El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Preproducción para animación 3D

La extensión del proyecto

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Una de las claves a la hora de asegurar la viabilidad de un proyecto es asegurar que su extensión esté proporcionada con respecto a los recursos de los que realmente disponemos. Calcular mal esta extensión suele producir proyectos interminables.

Transcripción

Permíteme ponerte un poco los pies en el suelo, hablando, antes de continuar, de la extensión del proyecto. Anteriormente hemos comentado la necesidad de tener una idea. Pero no hemos acotado la extensión de esa idea. Vamos a suponer un caso para que puedas entender mucho mejor de qué estoy hablando. Supongamos que voy a plantear una producción de animación. Y esta animación consiste en un asedio contra un castillo. De esta manera, por tanto, tengo un bando atacante y tengo un bando defensor. Y cada uno de los dos bandos dispone de diez tipos de combatientes. Diez tipos diferentes que luego voy a multiplicar con lo cual imagínate al final, pues hay trescientos personajes en un bando, contra trescientos personajes en el otro. Y en cada uno de los bandos hay trescientos personajes, pero diez diferentes. Luego se repiten, se multiplican. Pero claro, es un asedio contra un castillo. Luego, hay que modelar, digamos, en este caso, veinte tipos de combatientes y luego hay que multiplicar hasta el número trescientos, pero también hay que modelar un castillo. Luego, además, tengamos en cuenta que la animación que voy a generar es de veinte minutos. Así que, con todo esto, digamos, ya tengo una idea: la idea de el asedio, la batalla contra un castillo. Trescientos atacantes, trescientos defensores. Y, además, sé que mi producción de animación, va a durar veinte minutos. Esto puede ser un cortometraje, puede ser las escenas de efectos especiales de una película, de un largometraje, puede ser muchas cosas. Pero ya tengo elementos en la pantalla como para poder preguntarme, ¿cuántas personas va haber en la producción? Porque si sé que tengo que modelar y animar, iluminar seiscientos personajes; y sé que tengo que hacer en un castillo, a partir de aquí lo que hago es decir, "bueno de qué recursos humanos dispongo para hacer esto". Porque imagínate que yo te digo, "somos dos personas para hacer todo este trabajo". Entonces, la siguiente pregunta es, "¿cuánto tiempo realmente va a tomar a esas, en este caso dos personas, para realizar esa tarea?". Es una tarea quizás titánica para dos personas. Dos personas pueden realizar una animación de seiscientos personajes contra un castillo, igual pueden, pero, ¿cuánto tiempo va a tomar esa producción? Igual hacen falta dos años para que dos personas completen todo ese trabajo. Y quizás dos años no es un tiempo admisible para una producción o para esa parte de la producción. O quizás no estoy trabajando con dos personas. Quizás hay doscientas personas involucradas en esta producción. Bueno, doscientas personas para animar seiscientos personajes contra un castillo, pues ya no serían dos años de producción. Igual serían dos, tres meses, no lo sé. Habría que estudiarlo. En definitiva, por tanto, lo que quiero decirte es que, hay un factor limitante que es los recursos de los que puedes disponer. Me gustaría decirte que esto es algo que podría ocurrir al final. Primero, vamos a dar rienda suelta a nuestra creatividad y luego más adelante ya recortaremos. Pero eso no funciona así porque yo no puedo crear una idea a partir de esa idea derivar una serie de documentación, involucrar a una serie de personas, en definitiva, gastar cierto tiempo, y luego darme cuenta de que todo eso no ha servido para nada, simplemente porque no tengo recursos como para llevar adelante esa idea. Por tanto, el estudio de la extensión, es un factor limitante y lo debe ser desde el principio. Como factor limitante, por tanto, debe estar justo después y, a veces, incluso, diría yo antes, que la propia idea creativa. Por tanto, y sin embargo, los recursos deben ser tenidos en cuenta a la hora de crear la idea. Por eso te digo que incluso sería planteable tener primero, en mente, los recursos y, luego, generar la idea, sabiendo que vas a generar ideas en base a los recursos que tienes. No vas a generar ideas que vas a llevar adelante que luego te vas a dar cuenta de que no son factibles. ¿De qué recursos estamos hablando todo el rato cuando hacemos referencia a los recursos que te hacen falta para llevar adelante una producción? Bueno, en primer lugar, lo más importante, los recursos humanos. Los recursos técnicos son secundarios. Los ordenadores, los programas, todo eso no importa. Importa mucho más los recursos humanos. En primer lugar, el primer factor limitante: ¿cuántas personas somos? ¿Somos dos personas, somos veinte personas o somos doscientas personas? Porque lo que puede tener la producción, la extensión de la producción, desde luego, va a estar muy limitada por este número. A