El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Cómo administrar por objetivos

Implementa un proceso rápido de toma de decisiones

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Uno de los secretos de producir buenos resultados puede ser actuar rápido. Los gerentes tienden a dedicar más tiempo del recomendado para tomar decisiones, debido a su carga de trabajo, la procrastinación o un análisis excesivo. Lo ideal es decidir rápidamente sin añadir riesgos. Para ello vamos a ver una serie de pautas.
04:37

Transcripción

El secreto de producir resultados puede ser actuar rápido. Los gerentes tienden a dedicar más tiempo del recomendado para tomar decisiones, y es debido a una gran carga de trabajo, a la procrastinación y a un análisis excesivo. Lo ideal es decidir rápidamente sin añadir riesgos. La resolución de problemas y la toma de decisiones son diferentes. La resolución de problemas consiste en mejorar una situación inaceptable y la toma de decisiones se basa en elegir una opción y seguir adelante. Un proceso común de resolución de problemas contiene los siguientes pasos: encontrar el motivo, desarrollar alternativas, evaluar opciones, seleccionar una solución e implementar la solución. Para ir de un paso a otro necesitamos... Exacto, tomar una decisión entre varias opciones posibles. En ese momento pasamos al modo de análisis. Para ello se utilizan distintas herramientas, y aquí es donde se reduce la velocidad. El número de herramientas disponibles es impresionante: de enfoques manuales a herramientas de software que confían en las matemáticas. Hay muchas formas de calcular los datos. Las decisiones rápidas no se basan en cómo calcular, sino en asegurar que todo el proceso resulte en una buena solución y rápidamente. No todas las decisiones se pueden tomar en poco tiempo. Usa este enfoque sencillo con las decisiones urgentes y con grandes decisiones donde el precio de equivocarse sea modesto y no catastrófico. En otros casos, es más apropiado llevar a cabo un proceso más meditado y extenso. Para una toma de decisiones rápida vas a necesitar un campeón. En la toma de decisiones común, el equipo actúa como equipo, como compañeros iguales, pero para avanzar rápidamente, necesitas a una persona que esté a cargo de facilitar el proceso, que compruebe que los trabajadores están al tanto y contribuyen, que no se pierde el tiempo buscando la solución. Más adelante, será la persona responsable de la decisión, tenga éxito o no. Para la decisión en sí, este empleado es el líder. Los demás lo escucharán. A veces, el campeón será el jefe, y otras, un miembro del equipo, pero es un rol que se debería ir intercambiando. El siguiente paso es una evaluación y una selección rápidas. Empieza con un análisis pero sin basarte en datos. Simplemente usen su experiencia y su intuición como equipo. ¿Cuál es la mejor opción? ¿Cuál es el riesgo de equivocarse? Cuanto mayor sea el riesgo, más tendrás que profundizar en la toma de decisiones formal, pero no empieces con las herramientas formales. Pregúntate cuál es el tipo de análisis que puedes hacer para evaluar mejor las opciones. Luego, asigna ese análisis a la persona apropiada, que lo priorice, y dale una fecha. Cuando acabe, tendrás tu respuesta rápida. Si tu experiencia es suficiente, el equipo es superior a la media y el análisis es el adecuado, tomarás la decisión correcta la mayoría de veces. Después tienes que implementar y supervisar tu solución. Es más importante que la toma de decisiones, ya que tú y el equipo avanzaron rápido. Si es posible, prueba primero la solución. Impleméntala en un área limitada para contener los daños si la selección no fue sobresaliente. Por eso, muchas empresas de alimentación al por menor introducen los nuevos productos en zonas delimitadas. Por último, hayas probado la solución o no, implementa metodologías para recopilar información, de forma que el equipo pueda hacer correcciones si es necesario en días, no en semanas ni meses, como suele ocurrir. Cuanto antes digieras, valides y uses el feedback, mejor. La toma rápida de decisiones no es compleja. Solo hace falta sentido común, coraje y coordinación, pero vale la pena. Tomar decisiones rápidamente hace que tú y el equipo alcancen la meta antes que los demás.

Cómo administrar por objetivos

Aprende a cambiar tu mentalidad, desarrollar una cultura de motivación y rendición de cuentas, tomar decisiones que importen y mantener una excelencia continua en tu trabajo.

1:16 horas (19 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:30/11/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.