Gestión empresarial: Trucos semanales

La política en la vida empresarial

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1267 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En esta serie semanal, Todd Dewett comparte contigo los trucos que aplican muchos gestores respetados y motivados para forjar buenas relaciones, abordar situaciones complicadas y hacer que su negocio prospere. Cada semana lanzaremos dos trucos. Veremos temas como evitar la temida microadministración, gestionar ambientes multigeneracionales, aprender a escuchar activamente y conocer las políticas de tu organización. Síguenos cada miércoles para descubrir más consejos.
02:27
  Añadir a marcadores

Transcripción

La política no es una palabra sucia. Es un juego en el que se puede jugar sucio pero no es inherentemente mala. De hecho, es todo lo contrario. La política enmpresarial es normal, lógica y útil. Si evitas la política en el trabajo, tu carrera sufrirá. Di deseas ser un profesional eficaz o aspiras a ser un buen líder, no debes evitar la política en la oficina. El objetivo es saber cómo involucrarse en el proceso político de forma ética y fructífera. Pero cuidado. La política en el trabajo tiene mala fama porque algunos empleados son corruptos, manipuladores y deshonestos. Ellos merecen la mala fama, pero no tú. Tú serás parte positiva de la política de la organización, dominando tres tácticas básicas. Primero, aprende a identificar lo que piensan los demás sobre un problema importante. No esperes a las reuniones generales para saber qué opinan. ¡Sal de la oficina! Visita las oficinas de tus colegas, charla con la gente de la cafetería y en los pasillos. ¡Muestra integridad y sé positivo! Pero habla de los acontecimientos importantes del trabajo para poder estar informado. Prueba esto: si estás haciendo lo correcto nunca te sorprenderá lo que alguien diga en una reunión. Segundo, aprende a elegir tus batallas. No puedes ganar cada discusión y tampoco hacer que el equipo apoye todas tus posturas al tomar decisiones. Tienes una cantidad limitada de capital de reputación que puedes gastar en cualquier tema. Quiero que veas tu reputación como una inversión. Debes ser astuto al invertir tu dinero. No puedes jugártelo todo a una sola carta. Eso se aplica tanto en inversiones como en decisiones laborales. Y tercero, halla formas de ayudar a otros a lograr sus objetivos. Ayudar a alguien del trabajo a tener éxito, es astuto por dos razones. Primero, ayudar a los demás es lo correcto. Segundo, ayudar aumenta las posibilidades de que ellos te apoyen en el futuro. En esencia, son buenas inversiones. La política es natural e inevitable en la vida empresarial y puede ser muy útil si participas siempre positivamente y ves sus interacciones como inversiones.