continuación, ¿qué perfiles tienen los participantes en el proyecto? Digamos que somos diez personas. Bien, pero, ¿somo diez personas con años de experiencia en el sector de la producción 3D? O, ¿somos diez estudiantes que acaban de acabar una formación? Evidentemente, la extensión del proyecto no tiene nada que ver en un caso y en otro, porque la experiencia y el rendimiento de nuestros perfiles tampoco tienen nada que ver. O, quizás, por ejemplo, podríamos preguntarnos si alguno de nuestros participantes tiene mucha experiencia y, quizás, otros no tienen tanta experiencia. Y, en base a eso, podemos, en definitiva, especificar y podemos empezar a estimar hasta qué punto nos podemos meter en la producción, hasta qué extensión del proyecto realmente podemos abordar. A partir de aquí, empezamos a analizar las necesidades del proyecto. Sabiendo los recursos que tenemos, empezamos a realizar estimaciones, en primer lugar, globales. Si sabemos que somos dos personas en el proyecto, creo que está bastante claro, y si no lo está, debería estarlo, que difícilmente vamos a poder embarcarnos solo dos personas en un largometraje de hora y media. Sería muy difícil. ¿Vale? Por tanto, en primer lugar, consideraciones que afectan a la globalidad del proyecto. En segundo lugar, en base a la preproducción. ¿Qué quiere decir esto? Bueno si estoy trabajando yo solo en un proyecto, estamos trabajando dos personas, tres personas, quizás, en un proyecto, quizás nos conocemos mucho, quizás tenemos mucha confianza. Habrá unas necesidades de guión y de "story" y habrá otras necesidades diferentes si es una producción de doscientas personas. Si en la producción van a estar doscientas personas, el guión y el "storyboard" tiene que estar perfectamente marcado, porque coordinar a doscientas personas es mucho más difícil que coordinar a tres. En cuanto a la producción, tenemos también que especificar, en base a las personas que somos, cuáles son las fases de la producción. ¿Somos dos personas? Pues quizás, probablemente, vamos a hacer un poco de todo, dentro de producción. ¿Hay doscientas personas en la producción? ¿Hay cien personas? Bueno, probablemente ahí vamos a tener que hacer departamentos, vamos a tener que crear roles. Vamos a tener que crear jerarquías. Tienen que haber procesos de revisión. Tiene que haber un control mucho más férreo sobre la producción, que si somos únicamente tres personas, que al final probablemente nos conocemos, que al final probablemente vamos a hacer todos un poco de todo y, en definitiva, va a ser mucho más fácil coordinarnos. También, evidentemente vamos a tener que analizar, cuáles son las necesidades en cuanto a la postproducción. Vamos a, finalmente, ver cómo finalizamos el proceso, cuántas tomas hay que postproducir, quién va a hacer la edición. Tampoco es lo mismo hacer una postproducción para dos minutos de video, que hacer una postproducción para hora y media de largometraje. Y lo mismo ocurre con la edición de video. Finalmente, todos estos factores limitantes nos van a llevar al cálculo de el tiempo y el presupuesto. Y como yo suelo decir, la calculadora es la herramienta de diseño más importante. La calculadora es la que va a decidir si tu proyecto sale adelante o no sale adelante, quiero decir con esto que muchas veces todos pensamos que tener una buena idea es la clave para el éxito de una producción. Pues, no tanto. Realmente la clave del éxito de una producción es que la calculadora diga que los números salen, especialmente, cuando esa producción involucra a muchas personas. Así que, la extensión del proyecto nos debe permitir establecer una estimación de tiempo, pero el tiempo es oro. Si el proyecto es breve, estamos hablando de un cortometraje. Estamos hablando de un portafolio, el proyecto puede no requerir financiación, pero si el tiempo se extiende, la necesidad de financiación muchas veces verás que será inevitable. Por tanto, la creatividad está menos limitada que nuestros recursos. Quiere decir que si somos dos personas, somos dos personas. Y dos personas no podemos hacer el trabajo de doscientas personas. Eso es una limitación clara. Es una limitación concreta. Sin embargo, en cuanto a creatividad, seguro que estamos menos limitados. Podemos tener miles de ideas diferentes y, por tanto, seleccionar aquellas ideas que se adapten a nuestros recursos. Así que, finalmente, consideramos nuestros recursos y buscamos ideas que estén basadas, que estén adaptadas, que sean apropiadas para nuestros recursos y, por tanto, finalmente, vamos a evitar planificar proyectos irrealizables para los recursos que tenemos y darnos cuenta, demasiado tarde, de esta realidad.

Preproducción para animación 3D

Aprende a desarrollar un plan de preproducción para tus trabajos de animación, ya que es uno de los puntos más importantes y garantiza el éxito de tus producciones.

3:25 horas (32 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:5/01/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.