El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Comunicación interpersonal

La prueba de defender tu idea

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
A través de un ejemplo sencillo veremos que, aunque a veces lo creamos, no tenemos por qué perder por completo nuestra forma de comunicar para adaptarnos a la de otros, pero sí podemos mejorar nuestra técnica.

Transcripción

Voy a ilustrar lo que acabo de decir, en un minuto. Tomemos la idea de la prueba: en esta conversación que tienes con tu amigo, en un segundo plano está la idea de que cada uno debe probar que sus palabras se corresponden con la realidad, y probamos las cosas con hechos, hechos objetivos, ¿no? Es como un proceso legal: para decidir si el acusado es culpable o inocente hay que aportar pruebas materiales y tangibles, lo ideal es tener, por ejemplo, una prueba de ADN, eso sí es tangible. Entonces, si en tu conversación pruebas que tienes razón con argumentos irrefutables, habrás ganado totalmente y todo será maravilloso, ganarás la medalla de oro. Pero si lo piensas, incluso en el contexto de la justicia, ¿qué es una prueba? ¿Hay un jurado, no? Y ha de tomar una decisión. Se reúnen, discuten, argumentan, no están de acuerdo, incluso si durante el proceso les hemos presentado todas las pruebas materiales. Quizás algunos jurados tienen una impresión ya del acusado o quizás tienen dudas. Al final, con prueba o sin ella, son personas que toman una decisión más o menos objetiva. Es, si lo conoces, el tema de la película "Doce hombres sin piedad", la primera película de Sidney Lumet, con Henry Fonda, que se desarrolla por completo durante las deliberaciones de un jurado de doce hombres. Once de ellos piensan que el acusado es culpable, el duodécimo tiene sus dudas y poco a poco consigue sembrar la duda en el resto. Es una película interesante que muestra que los medios sociales y los prejuicios influyen en las opiniones, las creencias de cada uno, y que a menudo tomamos nuestras creencias por hechos. Es un mecanismo psicológico del que hablaremos de nuevo. ¿A dónde quiero llegar? Si a ti lo que te interesa y motiva son los valores, los principios, si lo que quieres defender es una manera de ser y de vivir y no un pensamiento económico, analítico, calmado y razonado de la vida, ¿por qué no comunicarlo así? Si reconoces esto, si lo aceptas en ti, esto hace que el discurso sea más claro, estarás más satisfecho, más de acuerdo contigo mismo. Quizás en esta conversación con tu amigo, te dejas arrastrar por su manera de comunicar basada en argumentaciones, en una actitud más objetiva, una utilización de conceptos, de cifras. Quizás te hayas dejado arrastrar porque piensas que es de esta manera y solo de esta manera como conseguimos defender las ideas o al menos que es así como podemos convencer, porque en nuestra sociedad valoramos la ciencia y la razón, pero ¿es acaso irracional querer defender los valores, las ideas, sin proporcionar una demostración científica? ¿Es inadmisible? Sin duda, es mejor cuando podemos aportar elementos de razonamiento, pero mira lo que pasa: tu interlocutor cita expertos, artículos, sondeos, pero puede que evite, con cuidado, citar a otros contradictorios, que ha olvidado o que no conoce. Utiliza también argumentos que son cuando menos sospechosos: "Todos los economistas dicen que..." ¿Todos?, ¿todos? ¿Cómo lo sabe? ¿Ha buscado todos los economistas en las páginas amarillas y los ha llamado personalmente? ¿Ha obtenido una respuesta unánime? Sabes que es imposible. De hecho, si quieres seguir los debates entre expertos, en general tienen opiniones contrarias, sobre todo en economía, porque no es realmente una ciencia exacta, si no ya hace tiempo que habríamos resuelto todos nuestros problemas. Lo que quiero decir con todo esto es que lo que cuenta no es adaptarse a la forma de comunicación porque creamos que es la correcta, no necesitamos verdaderamente plegarnos a las formas que son ajenas a nosotros. Si lo hacemos, nos sentiremos mal, no nos sentiremos satisfechos, y lo peor: no seremos capaces, esto no será eficaz. Comunicar quiere decir, en primer lugar, ser uno mismo y triunfar aplicando un saber, unas técnicas que nos lleven a ser más uno mismo y a estar aún más de acuerdo con nosotros mismos.

Comunicación interpersonal

Aprende a comunicarte de una manera eficaz, para lo que es importante tanto expresarse bien como interpretar las respuestas y reacciones de nuestro interlocutor.

Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:20/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.