El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Muse CC para diseño web responsivo

Exportación de imágenes a formato jpg

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
El formato jpg permite reproducir millones de colores, por lo cual es recomendado para imágenes que tengan detalles fotográficos como paisajes. No obstante, este formato no permite transparencias ni animaciones.
03:46

Transcripción

Los navegadores tienen un soporte limitado de formatos de imágenes. Típicamente soportan 3 formatos: JPG, GIF y PNG. Cada uno de estos formatos está orientado para un tipo de imágenes específico y tiene ventajas y desventajas. Esta imagen, por ejemplo, es una imagen que tiene detalles fotográficos. Para este tipo de imágenes es perfecto el formato JPG, ya que este permite reproducir hasta 16 millones de colores, además permite controlar el nivel de compresión que le vamos a aplicar a la imagen. A mayor compresión, menor calidad. Y a menor compresión, mayor calidad. Pero a mayor calidad tenemos un tamaño de archivo mayor, por ese motivo lo que nosotros hacemos cuando realizamos el proceso de compresión y optimización de la imagen es buscar un balance entre la calidad de la imagen y el tamaño de la misma. Voy a mostrarles el proceso de exportar a formato JPG. En Photoshop, bajo el menú Archivo, submenú Exportar, voy a seleccionar la opción Exportar como. Al seleccionar esta opción, obtenemos esta ventana de exportación, yo voy a cambiar el valor de escala a 100 %, para que mantengamos el tamaño, en este caso 480 por 320 pixeles. Ahora, en la parte superior derecha, vamos a encontrar en este menú desplegable los diferentes formatos que Photoshop permite utilizar en esta ventana de exportación: PNG, JPG, GIF y SVG. Ya les dije que el mejor formato para esta imagen es el formato JPG, porque permite reproducir estos detalles fotográficos o detalles tonales. La calidad está configurada en este momento a un 40 % y el tamaño del archivo es 30 KB. Vamos a aumentar esta calidad a un 90 % y lo que ocurre es que el tamaño de archivo aumenta a 123 KB. Recuerden, lo que nosotros hacemos en esta ventana es generar el mejor balance posible entre la calidad de la imagen y el peso de la misma. Vamos a reducir esta calidad a un 10 %, observen como en los detalles más suaves de la imagen tenemos un efecto de pixelamiento. Vamos a dejar nuevamente la calidad a un 40 %, mejora bastante el detalle y el tamaño de archivo queda en 30 KB. Vamos a decidir entonces que este porcentaje de calidad es el que vamos a utilizar para esta imagen en particular. Aunque en muchos flujos de trabajo es común definir un porcentaje de calidad para todas las imágenes de nuestro sitio web, lo ideal siempre es realizar esta evaluación a todas las imágenes de forma independiente, porque algunas imágenes pueden tener un nivel de detalle mucho mayor que hace que necesitemos un porcentaje de calidad mayor y también vamos a encontrar otras imágenes que pueden tolerar un nivel de calidad menor y, por el mismo motivo, vamos a poder realizar imágenes que tengan menos peso. Finalmente voy a hacer clic en el botón Exportar todo, defino la carpeta donde voy a guardar esta imagen –voy a guardarla en esta carpeta tmp–, Exportar y aquí tenemos nuestra imagen exportada a un tamaño de 31 KB. Recuerden, el formato JPG es un formato ideal para imágenes que tengan detalles fotográficos, como esta imagen que nosotros acabamos de procesar.

Muse CC para diseño web responsivo

Crea una web responsive sin escribir una sola línea de código gracias a Adobe Muse CC, la aplicación de la familia Adobe que te permite diseñar tu página de forma gráfica.

3:10 horas (41 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Software:
Fecha de publicación:15/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.