qué hacemos? Ellos responden enseguida: "Esto es lo que tienes que hacer". Y la verdad es que no tienen ni idea. La tecnología que funciona como adicción, el relacionamiento en redes sociales y los celulares genera dopamina. Por eso, cuando recibes un mensaje te sientes bien. Por eso, cuando nos sentimos mal, enviamos muchos mensajes a muchos amigos, porque te sientes bien cuando recibes una respuesta. Por eso nos gustan los "Likes" y miramos diez veces. Y si nuestro Instagram va lento, nos preguntamos si hicimos algo mal. La dopamina es lo que nos hace sentir bien cuando fumamos, tomamos o apostamos. Es muy adictiva. Tenemos muchas restricciones para la bebida, fumar y apuestas, pero ninguna para las redes sociales y los teléfonos móviles. Muchos jóvenes han dicho que no saben cómo generar relaciones profundas, que sólo tienen relaciones superficiales y que pueden divertirse con sus amigos pero que no pueden contar con ellos. No tienen las herramientas ni para desarrollar relaciones profundas ni para manejar el estrés. Por eso, cuando están estresados, en lugar de acudir a una persona, acuden a un aparato, a las redes sociales, que le dan un alivio temporal. No hay nada de malo con el alcohol, el juego y las redes sociales, el desequilibrio es lo que está mal. Si estás en una reunión o con amigos y sacas el celular y no puedes dejar de hacerlo, eso es una adicción. Y si miras el teléfono antes de decirle "Buen día" al que tienes al lado, eso es una adicción. Las adicciones destruyen relaciones, cuestan tiempo y dinero y hacen tu vida peor. El siguiente aspecto es la paciencia y la impaciencia. Los "Millenials" crecieron en un mundo con gratificación inmediata. ¿Quieres comprar algo? Vas a Amazon y lo tienes al día siguiente. ¿Quieres ver una película? Te logueas y la ves. No esperas a ver cuándo la dan. Todo lo que quieras lo puedes tener instantáneamente, excepto gratificación en el trabajo y el desarrollo de relaciones que son procesos muy lentos. Lo que esta generación necesita aprender es la paciencia, que la cosas que realmente importan llevan tiempo, como el amor, el cumplimiento del trabajo, la alegría, la autoconfianza, un set de competencias, todo toma tiempo. Pero necesitan pedir ayuda, tenemos los más altos índices de depresión y suicidio en jóvenes de la historia. En el mejor de los casos, no encuentran felicidad real o sensación de completud. A todo responden, "está bien, lo mismo de ayer". El siguiente aspecto es el contexto. A los "millennials" se los pone en lugares donde importan más los números que las personas, el corto plazo que el largo, el año que la vida. Los ponemos en ambientes corporativos que no los ayudan a desarrollar la autoconfianza, aprender las aptitudes de cooperación, de superar los desafíos del mundo digital y encontrar más balance. Y lo peor: se culpan a sí mismos. Es la falta de buen liderazgo que los hace sentir de la manera que se sienten. Ahora que hemos trabajado nuestras propias percepciones de los "millennials" y hemos reflexionado de diferentes cuestiones que los impactan, te propongo que trabajes sobre lo que ellos piensan de ellos mismos y lo compares con tus percepciones. Puedes tomar la "Planilla de percepciones" nuevamente y agregar sus propios pensamientos en la columna para tal fin. Cuando la hayas terminado de completar, pregúntate qué puedes aprender de las diferencias entre las distintas percepciones. ¿Cómo se pueden acercar esas posiciones? ¿Qué acciones podrías implementar? Para concluir, algunas ideas del diario Clarín acerca de dónde generalmente se dan coincidencias entre las distintas percepciones. La rapidez a la hora de realizar actividades y generar resultados y la simultaneidad de tareas. Esta es una pista para mejorar la performance organizacional. Es más efectivo potenciar dimensiones como la rapidez y la orientación hacia la multitarea que intentar reproducir capacidades o actitudes de otras generaciones.

Cómo liderar a los millennials

Aprende cómo liderar a los millennials conociendo sus características, necesidades y motivaciones, para lograr que estén felices y sean productivos en el trabajo.

2:17 horas (27 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:29/05/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.