El 14 de septiembre de 2017, publicamos una versión revisada de nuestra Política de privacidad. Tu uso continuado de video2brain.com significa que aceptas este documento revisado, por lo que te recomendamos que dediques unos minutos a leerlo y comprenderlo.

Gestión empresarial: Trucos semanales

Evita el burnout en el trabajo

Prueba ahora LinkedIn Learning sin cargo y sin compromiso.

Prueba gratis Mostrar modalidades de suscripción
En esta serie semanal, Todd Dewett comparte contigo los trucos que aplican muchos gestores respetados y motivados para forjar buenas relaciones, abordar situaciones complicadas y hacer que su negocio prospere. Cada semana lanzaremos dos trucos. Veremos temas como evitar la temida microadministración, gestionar ambientes multigeneracionales, aprender a escuchar activamente y conocer las políticas de tu organización. Síguenos cada miércoles para descubrir más consejos.
02:28
  Añadir a marcadores

Transcripción

Incluso, quienes trabajan en equipos increíbles y aman lo que hacen, pueden sucumbir al estrés excesivo, también llamado agotamiento. Se refiere al agotamiento emocional, mental y físico, debido al estrés y largas horas de trabajo. Observa a tu equipo y fíjate si ves alguno de estos signos de posible agotamiento. ¿Tus empleados dicen que no se sienten en control o que su trabajo no está siendo reconocido? ¿Escuchas quejas sobre demasiado trabajo y mayor presión? ¿Qué hay de los que se ven cansados todo el tiempo? Tal vez has visto más procrastinación o quejas. Si no actúas cuando veas estas señales y el agotamiento se acentúa, los resultados negativos afectarán todas las áreas de la vida laboral de tus empleados, incluyendo su vida personal. Eso no tiene que pasar; usa estos consejos para que estén motivados, pero sin agotamiento. El primero es el más importante, háblales, pregúntales cómo se sienten. Examina y pon atención a lo que dicen y cómo actúan, no creas que están bien, o a punto de hundirse. Obtén la respuesta con conversaciones sinceras. Luego, piensa en ir más lento, puedes ralentizar los proyectos y plazos ahora, o arriesgarte a tener que hacerlo más tarde, en el punto de quiebre del equipo. Vuelve a pensar sobre sus objetivos y proyectos. Cuando los priorices ¿hay alguno que pueda postergarse? Si el equipo está a punto de agotarse, cualquier respiro podría ayudarlo mucho. Finalmente, debes dar apoyo y recursos necesarios. Dar apoyo significa ayudar a tu equipo y a ti a estar conectados. Usa reuniones rápidas, correos de voz, e "e-mails" para compartir noticias y mantenerlos al tanto. También significa dar las gracias y decirles que su trabajo es importante. Las palabras sinceras y amables mantienen a la gente tranquila y centrada. Ahora en términos de recursos, pregúntate si puedes hacerles reír o ser más eficientes. Lo que hagas en ambos frentes es una barrera contra el agotamiento. Tu trabajo como líder es ayudar a que sean mejores, pero debes hacerlo sin agotarlos. Sigue estos consejos e impulsa tu equipo. Si quieres profundizar en este tema, consulta mi curso "Cómo gestionar equipos de trabajo".