Office 365: Outlook para Mac esencial

Gestionar firmas de correo electrónico

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1264 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Para que te puedas centrar en el contenido, las firmas de correo electrónico te identifican cuando lo envías e incluyen información adicional y de contacto, además de que las podrás usar de forma creativa para añadir saludos y despedidas.
03:52

Transcripción

(silencio) Vamos a gestionar las firmas porque son importantes. Entonces iremos a Preferencias Firmas y ya tenemos aquí nuestras firmas. Vamos a elegir también firmas predeterminadas, las que se van a utilizar para una cuenta específica. Entonces yo puedo añadir las diferentes firmas para cada cuenta. Vemos cómo cambian los Mensajes nuevos. Entonces yo lo que tengo que hacer es crear mis propias firmas y eso es muy sencillo. Yo tengo aquí una firma predeterminada que son estas dos rayitas. Bueno pues, lo que vamos a hacer es ampliar un poquito estas rayitas, por ejemplo para indicar que es el final de correo y empezaremos a añadir. Generalmente, ¿qué añadimos? Nuestros datos de contacto. “Carlos Burges Ruiz de Gopegui”. Por ejemplo, nuestra cuenta de Twitter. Un correo electrónico. El correo electrónico que hayamos utilizado específicamente o que vayamos a utilizar para esta cuenta. Una serie de datos adicionales. No es conveniente añadir imágenes por la simple y sencilla razón de que si vas a mantener mucha correspondencia con una serie de personas, vas a acabar saturándoles el espacio de almacenamiento con una imagen con un correo, otra imagen con otro correo, con otra imagen con otro correo. Así que es conveniente no añadir imágenes a las firmas de correo electrónico. Directamente ya tenemos nuestra primera firma, es la firma estándar pero puedo crear tantas firmas como me interese, con lo cual yo podré asignar, por ejemplo tengo esta firma sin título. Hago doble clic sobre ella y le digo “Personal” y añado una serie de rayitas y añado los correspondientes datos de la firma. Pues por ejemplo aquí solo quiero la cuenta de Twitter. A partir de este momento yo puedo definir, por ejemplo para la cuenta Outlook, que los mensajes nuevos se envíen con la estándar y las respuestas y los reenvíos de correo con la Personal. Utiliza esta política para que las diferentes respuestas como una firma muy amplia, que puede ser una firma de primer contacto o una firma de mensaje nuevo, no resulte tan incómoda cuando se inicia una conversación y la firma no acabe ocupando demasiado espacio en el correo electrónico. Vamos a añadir un buen truco. A mí me gusta añadir “Hola” en la firma y además añadir “Un saludo” con la despedida y dejar un espacio para el correo electrónico. Entonces, por ejemplo vamos a elegir la cuenta de iCloud y vamos a decir que los Mensajes nuevos son con Personal. De acuerdo, ya tenemos la firma, vengo aquí, le digo Nuevo correo electrónico. Es desde la cuenta de iCloud. Vemos cómo cambia la firma y yo lo que tengo hecho ya aquí directamente es el saludo y la despedida, con lo cual solo tengo que empezar aquí a escribir mi correo electrónico. Puedo eliminar los dos espacios de la parte superior pero ya no tengo que escribir ni el saludo ni la despedida. Simplemente me centro específicamente en las opciones de correo electrónico. La gestión de firmas, generalmente tendrás varias firmas en función de tus necesidades laborales, personales, laborales pero más recortadas o incluso respectivas a ciertos proyectos. Cuando creas ese nuevo correo electrónico, puedes también cambiar esa firma. Puedes en un momento determinado modificar las firmas o elegir la firma estándar y automáticamente cambia el correo electrónico esa firma estándar que tú has añadido. (silencio)

Office 365: Outlook para Mac esencial

Gestiona tus buzones de correo electrónico en tu Mac con Outlook 365, y aprende como ordenar, filtrar y gestionar agendas o calendarios, entre otras muchas actividades.

1:52 horas (42 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Fecha de publicación:17/10/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.