Cómo liderar a los millennials

Instantaneidad y tiempo real

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Hacemos un llamado de atención y una reflexión acerca de la importancia de utilizar formas y herramientas de comunicación que prevén la instantaneidad en los contactos con los millennials. Evaluamos caminos posibles de cambio.

Transcripción

Doy clases a "millennials" en universidades hace mucho tiempo. Por supuesto que, en los últimos años, cuando uno se para frente a la clase y mira a los alumnos, el panorama cambió muchísimo. Hemos pasado principalmente de cabezas en alto, curiosas y expectantes por oír lo que el profesor tenía para decir y en algunos casos con ganas de participar y aportar a miradas insertas en ordenadores o "notebooks", o, por lo menos, en los teléfonos móviles. Y ante ese cambio, hemos escuchado reiteradas veces la estrategia de hacerles dejar el móvil en la puerta de la clase antes de entrar. Ese es un camino, pero un camino que obliga a cambiar una forma de ser y hacer que está tan arraigada, que los "millennials", en la mayoría de los casos, responden con rebeldía, porque no quieren, ni la pueden dejar. En muchos casos, como vimos, hasta se trata de un vicio. ¿Por qué necesitan mirar el ordenador o el teléfono móvil? Por dos cuestiones principales: están acostumbrados a tener y comunicar por varias pantallas a la vez, pero también porque están acostumbrados a la instantaneidad y la inmediatez de todo. Algo que se logra, por supuesto, a través de estos dispositivos que les permiten trabajar e interactuar en tiempo real o "real time" con las personas que tienen alrededor, pero también con otra comunidad más extensa externa al lugar donde se encuentran con quienes comparten intereses. Miremos qué podemos hacer con la característica de los "millennials" que responden a todo en tiempo real. Como líderes o profesores de estos grupos, podemos tomar varios caminos. Ignorar cómo gestionan o interactúan con instantaneidad o inmediatez o tratar de buscar y adaptar nuestros viejos modelos a otros que sean más atractivos para los "millennials". Seguir la primera opción, seguramente, no será lo más tentador para ellos, pero, a veces, por la temática, la dinámica, el lugar o la tradición, no tenemos otra opción que seguir operando de la misma forma tradicional. Seguir la segunda opción es una alternativa de permitirnos crecer y evolucionar a nosotros mismos, aceptando nuevos usos y costumbres para nuestros procesos, aunque todavía no nos parezcan del todo bien y nos sintamos completamente cómodos innovando. Pero interactuar con los otros siempre requirió parte de nuestro esfuerzo para poder comprendernos, adaptarnos y colaborar de la mejor manera posible. Y, por supuesto, entre estas dos opciones existen matices con los cuales trabajar. Veamos algunos ejemplos. Les cuento dos casos concretos acerca de cómo la inmediatez impacta en cómo gestionamos algunos procesos. Este mes me tocó dar clases en una escuela de negocios prestigiosa. Mi curso era para alumnos que estaban cursando un "MBA" o una maestría en negocios de tiempo completo. Todos "millennials" que dejaron sus empleos para dedicarse a tiempo completo a la maestría. Su cabeza podía estar enfocada 100 % en los estudios, una especie de mundo ideal, para ellos y para los profesores. Si bien mi clase estaba planificada teniendo en cuenta las particularidades de los "millennials" y la inmediatez con la que les gusta trabajar; ellos fueron mucho más allá de la propuesta planteada. Si bien incluí varios ejercicios para que aprendieran haciendo de manera inmediata, ellos testeaban y buscaban, investigaban y miraban en el tiempo real en otras fuentes todos los conceptos compartidos. Era un curso de posicionamiento y visibilidad en internet, así que todas las ideas que se compartieron en el curso las iban implementando y probando en el momento. Lo cual generaba nuevas consultas, ideas y retroalimentación en el grupo. Cuando uno miraba la clase parecían estar todos en otro lado, en sus computadoras móviles, y, sin embargo, estaban todos absolutamente compenetrados con la temática y ejecutando lo que iban aprendiendo. Entre otras cosas, este accionar debería ayudarnos a replantear el sistema tradicional de educación separado en clases teóricas y prácticas. El deseo y la necesidad de accionar de manera inmediata, hará que la tensión en una clase 100 % teórica se disperse con mucha más facilidad que en el pasado. Cuando volvía de dar clases en la universidad, compartí viaje con Paz, coordinadora de programas internacionales de la escuela de negocios. No pudimos evitarlo y hablamos de los "millennials". Paz me comentó de los internos o pasantes que hacen sus primeras prácticas laborales en la universidad para ayudarla a gestionar los programas internacionales. Y compartiendo ideas de la inmediatez y el tiempo real, me comentó que después de intentar durante los últimos dos años que los pasantes trabajaran con ella a través del correo electrónico, decidió desistir y cambiar ella, adaptándose a la manera de comunicarse de los "millennials": a través de herramientas instantáneas. No adaptar la forma de comunicación a herramientas instantáneas generaba malestar en todo el equipo, no motivaba a los "millennials" a comunicarse y a trabajar, y les hacía perder el tiempo, que no tenían, intentando algo que no iba a suceder. Por supuesto, algunas cuestiones deberían ser enviadas aún por correo electrónico porque esa es la manera en que la institución decide seguir formalmente conectada. Pero todas las demás interacciones entre ellos suceden con otro tipo de herramientas. Estos ejemplos solo buscan compartir reflexiones y posibles caminos de acción frente a la innovación a nuevas formas de ser y hacer; los extremos nunca son buenos. No negar una realidad que está sucediendo, pero tampoco desestimar todo lo construido hasta el momento. Nos toca vivir un momento de transición, no solo tecnológica, sino especialmente generacional. Saber interpretar sus señales, revisar, ajustar, probar, volver a cambiar, es un ejercicio del día a día. Es parte de la cultura del ser "millennial" y nativo digital. Es parte de poder aprovechar todo nuestro conocimiento previo para poder acompañar a esta nueva generación, que necesita mucho acompañamiento, y de nuestra experiencia para sacar lo mejor de ellos. Es una oportunidad única para no desaprovechar. Te propongo ahora que pienses en algún proceso que te genere problemas con los "millennials" y para el cual creas que el problema es la inmediatez. Tómate un tiempo y piensa profundamente. ¿Puedes cambiar tu proceso? ¿Puedes hacerlo más amigable a los "millennials"? ¿Cómo lo cambiarías? ¿Por dónde comenzarías? Un ejercicio interesante para comenzar a innovar en la instantaneidad y la inmediatez.

Cómo liderar a los millennials

Aprende cómo liderar a los millennials conociendo sus características, necesidades y motivaciones, para lograr que estén felices y sean productivos en el trabajo.

2:17 horas (27 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:29/05/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.