Vamos a actualizar nuestra Política de privacidad próximamente. Te recomendamos consultar el avance.

Migración de Windows a macOS

Gestión de ventanas

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1288 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Al igual que Windows, el Mac tiene su propia manera de gestionar las ventanas adaptada a las opciones propias del interfaz de OS X / MacOS, con sus propias barras de herramientas, accesos directos, modos de ordenación y más.
06:30

Transcripción

Vamos a gestionar ventanas en el Finder, que es una tarea que vas a realizar con mucha frecuencia. Vamos a crear una nueva ventana del Finder y esta ventana tiene una serie de características: la barra lateral ya la conoces y los elementos de interfaz que te permiten cerrarla, ocultarla o modificar su tamaño para ponerla a pantalla completa. Están disponibles no en la esquina superior derecha, sino en la esquina superior izquierda. El botón rojo te permite cerrar la ventana. El botón amarillo con el símbolo menos te permite ocultar la ventana directamente en el Dock –tendrás que hacer clic en ella para devolverla al escritorio–. Y el botón verde te permite poner esa ventana a pantalla completa. Este set de botones, de hecho, está disponible también para las aplicaciones y te permitirá cerrar la ventana de un documento o incluso la aplicación, ocultarla en el Dock o ponerla a pantalla completa. Cuando has accedido a pantalla completa, simplemente acerca el cursor a la parte superior, te aparecerá la barra de menús y haz clic otra vez en el icono verde para devolver la ventana a su estado normal. A la hora de redimensionar ventanas, puedes trabajar con cualquiera de los bordes de la misma. El cursor cambiará y te permitirá hacer más grande o más pequeña esta ventana. Con Mac OS, muchos elementos del interfaz se mostrarán o se ocultarán de forma dinámica al hacer más grandes o más pequeñas estas ventanas. Puedes hacer más grandes o más pequeñas estas ventanas también desde las correspondientes esquinas. Y para desplazar una ventana, haz clic en la parte superior y muévela. Vamos a jugar ahora con las diferentes teclas modificadoras. De hecho, puedo definir dónde está esta carpeta en concreto. Por ejemplo, haciendo clic yo tengo aquí la carpeta de'Vídeos'y si pulso la tecla Comando tengo una lista en el icono Proxy –es ese icono que está en la parte superior–, tengo la lista de las carpetas que marcan la ruta en donde está la carpeta, por ejemplo'Vídeos'. Después si utilizo las teclas modificadoras, puedo trabajar con las ventanas de forma que, por ejemplo, si pulso Mayúsculas, la ventana será más grande o más pequeña de forma proporcional. Si pulso la tecla Opción, se hará más grande o más pequeña solo de forma horizontal y de esta forma puedo rápidamente trabajar y redimensionar las ventanas en función de mis intereses. La barra de herramientas de la ventana del Finder te permite trabajar con diferentes modos de visualización o incluso navegar adelante y atrás por las diferentes carpetas en las que has estado trabajando. Así que si yo pulso aquí, volvería a todos mis archivos o navegaría de nuevo a la carpeta'Vídeos'y así voy navegando por diferentes carpetas y devolviendo a esas mismas ubicaciones. Esta barra me permite realizar no solo métodos o formas de organización de los contenidos, sino que también me permite realizar ciertas acciones a través de este menú, como abrir una pestaña nueva, y me permitirá organizar los diferentes archivos que hay en su interior, mostrar las opciones de visualización, mostrar criterios de búsqueda... Y en función de si tengo archivos –por ejemplo voy a crear aquí una nueva carpeta, voy a ir a la carpeta de'Vídeos'y voy a crear una nueva carpeta–, cuando tenga un archivo seleccionado me permitirá compartirlo con otras personas o etiquetarlo y añadirle una etiqueta. El campo de búsqueda es omnipresente en todas las barras de herramientas de las ventanas del Finder que hayas creado. Y la experiencia, esta experiencia de ventanas, se puede personalizar. De hecho, puedes hacer clic con el botón alternativo del ratón o el gesto con dos dedos en el trackpad para personalizar la barra de herramientas. Aquí tienes una serie de iconos que te permitirán realizar acciones específicas, por ejemplo puedes añadir un icono para crear una nueva carpeta, puedes añadir un espacio, puedes eliminar elementos que no te interese que estén allí porque no los vas a utilizar, por ejemplo, este sistema de visualización lo eliminamos y pinchamos y arrastramos y desaparece. Y si quieres recuperar el estado estándar de todas las ventanas, simplemente arrastras el conjunto por omisión, lo situas encima y se volverá a recuperar el estado inicial de esos elementos. Puedes definir además que se muestren solo como iconos, iconos y texto o solo texto. Una vez hayas terminado, puedes pulsar Aceptar. Pero vamos a aprender un par de trucos más. Voy a crear una nueva ventana del Finder y voy a ir a mi ordenador: Macintosh HD, Aplicaciones, y voy a arrastrar una aplicación, por ejemplo Mail, el gestor de correos, y vemos como me aparece un pequeño icono más. Esto me permite arrastrar aplicaciones, pero también por ejemplo carpetas o archivos a esta barra de menús, de forma que puedo personalizarla a mi gusto. Voy a decirle que se muestre solo como iconos. Y en el momento en que yo haya personalizado esta barra de menús, cualquier nueva ventana del Finder me va a mostrar esas características. De nuevo para recuperar el estado inicial, solicito la personalización, pincho y arrastro y de nuevo tendré mi ventana del Finder, tal como estaba cuando yo inicié por vez primera el sistema.

Migración de Windows a macOS

Da el salto de Windows a Mac sin temor a perder tiempo, centrándonos en cada punto importante del sistema operativo para adaptarte al ambiente Mac de forma rápida y productiva.

3:15 horas (50 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:5/05/2017

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.