Fundamentos del diseño: Composición

Formas y líneas para guiar al usuario

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1202 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Analizaremos formas básicas y su impacto sobre el diseño compositivo, entendiendo la teoría detrás de cómo funciona nuestro sistema visual reconociendo formas, completándolas y empleando líneas guía para la difusión de un mensaje gráfico.
06:44

Transcripción

Cuando centramos nuestra atención y miramos atentamente una forma, lo primero que hacemos de manera inconsciente es darle una forma y asociarla a algo que nosotros conozcamos. Reconocer líneas y formas es una herramienta con la que contamos desde que nacemos, y que vamos mejorando con el tiempo y la práctica. ¿Qué es lo que pasa cuando miramos una imagen? Nosotros como diseñadores, tenemos que entender realmente qué es lo que ocurre. La claridad y legibilidad son dos atributos súper importantes. Lo que ocurre es que nosotros buscamos patrones y formas básicas, las reconocemos, por más claramente reconocibles. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que es sorprendente saber la cantidad de cosas que somos capaces de reconocer con muy poca información. Es decir, cuando completamos formas extrañas. Cuando no tenemos toda la información, nosotros rellenamos los huecos vacíos. No sé vosotros, pero en esta imagen que tengo ahora mismo en pantalla, pues falta mucha información visual. Sin embargo, yo soy capaz de reconocer elementos como, por ejemplo, una rueda, una copa, unos árboles, una flecha, e incluso puedo imaginarme otros elementos, como una casa, o incluso un sobre. Lo que estoy haciendo es ver esas formas y líneas y asignarles un significado. El éxito comunicativo de nuestra composición, radica en lo sencillo que puede ser resolver el puzle con un mínimo de información. En este ejemplo, estoy seguro que somos capaces de escribir completamente los titulares de los carteles. Lo curioso, es que no los estamos viendo al completo. Entonces, ¿cómo es esto posible? Este es otro ejemplo más de cómo las formas y las líneas nos ayudan a completar el mensaje guiándonos. En este caso, además, es bastante probable que la elección tipográfica esté ayudando mucho a la legibilidad del mensaje. Es muy sencillo intuir las partes de las letras que no vemos. Anteriormente, decía que analizamos la imagen que vemos intentamos reconocer formas básicas y formas reconocibles. En ocasiones, la comunicación visual juega con ello para plantearnos retos visuales. Yo creo que todos estamos viendo una letra A en esta pantalla, ¿verdad? Reconozcamos mejor o peor, lo que vemos en la imagen siempre terminamos unificando la información, la completamos y le damos significado, sea el correcto o no lo sea. Sabiendo estas peculiaridades que tenemos a la hora de reconocer la información visual, también podemos jugar con el receptor a la hora de transmitir un mensaje. Por ejemplo, si no tenemos toda la información visual nuestra mente trabaja para completar esa información. No hace falta que diga lo que no se está viendo en este cartel publicitario, pero todos estamos imaginándonos, ¿verdad? Bien, esto es gracias a cómo completamos la imagen con la información que no tenemos a través de las formas y las líneas imaginarias que vemos. En ocasiones, el hecho de que seamos capaces y que sepamos desde hace mucho tiempo cómo funcionamos, hace que podamos aprovechar estos desperfectos de nuestro sistema de reconocimiento para crear las famosas ilusiones ópticas que tanto tiempo llevan entre nosotros, y que, sin duda, crean un gran impacto a nivel visual. Además, son capaces de generar esa atracción con el receptor del mensaje. A veces, las formas o las líneas no son reconocibles, ni están incluidas de forma explícita en la imagen. Y esto es así, no para jugar con dobles sentidos ni nada, sino porque realmente no forman parte del juego de la imagen. Sino que son, más bien, el hilo conductor de la composición. En esta ocasión, esta línea diagonal imaginaria, es lo que consigue aportar fuerza y dinamismo a la composición. Y además, guían la vista de la persona que está viendo este cartel. Generalmente, las líneas diagonales o las composiciones en cruz, se emplean para aportar mucho dinamismo, como comentaba anteriormente, y darle además cierto toque dramático y de acción a la composición. Otro ejemplo. Un ejemplo de unas imágenes de una famosa serie de televisión, muy conocida. En estas composiciones fotográficas, podemos reconocer formas básicas y líneas, ¿verdad? Piénsalo durante unos segundos. En la composición de la izquierda, podemos definir claramente una línea horizontal donde todos los protagonistas cobran un mismo peso. Tienen la misma relevancia. En la imagen de la derecha, la composición es bien diferente. Podríamos ir un poco más allá, y pensar que esta segunda composición, es mucho más rica a nivel de significado. Sin llegar a desvelar nada de la trama, aunque haya pasado tanto tiempo, esta composición pone de manifiesto la gran diferencia en peso argumental que tenían unos personajes frente a otros. Queda claro, que el uso de líneas y formas otorga mucho valor a la composición. En este otro ejemplo, estamos empleando simplemente formas geométricas básicas para darle a la persona que está viendo esta imagen, la completa imagen de un atardecer. Formas básicas para crear una imagen que, a priori, pensamos que no podría ser posible empleando solo formas rectangulares y circulares. Es un ejemplo muy explícito del uso de formas y líneas en una composición, ¿verdad? Manteniendo la conversación sobre el uso de formas y líneas, me gustaría añadir que las líneas son un elemento que generalmente se emplea para definir secciones y diferentes jerarquías. Es muy común el uso de líneas en el diseño aplicado, por ejemplo, pues, al mundo de la restauración, donde podemos ver líneas de diferente grosor para marcar diferentes grados de importancia entre los diferentes elementos presentes. Usar siempre el mismo tipo de trazo, el mismo grosor, haría perder sentido estético y también haría perder dinamismo a toda la composición en general. Resumiendo, el uso de formas y líneas nos permiten aportar direccionalidad y sentido a una composición. Nos permiten darle un sentimiento, una emotividad. Y además, nos permiten establecer jerarquías. Todo esto, además, tanto de forma explícita como implícita. No tengas miedo a la hora de experimentar con el uso de formas básicas y líneas. No hay una fórmula mágica que dictamine qué es lo que está bien y qué es lo que está mal. Pero ten todo esto en cuenta a la hora de preparar tus diseños.

Fundamentos del diseño: Composición

Aprende conceptos y principios básicos que te servirán para crear una composición exitosa desde el momento en que tengas una idea clara y un mensaje a transmitir.

2:17 horas (30 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.