Cómo elaborar un plan de comunicación

Fijar los objetivos de nuestra estrategia de comunicación

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1152 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Si no trabajamos con unos objetivos fijados previamente, difícilmente podremos planificar unas acciones coherentes ni podremos valorar los resultados. En este vídeo veremos por qué y cómo debemos fijarlos de manera realista para desarrollar el plan.

Transcripción

La comunicación de la empresa no puede basarse en un conjunto de acciones llevadas a cabo sin objetivos claros. Los objetivos marcados nos indicarán qué queremos conseguir gracias a la comunicación y nos permitirán valorar posteriormente si los resultados han sido los esperados o no. Nos ayudan a dirigir los esfuerzos en una dirección concreta y a asignar los recursos en función de lo que queremos lograr y su relevancia. Si el equipo no tiene claro qué objetivos persigue, la elección de las acciones puede parecer o ser aleatoria y así será difícil verla como prioritaria. Cuando definimos los objetivos de comunicación, estos deben ir alineados con los objetivos empresariales o de negocio. Es más habitual de lo que puede parecer que cuando le preguntas al responsable de una empresa cuáles son sus objetivos la respuesta es vender más. Bien, si este es el caso, intentemos tener un poco más de información, y si no lo logramos tendremos que valorar nosotros mismos la situación actual y real de la empresa. ¿Es una empresa nueva o que acaba de aterrizar en el país procedente de fuera? ¿Tiene un recorrido previo local o internacional y ya tiene una imagen buena o mala? ¿La empresa ha cambiado y debe reposicionarse? ¿Está creciendo o por el contrario está de capa caída? ¿Tiene una fuerte competencia porque opera en un mercado maduro? O al revés, ¿es pionera en su campo? Esto nos ayudará a tener una visión de lo que puede tratar de conseguir la empresa, ya que no nos lo han dicho o no lo tienen claro y, por tanto, podremos orientar nuestros objetivos de comunicación. Habrá quien piense que esta situación no es habitual, que las empresas saben adónde van, pero muchas veces se mueven por inercia y tienen un espíritu de continuidad con lo que se ha ido haciendo hasta el momento. En otras ocasiones, los directivos saben hacia dónde quieren ir, cuáles son sus objetivos, pero no los plasman o no los definen. Pero este no debe ser nuestro modo de actuar en lo que nos ocupa, que es la comunicación. Nuestros objetivos tienen que estar claros, debemos saber qué vamos a hacer y por qué, y si nos desviamos del plan tendremos que valorar antes en qué medida afecta a nuestros objetivos, a nuestro posicionamiento, a la imagen de la empresa, etc. Los objetivos, para simplificar, tienen que ser "smart", que no solo significa 'inteligente' en inglés, sino que es un acrónimo que se usa para describir las cinco características que deben cumplir los objetivos. Originariamente, las palabras son en inglés también, pero en español las traduciríamos como: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y acotados en el tiempo. Específicos porque tienen que ser concretos, medibles para poder valorar los resultados, alcanzables porque debemos tener en cuenta las circunstancias de la empresa y los medios que tenemos para conseguirlos, relevantes porque deben ir alineados con los objetivos del negocio, y acotados en el tiempo porque deben limitarse a un periodo. Lo más conveniente es fijar 2 ó 3 objetivos más generales o macrobjetivos y cada uno dividirlo en microbjetivos más concretos. Otra opción al hacer el plan anual es fijar objetivos por etapas, pero seamos conscientes que la comunicación es un trabajo de día a día y lleva su tiempo, los objetivos no se alcanzan de un momento a otro.

Cómo elaborar un plan de comunicación

Aprende a desarrollar un plan de comunicación, a fijar tus objetivos, crear un mapa de públicos, plantear una estrategia y una serie de acciones que darán forma a tu plan.

1:07 horas (30 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.