Aprende a ser asertivo

Identifica la actitud que tienes actualmente

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1107 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Que defiendas tus derechos o no depende de si crees que mereces defenderlos y de si estás contento contigo mismo como persona. Que defiendas los derechos de los demás y respetes sus puntos de vista depende de si crees que merecen tener esos derechos. Esta idea es esencial en la asertividad.
04:55

Transcripción

Hemos hablado de los derechos. Que los defiendas o no depende de si crees que mereces defenderlos. ¿Estás satisfecho contigo? Y que defiendas los derechos de los demás y respetes sus puntos de vista depende de si crees que merecen tener esos derechos. La idea de estar satisfecho contigo mismo es esencial en la asertividad. No hablamos de si crees que eres perfecto o mejor que los demás. Solo tienes que estar contento contigo como persona. Te mereces tener derechos y defenderlos. Piensa en esto. ¿Crees que eres una persona aceptable? También reflexiona sobre los demás. Tu punto de partida con otras personas ¿es que te caen bien o no? Para una relación, no será bueno que partas de que la otra persona no te cae bien. Podemos trazar una matriz de 2x2. En el eje vertical vamos a poner si te caes bien o no. «Bien» y «No». En el eje horizontal vamos a poner si te caen bien los demás. ¿Te suelen caer bien los demás o no? Si te fijas en las combinaciones, la parte superior izquierda es nuestro objetivo para que nuestras relaciones sean fructíferas. Los problemas empiezan en las otras casillas. Aquí creemos que somos buenos, al igual que los demás. Aquí está la asertividad y es nuestro objetivo. ¿Y qué pasa a la derecha? Crees que eres aceptable, pero la otra persona no. Es la casilla de la agresividad, y hay personas atraídas hacia esta casilla, que parten de la idea de que «La gente es idiota». Un ejemplo que me contaron sobre un hospital. Un doctor había examinado a su paciente y se lavó las manos. No encontró toallas, así que sacó la cortina, se secó las manos con ella, la tiró al suelo y dijo «¡Enfermera! ¡No hay toallas!» Eso es muy agresivo. Se cree que es la única persona inteligente y que el resto son idiotas. No es un buen punto de partida. Eso perjudicará sus relaciones. Cuando necesite la ayuda de otros, no estarán de su lado. No es un buen inicio. Las enfermeras, en esta situación, se ven en la parte inferior izquierda, la casilla de «No». Puede que estuvieran escondidas detrás de una camilla pensando «Hemos molestado al doctor». Y puede que pienses que no hay mucha gente que se posicione en la casilla de «No», pero la verdad es que sí. ¿Te gusta mirarte en el espejo? ¿Te gusta tu voz en el buzón de voz? A muchos no les gusta su apariencia o su voz, por no hablar de otras complejidades de su personalidad. El mundo nos empuja hacia la casilla de «No». En las revistas femeninas siempre hay gente guapa, retocada y de apariencia perfecta. Nos presionan para parecernos a la mujer o al hombre de la portada; también hay revistas masculinas. Es muy importante que estés a gusto contigo mismo y que tengas un mantra que diga «Nadie me va a empujar a esa casilla. Estoy bien. No soy perfecto, pero soy lo suficientemente bueno y el mundo no me va a decir que no lo soy. Yo decidiré si lo soy o no». Y hay otra casilla más. Esta es insostenible. No puedes posicionarte en ella. Muchos adolescentes empiezan en ella. No se sienten bien, tienen espinillas, no consiguen novia; todo es muy difícil. Y cuando empiezan a perder el respeto por sus padres y descubren que tampoco tienen la respuesta, se van moviendo hacia la casilla de la derecha. El problema es que no hay nada a lo que aferrarse. Todo está mal. La teoría dice que saldrán, o bien hacia la caja de la agresividad; «Todos son idiotas. Nadie me entiende. No les gusta mi ropa. No tienen mi gusto musical»; o volverán a la casilla de la depresión «No soy lo suficientemente bueno». Vayan a la que vayan, deberían encontrar su camino hacia la casilla superior izquierda; creer que no están tan mal y que el mundo no está tan mal, y seguir con su vida. Piensa en qué casilla estás ahora. ¿No te sientes a gusto contigo o asumes que los demás se equivocan? Espero que estés en la casilla superior izquierda, a gusto contigo y con los demás. Tú decides si estás a gusto. Nadie puede empujarte a la casilla del «No».

Aprende a ser asertivo

Aprende qué significa la asertividad, en qué se diferencia de la agresión y cómo evitar respuestas violentas siendo asertivo gracias a técnicas específicas que podrás aplicar.

53 min (17 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Solo para suscriptores
Fecha de publicación:29/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.