Aprende a ser asertivo

Evita la trampa pasivo-agresiva

¡Prueba gratis durante 10 días

nuestros 1105 cursos !

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
Existe una cuarta actitud dentro de la asertividad, la pasivo-agresiva, aunque se constituye como la peor combinación porque es una situación en la que todos pierden. Es muy tentadora. Debido a las sustancias químicas que tenemos en nuestra sangre, nos sentimos agresivos, pero no lo suficientemente asertivos para enfrentarnos a la persona con la que tenemos el problema.
02:52

Transcripción

Existe una combinación que aún no hemos visto, la pasivo-agresiva. Hemos visto la opción pasiva o sumisa, que son lo mismo; la agresiva; y la asertiva, la correcta. ¿Y qué pasa si no respetas los derechos de nadie, ni los tuyos ni los de los demás? Es una actitud pasivo-agresiva, la peor combinación. No es un punto medio. Todos pierden. Te daré un ejemplo, una historia que me contaron en un curso, y seguro que es real. Una mujer se había comprado un coche nuevo, barato pero nuevo, el primero que tenía, y estaba orgullosa. Manejó hasta el supermercado y aparcó al lado de un Rolls-Royce, que era de una señora refinada. Cuando la señora bajó de su coche, abolló con la puerta el lateral del coche nuevo. Las puertas de los Rolls-Royce pesan mucho. Esta señora ni se dio cuenta. Golpeó la puerta, bajó del coche y se fue al supermercado. Entonces, la del coche nuevo vio la abolladura. ¿Qué harías si te pasara a ti? Hay varias opciones. Podrías ser pasivo y pensar «Menuda suerte tengo». Podrías ser agresivo y gritarle a la mujer «¡Me has estropeado el coche!» La mejor opción es ser asertivo, acercarte a la mujer y decirle «Perdone, no se habrá dado cuenta, pero me ha abollado el coche. ¿Podría pagarlo?» Probablemente le parezca bien. La peor opción, la cuarta, es la pasivo-agresiva, que es lo que hizo esta señora. Con sus llaves rayó el Rolls-Royce de un lado a otro. Si lo piensas, todos salen perdiendo. Esto no ayuda a nadie. Su coche sigue teniendo una abolladura, y ahora el Rolls-Royce está también rayado. Está siendo agresiva, no contra la mujer, sino contra el coche, y eso no resuelve nada. La propietaria volverá, verá lo que le hicieron a su coche y no sabrá por qué. La opción pasivo-agresiva es muy tentadora. Debido a las sustancias químicas que tenemos en la sangre nos sentimos agresivos, y no somos lo suficientemente asertivos como para enfrentarnos a la persona, así que nos metemos con el coche. Un ejemplo común de actitud pasivo-agresiva es criticar a la gente a sus espaldas. Estás siendo agresivo con esa persona, pero pasivo, porque no te enfrentas a ella. Piensa si has sido pasivo-agresivo recientemente. ¿Es una tendencia que tienes? ¿Cuál sería la opción asertiva? ¿Qué sentirías al enfrentarte a la persona tranquilamente y decirle cómo te sientes y qué te gustaría que ocurriera?

Aprende a ser asertivo

Aprende qué significa la asertividad, en qué se diferencia de la agresión y cómo evitar respuestas violentas siendo asertivo gracias a técnicas específicas que podrás aplicar.

53 min (17 Videos)
Actualmente no hay comentarios.
 
Solo para suscriptores
Fecha de publicación:29/09/2016

Este curso video2brain está disponible como descarga y para ser visualizado online. ¡Pero no hace falta que decidas entre las dos opciones! Al comprar el curso, disfrutarás de ambas posibilidades.

La descarga te permite ver las lecciones sin estar conectado/a a internet y supone una navegación fácil y ágil entre capítulo y capítulo. Si vas a trabajar en diferentes ordenadores o si no quieres descargarte el curso completo, entra en la web con tus datos de acceso y disfruta directamente de tus vídeos online. Te deseamos que disfrutes de este curso y te resulte de mucha utilidad.

Estamos a tu disposición si tienes cualquier tipo de duda o pregunta.