Fundamentos del diseño: Composición

La regla de los tercios

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Muy empleada en cine y fotografía, la regla de los tercios es un recurso compositivo con el que poder preparar nuestros diseños sin miedo a que se vean desequilibrados o faltos de interés. En este vídeo veremos cómo aplicarla.
04:40

Transcripción

Vamos a seguir hablando sobre equilibrio en una composición. Si una composición está muy equilibrada, o si el espacio negativo y positivo son muy similares, son iguales incluso, la composición pierde dinamismo. No se crea tensión y no hay ningún reto visual para captar la atención. Quizá, para solucionar esta situación, podamos usar la regla de los tercios. La regla de los tercios es un sistema para distribuir los objetos dentro de una imagen. Divide la imagen en nueve partes iguales imaginarias, a través de dos líneas paralelas en horizontal y dos líneas paralelas en vertical. Para distribuir los objetos vamos a tener en cuenta los cuatro puntos en que se cruzan estas líneas. La intersección de estas líneas crean cuatro puntos que se llaman "Puntos fuertes o áureos", que son los puntos donde deberíamos situar los elementos principales aportando equilibrio y dinamismo. Si cuando realizamos la composición sólo hay un motivo de interés, un elemento que queramos destacar sobre los demás, es recomendable situarlo en uno de los cuatro puntos en vez de hacerlo directamente en el centro de la composición. Si hay dos puntos de interés, podemos buscar dos de los cuatro puntos en direcciones opuestas formando una diagonal y así damos un mayor dinamismo y un equilibrio a toda la composición. Esa técnica, además, el uso de la regla de los tercios, es una técnica muy empleada actualmente dentro del campo del diseño, la fotografía e incluso el cine. Un ejemplo de un fotograma capturado de una famosa película, en la que se aplica la regla de los tercios para ubicar al protagonista de la escena, en uno de los puntos justo donde yo decía antes. Se cruzan las líneas que dividen la imagen en cuatro puntos, bueno, pues estamos ubicando al protagonista justo en uno de ellos. Junto con el uso de la escala, la imagen ahora tiene mucha más fuerza y tensión. Lo que voy a hacer ahora es mostrar un pequeño truco para que podamos aplicar la regla de los tercios de una manera muy rápida dentro de nuestras composiciones. Lo que he hecho es abrir el navegador, buscar una imagen cualquiera, bueno, en este caso en formato vertical, una fotografía. La voy a copiar y la voy a llevar dentro de Photoshop. Voy a crear un documento nuevo. Voy a pegar directamente la fotografía y lo que voy a hacer es pensar que esto sería, pues, la imagen base, la ilustración de un póster que voy a crear. Y quiero aplicar sobre él, la regla de los tercios de una manera muy rápida, que me sirva para, bueno, equilibrar y aportar dinamismo a mi composición. Podría empezar a crear diferentes reglas horizontales y verticales, midiendo el tamaño del documento, pero hay una manera mucho más rápida y sencilla de ver que estoy equilibrándolo todo y es mediante el uso de la herramienta de recorte. También tenemos el atajo de teclado, la herramienta que tenemos aquí. Basta con hacer clic encima del documento, para que automáticamente, si tenemos las opciones que tiene Photoshop a nivel de proporción dentro de la herramienta de recortar, nos aparezca una cuadrícula. Aquí tenemos regla de los tercios marcada, en la que tenemos dos líneas horizontales, dos líneas verticales y tenemos aquí los cuatro puntos que son la intersección de estas líneas. ¿Qué es lo que tenemos realmente? Bueno, pues tenemos aplicado el diagrama que conforma la regla de los tercios. Con lo cual aquí tendríamos los cuatro puntos fuertes o cuatro puntos áureos, con los que tendríamos que empezar a trabajar para distribuir los elementos. Si tenemos sólo un punto de interés, un peso a nivel visual con mayor relevancia dentro de nuestra composición, bueno pues, podríamos colocarlo en uno de estos cuatro puntos. Y ya vemos que de hecho la fotografía que hemos cogido para el ejemplo, ya coloca el elemento de mayor peso en uno de los puntos fuertes o puntos áureos. Este es un truco, un recurso muy rápido para poder aplicar o poder ver cómo quedaría la regla de los tercios dentro de nuestra composición sin necesidad de crear ningún tipo de regla adicional. Como cualquier recurso de proporciones que hemos visto hasta ahora, la regla de los tercios es simplemente una regla compositiva que nos ayuda a equilibrar nuestros diseños añadiendo dinamismo y tensión. Por supuesto, no es una ley por la que debamos guiarnos siempre. Es algo opcional. Es simplemente un recurso más que tenemos a nuestra disposición. Al final, somos nosotros como diseñadores los que tenemos que decidir qué es lo que mejor va a funcionar en el proyecto gráfico que estemos preparando.

Fundamentos del diseño: Composición

Aprende conceptos y principios básicos que te servirán para crear una composición exitosa desde el momento en que tengas una idea clara y un mensaje a transmitir.

2:17 horas (30 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.